lunes, 23 de enero de 2012

Empresas chilenas en el Perú destruyen empleo

ripley fachada
La mayor parte de las personas opina que además de constituir un problema de seguridad nacional para el Perú1, las empresas chilenas —que llegan al Perú por designio de la fuerza armada de Chile y de los servicios de inteligencia de ese país— ocupan espacios que bloquean la entrada y desarrollo de empresas de países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), de la que el Perú es parte. Se reconoce y entiende que Chile tiene el objetivo estratégico2 de debilitar y sabotear la CAN para asegurar su hegemonía asesina y parasitaria en América del Sur.
Siendo verdad todo esto, hay, además, otro aspecto. Los políticos que reciben sueldo de Chile, los empresarios corruptos y los prostitutos y prostitutas que en radio y televisión hablan bien de empresas chilenas o guardan silencio cuando les conviene nos dicen insistentemente que las inversiones chilenas “crean puestos de trabajo” que permiten subsistir a la gente mientras los chilenos preparan la invasión del Perú, en la que asesinarán miles de peruanos en su empeño de robar territorios del Perú. O sea que —según los corruptos al servicio de Chile— la gente va a tener siquiera algo que comer antes de que se produzca la invasión de los ladrones chilenos.
Sin embargo, no es cierto ese “consuelo”, según el cual los chilenos, aunque traman asesinarnos y destruir el Perú, dan trabajo. Ese es el mito que han creado los corruptos y traidores a la patria de toda laya —incluyendo algunos delincuentes que se hacen pasar por periodistas de asuntos de negocios y finanzas— que viven del dinero chileno.
El economista peruano Carlos A. Enrico Benítez, en un libro de reciente publicación3, diferencia entre las inversiones extranjeras que crean empleo solo al momento de iniciarse y las que generan empleo también después. En la sección "Inversión extranjera", del capítulo VI (Un estado promotor), leemos:
Se dan inversiones extranjeras en proyectos que solo “modernizan” servicios y que generan más empleo solo en el momento de la instalación del negocio, para desplazar luego a las empresas nacionales que prestan los mismos servicios.
Entonces no toda inversión es buena, como las que son del tipo arriba mencionado, por su limitado o nulo efecto en la creación de empleo. Por otro lado, las inversiones extranjeras en el rubro de comercialización pueden favorecer a los consumidores, pero no al país:
Casos como este posiblemente convienen a los consumidores, pero no es muy conveniente para el Perú, sencillamente porque se llevan a sus países las ganancias que anteriormente eran obtenidas por los empresarios peruanos. Por ejemplo, las compañías comercializadoras como supermercados y farmacias4 —con capitales chilenos— que aparentemente han generado empleo, pero que en realidad no es así. Estas “nuevas” empresas al comercializar los mismos productos que sus similares nacionales, lo único que han logrado es que estas últimas quiebren o por la disminución de sus ventas hayan tenido que despedir a parte de sus trabajadores.
Así, pues, contrariamente a lo que dicen los chilenos y los peruanos coimeros que hacen propaganda a la inversión chilena en el Perú, las empresas chilenas han entrado sacando del mercado a empresas peruanas y provocado despidos en las que pudieron subsistir. Consecuentemente, el efecto de las empresas chilenas en el Perú es, en lo que atañe al empleo, menos que marginal; ha causado la quiebra de pequeñas y medianas empresas y creado puestos de trabajo con salarios miserables. Y no perder de vista que las ganancias de esas empresas chilenas revendedoras se envían a Chile, para fortalecer el presupuesto de Defensa, destinado a invadir el Perú y destruirlo, dejando como saldo miles de peruanos muertos.
Los intereses y objetivos de los capitales chilenos en el Perú son incompatibles con los de las empresas peruanas, el estado peruano y el pueblo peruano. El crecimiento y prosperidad de las empresas chilenas en el Perú se hace en desmedro de las empresas peruanas. Pequeños y medianos negocios de peruanos desaparecen o se debilitan para dar paso a la competencia de empresarios chilenos, que una vez instalados implantan una política laboral que perjudica a los trabajadores peruanos. Por otro lado, siempre está presente el problema de la seguridad nacional que se sucita cuando un país agresor y competidor geopolítico recibe traidoramente —en momentos en que está pendiente de sentencia nuestro reclamo en La Haya por una nueva mutilación territorial— acceso al control de sectores estratégicos de la economía del Perú (aviación civil, puertos, aeropuertos, agencias de aduana, ferrocarriles, turismo marina mercante, minas, energía, hidrocarburos, etc.) y todas las ventajas para imponerse en el Perú truncando o debilitando los esfuerzos empresariales de ciudadanos peruanos que ya no tienen ninguna garantía de éxito o estabilidad en su patria.
