domingo, 4 de diciembre de 2011

Soldados y ex combatientes de El Cenepa se integrarán a la cadena productiva

SOLDADOS Y EX COMBATIENTES DEL CENEPA SE INCORPORAN A LA CADENA PRODUCTIVA

El Ministerio de la Producción informó hoy que 170 soldados del departamento de Cusco y nueve ex combatientes de El Cenepa (Amazonas) recibieron capacitación con el objetivo de impulsar la formación de microempresas, y se integren a la cadena productiva y económica del país.

El ministro de la Producción, Kurt Burneo, dijo que los participantes recibieron capacitación integral por parte de profesionales del programa Mi Empresa, por lo que se les entrega los certificados de formación en el curso Elaboración de planes de Negocio para Micro y Pequeñas Empresas (Mypes).

Señaló que de esta manera el personal militar que durante dos años sirven a la patria, al momento de salir del cuartel podrá insertarse en actividades económicas con mayores oportunidades y conocimientos.

“Así, se fortalecerán las capacidades productivas de los soldados próximos a licenciarse”, explicó.

Señaló que con la participación de los nueve ex combatientes de El Cenepa en la capacitación se quiere ofrecer oportunidades de desarrollo y alejarse de la pobreza.

“Quién no recuerda el conflicto con Ecuador de 1995; esto nos trae a la memoria que han pasado 16 años desde que cientos de jóvenes soldados de las comunidades nativas awajún de El Cenepa lucharon para desalojar a tropas ecuatorianas de nuestra frontera”, mencionó.

Explicó que los referidos ex combatientes de El Cenepa asistentes fueron traídos hasta el Cusco para participar del mencionado curso, indicando que se trata de un proyecto piloto que consideró como un primer paso para salir de la pobreza.

Asimismo, comentó que se han encontrado diversas oportunidades productivas en la zona de El Cenepa, siendo estos identificados por funcionarios del Ministerio de la Producción, quienes arribaron semanas atrás a esta zona de frontera.

“Por ejemplo, tenemos el caso de la acuicultura que puede desarrollarse de gran manera y el Ministerio de la Producción continuará con el apoyo a estos héroes de la patria”, sostuvo.

Los 170 militares de la región Cusco capacitados forman parte del cuartel de la 5ta Brigada de Montaña del Ejército Peruano que realizan actualmente el servicio militar voluntario.

Burneo dijo que de esta manera el personal militar que durante dos años sirven a la patria, al momento de salir del cuartel podrá insertarse en actividades económicas con mayores oportunidades y conocimientos.

Perú. Cajamarca y su secuela

manifestacion contra conga

Por Gustavo Espinoza M. (*)

Aún no ha concluido el conflicto social que se originara en Cajamarca debido al proyecto minero “La Conga”, alentado por el consorcio Yanacocha; pero arroja ciertamente algunas lecciones en torno a las cuales vale la pena reflexionar. Veamos.

Lo primero que hay que decir es que hoy los conflictos sociales ocurren en el Perú en un marco distinto. Bajo el fujimorato se expresaban de manera soterrada como consecuencia del clima de intimidación impuesto por las autoridades de entonces. Con Toledo, asomaban como un aliento vigoroso, aunque disperso y confuso. Con García, derivaban en agudas tensiones que costaban sangre y muerte. Hoy, aparecen más maduros y organizados y, sobre todo, culminan con notables avances para el país y la ciudadanía.

Como en todos los casos, la derecha tradicional y la Mafia especularon en torno a estos conflictos a partir de dos formulaciones clásicas: la inversión minera amerita cualquier sacrificio, y la resistencia civil debe ser doblegada a cualquier precio. Imponer la voluntad de los consorcios foráneos y quebrar la oposiciones de las poblaciones a la acción depredadora de las empresas, constituía la primera responsabilidad del Estado, cuando no su primer deber.

Hoy, bajo el gobierno del presidente Humala, independientemente incluso de la voluntad de las autoridades, se ha impuesto el sentido común: nada se puede hacer en contra de la voluntad de un pueblo. Por encima de los intereses materiales de los inversores, está el habitad de la gente que no puede ser alterado por la fuerza, en detrimento de la vida y los intereses de terceros.

