domingo, 9 de octubre de 2011

Jefe de Estado destaca ejemplo del gran Almirante del Perú Don Miguel Grau Seminario

homenaje grau 2011

Nos mostró el camino de lo que hombres y mujeres debemos hacer por nuestra Patria, afirmó

En ceremonia que conmemoró Combate Naval de Angamos y Día de la Marína de Guerra, rindió homenaje al valor y patriotismo del Héroe de los Mares.

Miguel Grau Seminario, usted nos mostró el camino de lo que tenemos que hacer los hombres y mujeres por nuestra Patria, fijarnos metas en lo permanente pensando en nuestro país, afirmó hoy el presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, durante la ceremonia de conmemoración del Combate Naval de Angamos y el Día de la Marina de Guerra del Perú.

Hace 132 años Miguel Grau Seminario, el marino y destacado patriota peruano, Héroe Máximo de la Marina de Guerra del Perú, entregó íntegro su coraje, su espíritu patriótico y su vida en defensa de nuestra Patria en el Combate Naval de Angamos. El jefe de Estado rindió homenaje a su figura y valor en esta ceremonia, que también conmemoró los 190 años de creación de la Marina de Guerra.

En esta ceremonia reconocemos su heroísmo, un heroísmo consciente que lo hace héroe desde antes de capitanear el Huáscar, porque cuando se embarcó en él, dado el contexto, sabía que su viaje era un viaje sin retorno, afirmó.

En su discurso de orden, el presidente Humala destacó que cuando Grau realizó el sacrificio de su vida con su valiente tripulación sólo pensaba en la república, en defender la gran comunidad peruana que había nacido a la república recién en 1821, y no pensaba en los culpables de la guerra.

El jefe de Estado reflexionó sobre cómo cultivar un héroe y cómo hacer más héroes en nuestro país cuando no se trata de buques ni de material de guerra sino de personas, y consideró que un héroe se hace fijando metas, defendiendo no sólo lo coyuntural sino pensando en nuestro país.

En otro momento de su discurso, instó a los cadetes y oficiales de la Marina a emular el sacrificio de Grau y su ejemplo de entrega al país, y al espíritu patriótico de Grau le pidió inspirar la unión de los peruanos.

“Usted pertenece a esa estirpe de viejos soldados que son los padres de la Patria porque entregaron su vida por esa familia que es el Perú”, expresó, y al cual el Perú nunca sacará de su memoria.

La ceremonia se desarrolló en tierra y en mar, y en ella participaron el presidente del Congreso, Daniel Abugattás; el presidente del Poder Judicial, César San Martín; el Contralor General de la República, Fuad Khoury; parlamentarios, ministros de Estado, y las principales autoridades civiles y militares del país.

Jefe de Estado entrega revólver de Miguel Grau


En tierra, como parte del homenaje al Almirante Miguel Grau, el jefe de Estado entregó en custodia el revólver que fuera del insigne marino a fin de que sea colocado en la cripta del héroe “para honrar su memoria y para que su legado perviva hoy y siempre”, expresó el presidente Humala al entregarlo.

El arma, un revólver Chavelot Devine 12mm de fabricación francesa, fue adquirida por la Fundación Miguel Grau y entregada al jefe de Estado para que la otorgue en donación a la Marina de Guerra.

El acto se realizó en la Escuela Naval del Perú. El revólver fue recibido por el cadete comandante del Batallón Angamos, quien junto a su escolta, ingresó a la cripta donde descansan los restos de Grau y lo colocó en una pequeña urna. En seguida, también el jefe de Estado, el ministro de Defensa, el comandante general de la Marina de Guerra y el director de la Escuela Naval ingresaron a la cripta.

Otro momento del homenaje se realizó mar adentro. El presidente Humala, acompañado del ministro de Defensa, Daniel Mora, y de los altos mandos de la Marina de Guerra, se embarcó en el Buque Armada Peruana BAP Grau y en altamar arrojaron una ofrenda floral en homenaje a los héroes caídos en el Combate Naval de Angamos.

Posteriormente, en la Plaza Grau del Callao, ante el monumento a Miguel Grau, el presidente Humala dirigió la ceremonia central.

Tras el izamiento del Pabellón Nacional y la entonación del Himno Nacional, se realizó un minuto de silencio a las 09:40 horas, para recordar el momento preciso en que murió nuestro Caballero de los Mares.

El disparo del denominado Cañón del Pueblo y el Himno a Grau dieron pase, en seguida, a la colocación de ofrendas florales de los altos mandos de la Marina de Guerra y del Congreso de la República. El presidente Humala hizo lo propio acompañado por el ministro de Defensa y el comandante general de la Marina

La ceremonia concluyó con un desfile de escoltas de cadetes y de las diferentes unidades especializadas de la Marina de Guerra.





Presidente Ollanta Humala y su esposa recibieron a Mick Jagger

Cita se realizó en Palacio de Gobierno

El presidente, Ollanta Humala Tasso y su esposa Nadine Heredia recibieron ayer en la noche al líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, quien visitó el Perú para disfrutar de nuestra diversidad turística.

mick jagger humala


La reunión entre el Jefe del Estado, la Primera Dama de la Nación y el músico inglés se realizó en Palacio de Gobierno, y contó también con la presencia del ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva.

Homenaje a Grau: omisión presidencial de no extirpar busto del hampón Arturo Prat

arturopratCuando durante el gobierno de Alan García que terminó en julio último el felón Allan Wagner colocó un busto en homenaje al hampón chileno Arturo Prat en la Escuela Naval, el hoy presidente Ollanta Humala cuestionó tal medida.

Tal cuestionamiento fue coherente con su discurso y propuestas, pues es inadmisible que en nuestro país se permita un busto al delincuente Prat, que intentó asesinar al héroe Miguel Grau, como sería inadmisible en Francia un busto a cualquier nazi.

Habiendo sido elegido Presidente, resulta extraño e incoherente que Humala no decida retirar el infame busto de ese lugar, ya sea que disponga echarlo a la basura, a la fundición o regresarlo a Chile.

Su actitud resulta más censurable teniendo en cuenta su formación militar, pues ahora que está en el poder debería trabajar para recuperar la autoestima y la calidad de la formación de nuestras Fuerzas Armadas no sólo con palabras y presupuesto, sino con hechos y formas correctas.

¿Por qué su silencio cómplice ahora que es Presidente? ¿Tal vez aprendió de García su letanía “se pueden molestar los chilenos? ¿Serán Allan Wagner y sus defensores enquistados en puestos importantes los que le soplan al oído? ¿Será el agente prochileno Carlos Tapia ahora asesor presidencial, el que trata de convencerlo de no tocar ese busto?

Son sólo especulaciones, pero esperemos que pronto recapacite y cumpla con retirar el repugnante busto que mancha nuestra Escuela Naval, pues de lo contrario el homenaje que Humala rindió hoy a Grau no pasará de ser un acto frívolo e hipócrita si no es consecuente en los hechos.


FUENTE : CON NUESTRO PERÚ