sábado, 28 de mayo de 2011

Historia de un cheque

Por Denise Ledgard([1]).-

Un solo caso de cómo desde 1993 ....

En 1993 una anciana japonesa sintió vivir el “día más emocionante” de su existencia, cuando donó al Perú $225,118.82 destinados a construir un colegio para niños pobres. El dinero, sin embargo, terminó en un cheque del Banco de la Nación para ser pagado a Alberto Fujimori.

Esta investigación es la primera que revela cada paso de las transacciones desde Japón. A través de los documentos, enseña cómo manejaron Aritomi y Fujimori las donaciones y los fondos provenientes de ese país.

Aunque este caso ya ha sido mencionado –por el propio Fujimori - al defenderse en forma muy poco convincente en su website–, veremos paso a paso como el dinero destinado al Estado terminó sin ningún control en sus cuentas personales.

Con la salida de Luis Macchiavello y el nombramiento de Víctor Aritomi como embajador del Perú en Japón, Rosa Fujimori y su familia pudieron manejar personalmente el dinero de las donaciones sin ningún problema.

Según el embajador Luis Macchiavello, Alberto Fujimori realizó 11 viajes a Japón entre 1990 y el 2000, sin contar el último, en el que se quedó. Durante todo ese período continuaron las irregularidades que empezaron en julio de 1990. Pero a partir del nombramiento de Aritomi se tuvo un control absoluto, haciendo por consiguiente difícil encontrar rastros de corrupción.

En Japón, los bancos no son utilizados de la manera acostumbrada en occidente. De hecho, las transacciones en efectivo –que todavía se guarda en las casas, en los Okura (Nota: El okura es el lugar tradicionalmente utilizado en las casas en Japón para guardar dinero y objetos de valor)– son muy frecuentes. Según Macchiavello, “Fujimori tenía un okura en la casa que se compró en el acomodado barrio de Meguro-ku”.

Además, para hacer más difícil el rastreo documental, Aritomi tenía un archivo paralelo al de la Embajada y todas las gestiones y transacciones las realizaba por teléfono, tal como lo recuerdan funcionarios que trabajaron en ese tiempo en la delegación diplomática. Macchiavello también lo enfatiza,¨[cuando volvió a ser embajador, en febrero del 2001] la mayor parte de la documentación había sido retirada o destruida y pudo comprobarse también que en esos años, muchos documentos que llegaban o salían de la Embajada eran manejados exclusivamente por Aritomi en archivos privados¨.

Hay que decir que Macchiavello conservó todo el personal administrativo que trabajó para Aritomi incluyendo el chofer y la secretaria personal, la señora Tanaka, quien había trabajado previamente para él diez años atrás. Los funcionarios diplomáticos que estaban en la embajada durante la caída de Fujimori también quedaron trabajando con Macchiavello por un tiempo más.

Pese a las precauciones de Aritomi, “es justamente su ex secretaria”, recuerda Macchiavello, “quien encontró uno de los files de Aritomi, que accidentalmente se había quedado archivado en los anaqueles de la embajada con la documentación 10 años atrás”. Entre esos papeles estaba un cheque de una cuenta que no figuraba entre las cuentas de la embajada. Según recuerda el ex embajador Macchiavello, “la embajada del Perú en Japón operaba solo dos cuentas, la 1002625 en yenes y la 1200823 en dólares”.

Sin embargo, el cheque descubierto era de la cuenta No. 1002880 del Banco do Brasil y originó una cadena de trámites que terminaron en un cheque del Banco de la Nación, a nombre de Alberto Fujimori Fujimori.

En efecto, lo que se encontró fue el cheque No. 097651 por 25 millones de yenes girado por Aritomi, con su sola firma el 21 de junio de 1993, de la cuenta corriente No. 1002880 para ser pagado en cash. Esta suma había sido anteriormente depositada en dicha cuenta el 18 de junio del mismo año. Todos los documentos de esta transacción habían sido firmados por Víctor Aritomi.

Se encontró asimismo la carta enviada el 22 de junio por el entonces embajador Aritomi al señor Nagamine, del Banco Do Brasil de Tokyo, ordenando la transferencia telegráfica de los 25 millones de yenes al Banco de la Nación en Lima, Perú, con atención al señor Carlos Saito, Presidente del Banco de la Nación, para ser entregado al Ing. Alberto Fujimori Fujimori.

Carta del embajador Aritomi al señor Nagamine.

El mismo día, el Banco do Brasil de Tokyo realizó esta transferencia, siguiendo las instrucciones impartidas por Aritomi. Se remitió el equivalente de dólares $225,123.82, al señor Carlos Saito, del Banco de la Nación.