Un segundo elemento a considerar es que ahora las masas populares juegan un papel. Irrumpen en el escenario para espanto de los áulicos del Capital que maldicen su presencia pretendiendo mimetizarla con la ignorancia, el atraso, la inmovilidad y el miedo. Nada más lejos de la verdad. Ignorante no es quien lucha por la vida en el medio en el que habita, sino el que viene desde lejos a imponer un “modelo” de dominación basado en la riqueza de unos cuantos, y en la miseria de las grandes mayorías. El atraso no consiste en denunciar la contaminación y la sobre explotación; sino en creer que el oro que se extraiga de esa mina va generar progreso. Si así fuera, el Trapecio Andino sería la región más próspera del Perú y Cerro de Pasco el sinónimo del esplendor.

La inmovilidad social, es decir aquella que alienta la idea de que el pueblo simplemente debe trabajar y producir porque para pensar están hechos los gobernantes; y que, entonces, cualquier expresión de masas es fuente de desgobierno y subversión; resulta incompatible con cualquier proceso de cambio particularmente en una sociedad como la nuestra en la que la lucha de clases asoma a flor de piel y se expresa en duro combate por la subsistencia. Y el miedo acaba cuando la gente entiende que sacrificio rinde frutos y que su accionar combativo revierte en victorias tangibles; porque de frustraciones y derrotas está empedrado el camino del pasado, en tanto que en el horizonte se perfila un nuevo amanecer.

Un tercer considerando, tiene que ver con el rigor de la realidad. La fuerza de los hechos supera los esquemas y quiebra desvaríos: y afirma más bien el derrotero de aquellos que saben situar sus luchas en el escenario concreto en el que ellas se desarrollan. Tales lucha permiten el surgimiento de liderazgos legítimos, pero consolidan aquellos que la realidad impuso.

Esto, que es válido para muy diversas etapas, tiene enorme importancia de nuestra coyuntura. Ollanta Humala es, objetivamente, el líder del proceso social que hoy marcha en el Perú. Y lo es, quizá no por voluntad propia, ni por designación hecha por calificados personajes del escenario peruano; sino por la fuerza de las circunstancias. Y ejerce ese liderazgo en un contexto extremadamente complejo, procurando sacar al país de la crisis y al pueblo del marasmo en el que estuvo postrado largas décadas.

Si es él el líder, eso no hay que atribuirlo solamente a sus propios méritos –que los tiene-, sino también a la incapacidad y la inopia de otros caudillos menores que no quisieron, o no supieron, encontrar la fórmula que les permitiera cautivar multitudes y conducirlas en la lucha social. Es posible que algunos de estos tengan similares —o incluso mayores— “méritos históricos” que Humala- pero lo real es que no lograron en su momento ejercer el poder que captara la votación de multitudes, como ocurriera con el gobernante de hoy.

Y el peor error que podría cometer la izquierda peruana -y que algunos ya están cometiendo- es minar ese liderazgo. Cualquier fujimorista de pacotilla podría mostrar un cartel diciendo que Humala debiera ser “vacado por incapaz y por corrupto”, pero esa consigna no podría incorporarse al torrente de masas que luchan con toda propiedad contra proyectos mineros incompatibles con el interés nacional. Insultarlo con la idea de “empujarlo” al otro lado “para que al fin se desenmascare”, no es —parafraseando a Talleyrand— propiamente un crimen, pero si una estupidez.

El más sano y fraternal consejo que se podría dar a Patria Roja y sus líderes locales, regionales o nacionales; es que no se dejen ganar por la soberbia ni por la mezquindad. Y que no aporten “ni una ñisca” de su prestigio e influencia para debilitar el liderazgo de Humala que ciertamente pretende quebrar el plan del enemigo.

Y el cuarto factor tiene que ver ciertamente con eso: con la conducta del enemigo. Nuestra sociedad no es un remanso de dicha y de paz. No es cierto aquello que “todos los peruanos somos hermanos”, ni que “todos estamos unidos por el bien común”. Tampoco es cierto que “todos queremos el progreso del país”. Como en otras partes, aquí también hay explotadores y explotados. Gente que se enriquece con el sudor y la sangre de los demás. Personas que viven a la sombra de intereses foráneos y a quienes les apesta el pueblo y todas sus expresiones. Si alguien lo duda, que lea las columnas de Aldo Mariátegui sobre todo después de la suspensión del proyecto Conga; que vea el rictus de odio contenido que acompaña las expresiones de Cecilia Valenzuela; que exige con voz meliflua que Humala “limpie su entorno”; que capte en la TV, programas como “Rey con Barba”, o la “Hora N” de Jaime Althaus; que lea la ridìcula carta de Andrés Bedoya pidiendo a Obama que envíe al Perú sus Infantes de Marina para salvar Yanacocha, “como en Irak”...