En este panorama de copamiento de la economía peruana por capitales chilenos que con la complicidad de gobernantes peruanos ingresan al Perú promovidos por el estado chileno y respondiendo a planes estratégicos de la fuerza armada chilena, ¿qué clase de inversiones extranjeras necesita el Perú, fuera de las empresas chilenas de comercialización y de servicios en sectores estratégicos que provocan desempleo, y fuera de la minería destructora del medio ambiente? El señor Enrico explica:
Mucho más beneficioso para el Perú sería que el capitalista extranjero invierta en actividades económicas no tradicionales, es decir, en nuevos negocios y que no existen en el Perú, como por ejemplo, una fábrica de automóviles. Sustituir importaciones, para consumo nacional y, si es posible, exportar.
Obviamente, este tipo de inversiones no puede venir de Chile, país exportador primario como nosotros. Para desarrollarse bien, el Perú debe sacar provecho de su posición geográfica y atraer inversiones de países como la Bielorrusia industrializada y emergente que tiene instaladas plantas de ensamblaje de tractores, ómnibus, trolebuses y otra maquinaria5 en países de Europa, Asia y África como Lituania, Moldova, Turquía, Armenia, Azerbaiyán, Egipto.
Esto es totalmente posible; lo que interesa a los inversionistas es que de las plantas de ensamblaje se abastezca al mismo país (Perú) y a los vecinos, y en esto de los vecinos las ventajas del Perú son insuperables, porque al ser parte de la CAN tiene el mercado asegurado. Brasil, por ejemplo, ha progresado de esta manera, empezó ensamblando autos y poco a poco ahora también produce componentes de los autos. En cuanto a aviones, la compañía brasileña Embraer es competitiva produciendo aviones, pese a que no hace los motores de retropropulsión.
Del lado de Chile solo recibimos daño, peligro, desgracia y amenaza de invasión y asesinatos; no es posible que se pueda esperar nada bueno de delincuentes. Aunque hay voces que alertan sobre la peligrosidad de las inversiones chilenas en el Perú, incluyendo las tierras que adquiere en el Perú el estado chileno6, los corruptos ya implantados en esferas del gobierno y los medios de comunicación se encargan de neutralizar estas advertencias, con la misma habilidad con que silencian noticias del monumento que marinos peruanos lacayos de Chile han puesto al ratero chileno Arturo Prat Chacón en el patio de honor de la Escuela Naval7 del Perú por el mérito de haber asesinado al marino peruano Jorge Enrique Velarde Castañeda en el combate de Iquique. Para los marinos peruanos al servicio de Chile no hay acción más digna que la de matar a los que se opusieron o se opongan a la dominación de Chile en el Perú.
_____________________
3 Carlos A. Enrico Benítez: ¿Por qué existe pobreza extrema en el Perú? Cómo eliminarla, Lima, 2011, sin editorial, tercera edición.
4 Por el repudio de los peruanos y por las precarias condiciones de seguridad —mucho asalto y robo de toda clase—, la mayoría de cadenas chilenas de farmacias, que vendía medicinas de dudosa procedencia o de letales efectos para la gente, ha cambiado de dueño.
5 Bielorrusia produce tractores, cosechadoras, ómnibus, volquetes de hasta 360 toneladas, grúas, maquinaria para minería y movimiento de tierras; tiene industria biotecnológica, electroóptica, aplicaciones de rayos laser, mejoramiento de semillas, etc., etc. Los tractocamiones todoterreno que movilizan los cohetes intercontinentales rusos son de la marca bielorrusa MAZ.
6 Que se van a utilizar como base de apoyo para fuerzas especiales chilenas ya infiltradas cuando se produzca la invasión al Perú. Leer Estado chileno adquiere más tierra en el Perú y Gravísima situación de seguridad nacional y de explotación laboral en Ica.
7 En esta deshonrosa conducta están involucrados peruanos miembros del servicio diplomático y oficiales de la Marina de Guerra del Perú. El Congreso debe investigar esto y expulsar de sus puestos deshonrosamente a estos agentes del enemigo. Leer Altos mandos de Armada Peruana honran al asesino chileno de teniente del monitor Huáscar Jorge Velarde.



2 comentarios:

  1. Ey que buena informacion, saben si este directorio de empresas peruanas es del estado? o oficial?,
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un agricultor debe ser leal a la tierra que cultiva y al país en que vive. En este sentido, sí nos interesa saber qué pasa con la producción agrícola de los chilenos que tienen tierra en el Perú. Lo leal y normal sería que los productos agrícolas se vendan para consumo interno del Perú o para exportarlos debidamente envasados o presentados como producto peruano que son....... porque al exportar a Chile (o sea un chileno produce en el Perú y exporta a Chile) sin envasar o transformar no sólo nos están privando de obtener valor agregado para nuestra economía sino que también nos están dejando con menos puestos de trabajo..........En mercados como los de Estados Unidos están apareciendo frutas exóticas peruanas (que no se producen en las tierras chilenas) con etiquetas chilenas, con lo cual Chile se está aprovechando para obtener una buena fama productora que no tiene

      Eliminar

CHAT PERUMILITAR