Apenas el dinero llegó al Perú, el Banco de la Nación giró un cheque de gerencia por $225,118.82 a nombre de Alberto Fujimori Fujimori, conforme lo había indicado Aritomi. Este cheque fue girado con fecha 25 de junio de 1993 y el número que aparece en el mismo es el 00022971.

Al parecer, esta irregular cuenta No. 1002880, habría sido utilizada para depositar y retirar dinero recibido de donaciones, a la sola firma de Aritomi, evitando así que estas sean registradas en la contabilidad de la Embajada. “La cuenta había sido abierta solo por Aritomi, sin contar con la autorización o visado del Jefe de Cancillería, como era reglamentario hacer”, indicó Macchiavello.

Prueba de ello es que se produjeron algunas otras operaciones de depósito y retiro, como por ejemplo la del 8 de agosto de 1994, cuando se habrían depositado 9’600,000 yenes ($97,000 al cambio de entonces), los mismos que fueron retirados el 25 de agosto del mismo año.

Entre 1997 y 1998 también se adquirieron 19 cheques de gerencia del Banco de la Nación a nombre del entonces Secretario General de la Presidencia de la República, Ing. José Kamiya Teruya. Macchiavello afirma que estos cheques “fueron comprados con dinero en efectivo y no se habían realizado contra las cuentas de la Embajada”.

Pero, ¿de dónde provenía el dinero del cheque girado a nombre de Alberto Fujimori?

De la donación realizada el 31 de mayo del 1993 que hizo la señora Matsu Utsumi para la construcción de una escuela.

La embajada, según Macchiavello, “tenía instrucciones de informar que la construcción de un colegio en el Perú costaba 300 mil dólares”. La señora Utsumi obsequió 25 millones de yenes al Perú.

Esta señora, de 86 años de edad, era madre del ex vice ministro de finanzas y profesor de la Universidad Keio, Makoto Utsumi. El señor Utsumi había visitado el Perú en marzo de ese año, acompañando a Hashimoto, ex ministro de Finanzas y luego primer ministro (uno de los protectores de Fujimori en Japón), en donde asistieron a la inauguración de un colegio construido gracias a donaciones japonesas. En dicha ocasión, el diario Sankei informó que el entonces presidente Fujimori les dijo a sus visitantes que quería expandir la educación a todos los niños del Perú y para ello el pueblo estaba juntando todas sus fuerzas para la construcción de más colegios. Makoto Utsumi le transmite esto a su madre, “quien conmovida decide hacer una donación, pensando que por su edad deseaba hacer algo real para mejorar el mundo y más aun, tratándose de los niños”.

Es así que cuando Fujimori estuvo en Japón, la señora Utsumi lo visitó en el Hotel imperial donde este le dijo que “su invalorable donación llegaría a los niños del Perú”. La señora Matsu respondió diciendo que era “el día más emocionante de su vida porque con esa donación podría construir un colegio”.

¿Qué pasó con la donación de la señora Utsumi?

Según lo que Fujimori publica en su página web en octubre del 2003, “el dinero de ese cheque fue utilizado para construir un colegio. Dijo que “se trataba de una transferencia y un chequecito”. Incluso se burló de la entonces Fiscal de la Nación, Nelly Calderón (quien había salido a denunciar el caso días antes, en el programa televisivo La Boca del Lobo, de Cesar Hildebrandt) diciendo que “la doctora esta vez recurrió a un programa de televisión que siempre está a la caza de cualquier papelito o testimonio que aderece el arroz con mango que ha preparado la persecución para intentar confundir a la gente”.


Sin embargo, el informe final de la Comisión Investigadora de la Gestión Presidencial de Fujimori emitido en el 2002 determinó que era falso que esa cantidad de dinero haya sido invertida en la construcción de un colegio en el asentamiento humano Puyusca en Villa María del Triunfo, tal como Fujimori lo había alegado a través de su página web.

Este fue solo uno de los cheques encontrados en la embajada, que significa un porcentaje de todo el dinero donado por los japoneses para construir colegios. Aún no se ha cuantificado cuánto de este dinero corrió la misma suerte y fue a parar a los bolsillos de Fujimori y su familia.

Macchiavello recuerda, por ejemplo, que “una señora japonesa se presentó muy ofuscada [sic] a preguntar si es que realmente se habían construido los colegios para los niños pobres, tal como se le había dicho al realizar su donación”. La misma ciudadana proporcionó los nombres y ubicación de los colegios destinatarios de la donación. Sin embargo, a pesar de la insistencia de Macchiavello a la Cancillería para que se le proporcione la valorización de los mismos, la información nunca llegó.

En buena cuenta, nunca se dio una respuesta a los japoneses que hasta la fecha no saben qué paso con su dinero. Y, sobre todo, tampoco se ha podido responder la pregunta fundamental, ¿Por qué una donación al Estado peruano terminó en un cheque para Alberto Fujimori?