Tendrá entonces una lección práctica de lo que constituye el odio de clase que se incuba y que se expresa a través de los sicofantes del Imperio. Pero podrá también oírlo en las palabras de Raúl Vargas, en Radio Programas, o leerlo en las páginas de “La Razón”, “Expreso” o incluso “El Komercio”, el libelo fujimorista de nuestro tiempo.

Son todos ellos los que buscan obsesivamente minar el liderazgo de Ollanta sabiendo que su entorno es débil, su partido es precario y su base social luce dispersa. Es en ese juego que hay que ver las denuncias contra Marisol Espinoza y Omar Chehade -Vice Presidentes de la República- y los ataques incesantes a la gestión oficial que fluyen por doquier y a cada instante en los medios de comunicación al servicio de la derecha y de la Mafia. Bien claro es, el hecho que, si por ventura, ellos tuvieran éxito en sus proyectos y Ollanta perdiera liderazgo y posiciones; este proyecto no avanzaría al socialismo —como subjetivamente quisieran algunos despistados o ingenuos— sino que volvería el país a ser el pasto de la corrupción y la barbarie.

Acontecimientos trágicos como los de Cañete- no son casuales. No hay que olvidar que la mano de la CIA estuvo en los bloqueos de carreteras en la antesala del golpe fascista contra Allende en el país del sur. Quienes querían un cadáver sobre la mesa para enrostrar al gobierno de Humala, ya lo tienen.

Debemos ser conscientes que hay millones de problemas en todos los segmentos y sectores de la vida nacional; millones de problemas dentro y fuera de la administración pública, el Partido del Gobierno, la estructura del Poder. Y que no existe aún en nuestro pueblo la conciencia que en la experiencia en marcha, el Perú está definiendo su destino; que aquí tenemos que jugarnos el todo por el todo. Vencer, y abrir paso al desarrollo y al progreso; o caer y sufrir otra vez, y por muy largo tiempo, a la odiosa dominación del Imperio. Nuestra tarea, en este marco, no es “apoyar” al gobierno ni “exigir” a Ollanta. Nuestro esfuerzo debe orientarse a ayudar a que el país marche; y que el pueblo y el gobierno, encaren y resuelvan sus problemas.

Y la suerte del Perú no será tan sólo la de un país. Es una región la que está en juego. Un progreso continental es el que asoma. Y una lucha heroica -y difícil- la que se proyecta en el marco de la II Independencia de nuestro continente (fin)

(*) Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera / http://nuestrabandera.lamula.pe

Antiguos escritos peruanos son Memoria del Mundo

La inscripción del “Libro Becerro” o “Protocolo Ambulante de los Conquistadores”, se debe al trabajo del Comité Peruano de Memoria del Mundo.

Antiguos escritos peruanos son Memoria del Mundo

Documentos peruanos inscritos como Memoria del Mundo. (Foto: Internet/Referencial)

Lima. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco), inscribió como Memoria del Mundo antiguos manuscritos e impresos del Perú, que datan de inicios del siglo XVI.

La Unesco, entregó a la Ministra de Cultura de Perú, los certificados de inscripción en el Registro de Memoria del Mundo de la Unesco, que consiste en los más antiguos documentos, manuscritos e impresos del Perú y América del Sur, en ceremonia realizada en el Museo de la Nación.

Estos documentos, al igual que otros 39 de 1584 y 1616, los conservan y protegen el Archivo General de la Nación y la Biblioteca Nacional del Perú. Estos tesoros trascienden el nivel internacional porque se tornan en patrimonio documental del mundo.

La inscripción, como Memoria del Mundo, del “Libro Becerro” o “Protocolo Ambulante de los Conquistadores” que data de 1532-1538, se debe al arduo trabajo del Comité Nacional Peruano de Memoria del Mundo, presidido por el Jefe del Archivo General de la Nación, Joseph Dager, al Ministerio de Cultura, el Ministerio de Educación y la Cancillería, a través de la Dirección de Promoción Cultural.

Así robaron "los menos corruptos de América Latina" a los peruanos en 1880

Por César Vásquez Bazán

Rapiña chilena levantó con todo: joyas de oro con perlas y diamantes; relojes, cadenas y anillos de oro con brillantes, rubíes y piedras preciosas; kilos de oro y plata para fundir...

Una organización denominada Transparencia Internacional informó el miércoles 30 de noviembre de 2011 que Chile es el país menos corrupto de América Latina.

Debo confesar que tuve dudas acerca de la veracidad de la afirmación al recordar los saqueos y robos que perpetraron los invasores chilenos en el Perú y Bolivia entre 1879 y 1884. Y es que la pregonada “menor corrupción de Chile en el año 2011” está basada, entre otros fundamentos, en el corrupto arrebato territorial de Tarapacá y Arica peruanos y el litoral boliviano, acciones perpetradas por los chilenos durante la Guerra del Salitre.

¿Cree usted, pensativo lector, que Chile hubiera podido sobrevivir económicamente hoy si no tuviera el cobre de Chuquicamata, que es cobre procedente del territorio boliviano de 1879? ¿Cree usted que Chile pudo haber afrontado económicamente los cincuenta años transcurridos entre 1880 y 1930 si no hubiera contado con el salitre de Tarapacá, es decir con la riqueza arrancada a los peruanos? La respuesta en ambos casos es negativa. Sin el salitre de Tarapacá y sin el cobre boliviano de Chuquicamata, Chile hubiera evolucionado de crisis fiscal en crisis fiscal, de crisis económica en crisis económica, de crisis social en crisis social, de crisis política en crisis política, lo que hubiera originado la existencia de un ambiente de corrupción generalizada.

Expresado a través de un ejemplo: el paco o policía chileno no recibe coimas no porque sea honrado per se sino porque está relativamente bien pagado, bien vestido y bien protegido por el Estado de Chile. Si el guardia saca los pies del plato, el sistema judicial se hará cargo de él. El Poder Judicial cuenta con magistrados y funcionarios adecuadamente preparados, en gran medida porque también están bien remunerados. Surge entonces la pregunta: ¿Qué actividad es la que permite tener policías y jueces bien pagados en Chile? ¿Qué actividad es la que financia hoy la policía y de la judicatura en Chile? No hay que investigar demasiado para encontrar que los recursos provienen de la minería del cobre. ¿Y dónde están ubicados los yacimientos cupríferos de los que provienen los recursos fiscales? Pues nada menos --¡qué casualidad!-- que en los territorios como Chuquicamata, arrebatados a Bolivia en 1879.

¿Y qué actividad financió ayer a la policía y la judicatura en Chile? Tampoco hay que estudiar mucho para determinar que los recursos se obtuvieron de la comercialización del salitre extraído de Tarapacá peruana.

El saqueo del Perú y Bolivia en la Guerra del Salitre como financiador de la “menor corrupción chilena en el año 2011”

En adición al robo territorial y de activos estatales perpetrado por Chile contra el Perú y Bolivia, hay que añadir los hurtos cometidos entre 1879 y 1884 por los representantes del Estado de Chile contra ciudadanos de ambas naciones.

A continuación podrá usted leer la descripción chilena de algunas de las raterías efectuadas por los invasores en territorio peruano, específicamente en Chiclayo, Monsefú y San Pedro, en el norte del país de los Incas. El cuadro de la corrupción estatal chilena de ayer está ilustrado por el documento oficial sureño titulado "Relación del contenido de los cajones con objetos tomados al enemigo, de que se ha hecho cargo el contador del trasporte nacional Itata". La citada Relación, fechada 30 de octubre de 1880, está firmada por Daniel Carrasco Albano, secretario general del merodeador chileno Patricio Lynch. Los efectos son recibidos por J. R. Lira, contador del transporte chileno Itata. Es necesario enfatizar que éste fue sólo uno de los muchísimos robos perpetrados por Chile en el Perú.

Tenga la amabilidad de revisar los documentos que acompañan este post, los mismos que provienen de fuente chilena y no de fuente peruana. Fue publicado en la página 869 del Boletín de la Guerra del Pacífico, libro impreso en 1979 en Santiago de Chile por la Editorial Andrés Bello.

Comprobará usted mismo el robo y asalto de los ciudadanos peruanos perpetrados por las pirañitas invasoras. Los muy pendencieros no perdonaron nada. Lea usted mismo la Relación. Metieron mano a todo: joyas de oro con perlas y diamantes, relojes, cadenas y anillos de oro con brillantes, rubíes y piedras preciosas, kilos de oro y plata para fundir... Por supuesto, los efectos incluidos en el documento son sólo algunos de los que se remitieron al Estado de Chile como participación fiscal en el saqueo del Perú. No figuran en la Relación los objetos valiosos que no fueron enviados a Santiago por constituir botín personal de los oficiales y soldados de Lynch.

La rapiña territorial y el hurto de los bienes peruanos produjeron los recursos para lograr la actual “menor corrupción chilena”. Sin embargo, la moralidad de hoy tiene como fundamento económico la mayor corrupción que puede darse en la vida internacional de los Estados. Es la corrupción de la rapiña territorial y el robo a mano armada en contra de los ciudadanos de los países invadidos por los salteadores capitaneados por Patricio Lynch.

Señores de Transparencia Internacional: No intenten burlarse de peruanos y bolivianos elaborando historias acerca de la supuesta “menor corrupción de Chile en América Latina”. Es como intentar explicar a los herederos de las víctimas de la Mafia que las empresas propiedad actual de dichos gángsteres constituyen ejemplo de honestidad, ética y pureza.

Obra citada

Boletín de la Guerra del Pacífico. 1979. Santiago: Editorial Andrés Bello, página 869.

Ver documento aquí.

Ver documento aquí.

Ver documento aquí.

Ver documento aquí.

Leer artículos relacionados

El saqueo de Lima y de la Biblioteca Nacional por el invasor chileno

Premeditación, alevosía y ventaja en el saqueo chileno de la Casa de la Moneda de Lima en 1881

Pistas del trasiego del hampa peruana a Chile

Más inversiones chilenas en el Perú para espiarnos

Así robaron los invasores de 1881 la Imprenta del Estado Peruano

http://cavb.blogspot.com/





Ratería y delincuencia flaite chilena desde siempre

fuego

Por César Vásquez Bazán

Decretos del atracador chileno Pedro Lagos Marchant autorizando el robo de la maquinaria de la Casa de la Moneda de Lima. Destino final de los equipos hurtados: Casa de la Moneda de Santiago.

Ver documento aquí

1. Saqueo y destrucción de Lima en 1881 por las fuerzas armadas chilenas.- Salvajismo y rapiña de los genocidas del sur
http://cavb.blogspot.com/2010/11/el-saqueo-de-lima-en-1881-por-las.html

2. Así robaron “los menos corruptos de América Latina” a los peruanos en 1880.- Rapiña chilena levantó con todo: joyas de oro con perlas y diamantes; relojes, cadenas y anillos de oro con brillantes, rubíes y piedras preciosas; kilos de oro y plata para fundir...

http://cavb.blogspot.com/2011/12/asi-robaron-los-menos-corruptos-de.html


3. El saqueo de la Biblioteca Nacional por el invasor chileno.- Escribe: Ricardo Palma
http://cavb.blogspot.com/2011/11/el-saqueo-de-lima-y-de-la-biblioteca.html


4. Documentos del gobierno chileno reconociendo el robo de libros de la Biblioteca Nacional del Perú.- También la sustracción de objetos científicos.- Publicamos textos originales del Diario Oficial de la República de Chile (22, 23, y 24 de agosto de 1881)
http://cavb.blogspot.com/2011/09/documentos-del-gobierno-de-chile.html


5. Así robaron los invasores de 1881 la Imprenta del Estado Peruano.- Por órdenes del gobierno chileno, Patrick Lynch sustrajo valioso equipo tipográfico.- Confiesa el hurto en su “Memoria”.- El gran faenón de los invasores del sur
http://cavb.blogspot.com/2011/09/asi-robaron-los-invasores-de-1881-la.html


6. El saqueo del Palacio de la Exposición de Lima, el gran faenón de los invasores chilenos en 1882.- Patrick Lynch firma decreto ordenando el robo y remisión a Santiago de obras como “Los Funerales de Atahualpa” y “La Libertad” del pintor Luis Montero
http://cavb.blogspot.com/2011/09/el-saqueo-del-palacio-de-la-exposicion.html


7. El Reloj de Pedro Ruiz Gallo en el Palacio de la Exposición de Lima.- Otro de los robos de Patrick Lynch y los invasores del sur en 1882.- El gran faenón chileno en el Perú
http://cavb.blogspot.com/2011/09/el-reloj-de-pedro-ruiz-gallo-en-el.html


8. Los invasores chilenos saquean Lima entre 1881 y 1884.- Se llevaron estatuas y bancos de mármol, el cañón de bronce de Ayacucho, árboles y arbustos del Jardín Botánico de Lima, los animales del Zoológico...
http://cavb.blogspot.com/2011/09/los-invasores-chilenos-saquean-lima.html


9. Premeditación, alevosía y ventaja en el saqueo chileno de la Casa de la Moneda de Lima en 1881.- El informe del invasor Federico Stuven proponiendo el envío a Chile de los equipos peruanos de amonedación
http://cavb.blogspot.com/2011/11/premeditacion-alevosia-y-ventaja-en-el.html


10. Militares chilenos del batallón “Victoria” robaron toda la maquinaria de la Casa de la Moneda de Lima.- Sucedió en abril de 1881 por órdenes del atracador Pedro Lagos Marchant

http://cavb.blogspot.com/2011/12/militares-chilenos-del-batallon.html


http://cavb.blogspot.com/

Artículos relacionados

Pistas del trasiego del hampa peruana a Chile

La diplomacia ladrona de Chile

Más inversiones chilenas en el Perú para espiarnos


Narcotráfico y fronteras

Por Alfredo Palacios Dongo

El pasado día 24 las Fuerzas Armadas de Brasil iniciaron un “Plan Estratégico de Fronteras” contra el tráfico de drogas y contrabando que abarcará 7,765 kilómetros en las fronteras con Perú, Bolivia y Paraguay, principalmente en la región amazónica, empleando 6,500 efectivos, 57 aviones, y 10 buques para control de ríos fronterizos. En Chile, han quintuplicado los recursos para el control del narcotráfico y han implementado, desde el 5 de octubre pasado, el “Plan Frontera Norte” para el control de sus tres regiones —Arica—Parinacota, Tarapacá y Antofagasta– fronterizas con Perú y Bolivia, habiendo adquirido aviones no tripulados israelíes (UAV) y aviones Cirrus SR-22 con equipamiento de visión nocturna.

radar 3d argentina

Uno de los 26 radares 3D en Santiago del Estero, Argentina, para control del narcotráfico y contrabando en su frontera con Bolivia, Brasil y Paraguay.

Argentina, inició el pasado 21 de julio su “Programa Escudo Norte” en la provincia de Santiago del Estero, con la instalación de 26 radares 3D para reforzar el control del narcotráfico y contrabando en su frontera con Brasil, Bolivia y Paraguay. Por su parte el gobierno boliviano proyecta instalar un sistema de radares en su frontera con Perú, Argentina y Brasil, además, ha adquirido ocho aviones K8 chinos para labores de interdicción antidrogas, y a pesar que según la ONU, Bolivia es el principal proveedor de cocaína en Sudamérica, sin embargo, una elevada proporción llega a este país desde Puno (Iñanbari-Tambopata), y de allí, es reorientada hacia Argentina, para finalmente ingresar a Brasil vía marítima.

Bajo este panorama, el Perú es el primer país productor mundial de cocaína (325 toneladas anuales), y, desde el Valle de los ríos Apurímac y Ene —VRAE— (región Ayacucho, Cusco y Junín), y los valles del Alto Huallaga (Monzón), la Convención y Lares (región Cusco), la selva central –Palcazu-Pichis-Pachitea– (región Pasco), e Iñambari-Tambopata (región Puno), el narcotráfico va extendiéndose peligrosamente hacia nuestras 5 fronteras y la costa norte. Por este motivo, la nueva estrategia antidrogas 2012-2016 —que debió presentarse en noviembre, según afirmaciones del primer ministro, Salomón Lerner— debería incluir el resguardo de nuestras fronteras y las vías marítima y fluvial, para reducir la salida de cocaína al exterior.

Para esta lucha, en que el narcotráfico mueve unos US$ 20,000 millones anuales, debería considerarse la implementación de un sistema de radares en puntos clave y rutas clandestinas de nuestras fronteras; la adquisición de aviones no tripulados (UAV); equipos y sistemas de control de última tecnología para los puestos fronterizos y de vigilancia, y control de contenedores; el establecimiento de sistemas operativos de interdicción aérea —que dejó de aplicarse desde el 2003— para detección de narco avionetas y localización de plantaciones, pozas de maceración y laboratorios, así como de interdicción marítima-aérea en el mar, ya que por esta vía sale al exterior más del 80% de la cocaína producida en nuestro país.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 3 de diciembre de 2011

El espionaje chileno en el Perú antes de la guerra

Al igual que ahora entre los chilenos residentes en el Perú hay espías y agentes que trabajan para una presunta “amistad” con el país ladrón del sur, desde antes de 1879 Chile utilizaba a espías chilenos para sus posteriores fines de rapiña, utilizando como agentes de latrocinio incluso a sus diplomáticos.

(ver La diplomacia ladrona de Chile).

Esta vez vemos otro caso de espionaje durante la guerra de rapiña que emprendió el pueblo chileno contra el Perú. Nótese que decimos el pueblo chileno y no el gobierno chileno (como algunos dicen) porque todo Chile, en especial el pueblo llano, exigía la guerra y apedrearon a sus autoridades cuando sus militares dieron por terminada la guerra tras las acciones en Antofagasta, Tarapacá y Arica´. Así, a los gritos de “¡A Lima, a Lima!”, las enardecidas turbas del pueblo chileno obligaron a políticos y militares a extender la guerra de rapiña a todo el Perú.

Esto debe servir para recordar que detrás de su sonrisa y su aparente amistad, todo chileno en el Perú esconde fines protervos.

Leamos:

Danes Holger Birkedal, espia chileno infiltrado en Lima, en octubre de 1880, informó a los chilenos sobre defensas y armamento de la capital y contribuyó al genocidio de San Juan y Miraflores y a la destrucción de Lima. Desleal extranjero trabajó en Perú entre 1870 y 1876

Por César Vásquez Bazán

Holger Birkedal (1884, vi), espía de nacionalidad danesa, que con su actividad encubierta en Lima en 1880 contribuyó a la caída de la capital peruana y al genocidio de sus defensores en las batallas de San Juan y Miraflores.

Birkedal trabajó en el Perú entre 1870 y 1876. Se sabe que los últimos dos años se sintió maltratado por algunos ricachones de la “alta sociedad” limeña. Por ese motivo, en 1876 emigró a Chile. En agosto de 1880 se puso al servicio del ejército expedicionario invasor en el que fue nombrado sargento mayor de ingenieros.

Entre agosto y octubre de 1880 el ingeniero Birkedal regresó a Lima con la coartada de “buscar trabajo”, haciendo valer su condición de ciudadano danés y por ende neutral en la Guerra del Salitre. Mediante observación directa, obtuvo los datos sobre las defensas, fuerzas militares, líneas de dinamita, armamento y baterías de Lima y sus alrededores. Contó con la cooperación de un ingenuo mayor del ejército peruano y de un industrial noruego. La actividad de espionaje del danés Birkedal también incluyó información sobre las cargas explosivas ancladas en Chorrillos y sobre las actividades de las lanchas torpederas peruanas.

El Nuevo Ferrocarril de Valparaíso (1982, 240-241) informó detalladamente sobre las actividades del espía danés. Editaba ese diario el político chileno Benjamín Vicuña Mackenna.

En agosto de 1880, Holger Birkedal fue presentado por Vicuña Mackenna al ministro de Guerra José Francisco Vergara. En esa ocasión, el aspirante a espía ofreció voluntariamente sus servicios a Vergara, Fue aceptado y nombrado sargento mayor de ingenieros del ejército chileno. Tenía treintaiséis años de edad (Cannobbio 1903, 668-669).

Información sobre Lima obtenida por el espía Birkedal

Las autoridades chilenas ordenaron al ingeniero danés trasladarse inmediatamente a Lima con la finalidad de obtener información sobre:

1. El sistema defensivo de la capital y sus alrededores;
2. El armamento de los defensores;
3. Las baterías de defensa de la plaza;
4. La ubicación de las líneas de minas de dinamita que protegían Lima;
5. La posición de las cargas explosivas (“torpedos”) anclados frente a Chorrillos;
6. Las operaciones de las lanchas torpederas peruanas;
7. El estado moral de las tropas y de la población de Lima.
(El Nuevo Ferrocarril 1982, 240; Cannobbio 1903, 669)

Pretextando buscar trabajo, el ingeniero danés llegó a Lima a fines de agosto de 1880. Buscó no despertar sospechas recordando permanentemente su condición de ciudadano de un país neutral en la Guerra del Salitre. Llevó adelante su artero cometido entre esa fecha y fines de octubre de 1880. Para desarrollar la tarea de espionaje encargada por los invasores, Birkedal recibió la ayuda remunerada de un traidor perteneciente al ejército peruano, el sargento mayor Antonio Carrasco. También fue apoyado por Adolfo Beck, industrial noruego afincado en el Perú. Carrasco y Beck recibieron del danés Birkedal dinero, alimentación y licor en pago por sus servicios (El Nuevo Ferrocarril 1982, 241).

Diariamente, antes del almuerzo, antes de los tragos y de las treinta piezas de plata, Carrasco y Beck paseaban en coche al espía chileno por los diferentes sectores de Lima, explicándole las características de la defensa de la ciudad. Birkedal se hacía el desentendido pero en la noche, ya sólo en su habitación de hotel, procedía a consolidar la información obtenida en un plano que mostraba las fortificaciones de Lima, Callao, Chorrillos y lugares aledaños. Birkedal llegó a conocer a otros ingenieros peruanos y también a autoridades del gobierno de Piérola –como Montero y Casós– con los cuales pudo comprobar la exactitud matemática de sus observaciones. De esta manera, el espía danés obtuvo información sobre la ubicación de las minas de dinamita y su número, la dotación de las fortalezas, el número y calibre de los cañones, el número de efectivos del ejército peruano, y sobre los caminos de acceso a Lima y sus dificultades y limitaciones (El Nuevo Ferrocarril 1982, 241).

En octubre de 1880, Birkedal fue invitado a engrosar el ejército peruano a lo cual el espía se negó en todo momento, reafirmando que era ciudadano de un país neutral y que prefería salir del país. Pretextando esta presión, Birkedal abandonó la capital y llegó a Arica –bajo el control de los genocidas del sur– ciudad en la que entregó al ministro Vergara los planos y la información recolectada.

Usando los datos del espía Birkedal, el ejército invasor pudo preparar el plan estratégico de ataque a Lima. En particular, el espionaje practicado por el danés sirvió para demarcar con exactitud la ubicación de las temidas líneas de minas de dinamita que supuestamente deberían defender Lima del ataque de los genocidas del sur. También informó a los invasores sobre las cargas explosivas (“torpedos”) anclados frente a Chorrillos para defender la ciudad de los ataques de la marina invasora (El Nuevo Ferrocarril 1982, 241; Cannobbio 1903, 669-670).

Actividad previa de Birkedal en el Perú

Resulta aleccionador conocer que en 1870 Birkedal laboró como ingeniero en el Perú en el trazado del ferrocarril de Pacasmayo a Cajamarca. A partir de 1871 trabajó en la provincia de Tarapacá. Contribuyó al trazado del ferrocarril de Patillos a Lagunas. Asimismo participó en la preparación de un proyecto de irrigación de la Pampa del Tamarugal. En 1874 se desempeñó como ingeniero de la empresa The Guano Loading Co. en las localidades de Pabellón de Pica, Punta Lobos y Huanillos. Al año siguiente, 1875, preparó un proyecto de provisión de agua para Pisagua llevándola desde Dolores (El Nuevo Ferrocarril 1982, 240; Cannobbio 1903, 664-665)

El lector se preguntará porqué un extranjero que vivió y trabajó en el Perú entre 1870 y 1876 pudo servir como espía de Chile y hacer tanto daño al país que lo había albergado por más de un quinquenio. Lo único que se sabe es que mientras residió en el Perú, Holger Birkedal sufrió un “profundo desengaño en sus tratos con algunas personas de la alta sociedad de Lima” (Cannobbio 1903, 666). Por ese despecho, cuya naturaleza se desconoce, Birkedal decidió dejar el Perú, emigrar a Chile y, en agosto de 1880, comenzar a operar como espía chileno. Sus actividades encubiertas en Lima contribuyeron al genocidio de los defensores de San Juan y Miraflores y al saqueo y destrucción de la capital peruana.

Obras citadas

Birkedal, Holger. 1884. Peru, Bolivia, Chile: Krigen i Sydamerika, paa kysten af det Stille Hav, 1879-1881. Chicago: Illinois: Skandinavens Boghandel.

Cannobbio G., Agustín. 1903. Holger Birkedal. En “Chile Moderno”, Revista Mensual, editada por Juan Enrique O’Ryan. Valparaíso, Tomo I, número 1, páginas 660-696.

El Nuevo Ferrocarril. 1982. Misión a Lima del ingeniero Holger Birkedal por cuenta del Gobierno de Chile. En “Guerra del Pacífico”, editada por Pascual Ahumada. Santiago de Chile: Editorial Andrés Bello, Tomos V y VI, páginas 240-241.

© César Vásquez Bazán

Ver documento aquí.

Ver documento aquí.

Ver documento aquí.

Ver documento aquí.

Leer artículos relacionados:

Guerra Perú-Chile 1879. 20 Chile, espionaje y propaganda antiperuana

Más inversiones chilenas en el Perú para espiarnos

Estado chileno adquiere más tierra en el Perú

Gravísima situación de seguridad nacional y de explotación laboral en Ica


http://cavb.blogspot.com/