[1] La autora de este reportaje fue asesora jurídica de la embajada del Perú en Japón (entre diciembre del 2001 y marzo del 2005) en el proceso de extradición de Alberto Fujimori.

Kenji Fujimori mintió en su declaración jurada ante el JNE


Publicado por Jose Torero

Pero que más se podía esperar del hijo de Fujimori, aunque no solo debe ser este tipo, asumo que mucho de los que postulan al congreso, como a la presidencia, deben de haber escondido algunos "dolarillo restantes" en sus declaraciones juradas, pero esta vez enfoquemonos en el menor de los Fujimori.

Kenji api api ... presento ante el JNE su hoja de vida y su declaración jurada, pero con algunas lagunas o vacíos en sus ingresos, pues no declaro como bien patrimonial el paquete de acciones y los correspondientes ingresos que percibe en “Logística Integral Marítima Andina S.A.”, una empresa que sorprendentemente pasó de tener un capital inicial de 40 mil nuevos soles a casi un millón en tan solo un año y cinco meses.

Pero - ¿Cómo fue la cosa? - en Julio del 2009 Kenji en sociedad con José Antonio Begazo Bedoya, su hijo José Antonio Begazo Ramos y Marco Antonio Ynaba Reyna, crean esta empresa almacenera, constituida solo con 40 mil acciones, pero lo que sorprende es que cuatro meses después, en noviembre, la empresa recibió un incremento de S/. 254,720 y a fines de diciembre del año pasado una nueva inyección de S/. 696,500. Capital total: S/. 991,220. La ficha de Registros Públicos no reportó los nombres de los aportadores pero por declaración de los actores se sabe que uno de los más importantes fue Miguel Ramírez, quien va con el número 7 en la lista de Fuerza 2011.

En su hoja de vida, Kenji Fujimori ha mencionado su paso por el directorio de la almacenera como experiencia laboral, pero no ha precisado su bien patrimonial en acciones ni en utilidades.

Pero aquí no queda la cosa Kenji Fujimori tampoco a declarado ante el JNE, que junto a los socios fundadores de la almacenera, Kenji desembolsó otros S/.34,800 en diciembre del 2009 para montar la agencia aduanera “Limandina S.A.”. Ese aporte le da titularato sobre 3,400 acciones.

Las empresas de servicios de seguridad privadas constituyen otro de los rubros en los que se registran sus inversiones. Él mismo se declara gerente general “hasta la actualidad” de MAK Force S.A.C., razón social creada en abril del 2008 con su ex novia Maha Maljuf y el ex comando Chavín de Huántar Gerardo Rejas Tataje.

Como verás este chino ha aprendido todo lo de su padre, raro es que una empresa genere tantos ingresos en tan solo un año y lo peor es que no las declara , - ¿Porque será? - , hay bastante pan por rebanar en este asunto.

La Yacuza fujimorista : SOLO ANIMALES Y BASURA DE ORIGEN NIPÓN

La Yakuza fujimorista: En la composición fotográfica aparecen los súbditos japoneses Fujimori Keiko, Fujimori Inomoto, Miyagusuku Augusto, Fujimori Ken'ji,Fujimori Ken'ya, Kamiya Teruya, Fujimori Rosa, Aritomi Shinto y Yoshiyama-san.
Todos ellos forman parte de la organización de ciudadanos japoneses que desea recapturar el Perú en las elecciones de junio de 2011.

Pocos recuerdan que la dictadura presidida por el ciudadano nipón Fujimori Ken'ya gobernó con más de quinientos altos funcionarios de origen japonés, sobre un total de mil cuatrocientas posiciones públicas de alta dirección(aproximadamente 35% de los altos cargos del país). A su vez, cada uno de los quinientos funcionarios japoneses colocó en empresas y ministerios a otros empleados de la misma lealtad étnica del dictador.

Para efectos comparativos, debe tenerse presente que:

a. En los años noventa, los ciudadanos de origen japonés en el Perú
representaban sólo 0.7% de la población de nuestro país.

b. En el régimen constitucional 1985-90 los funcionarios de origen nipón fueron 56 y en el el gobierno 1980-85 llegaron a 42.

El mejor ejemplo de las prácticas político-raciales de Fujimori lo constituyó la empresa estatal de seguros "Popular y Porvenir", a la sazón una de las más importantes del país. El presidente de esa companía fue Augusto Miyagusuku Miyagui, el vicepresidente fue Miguel Shimabukuru, el gerente central fue Susumo Miyashiro Miyagusuku y el gerente delegado fue Isidro Kagami Fujimori (sobrino del dictador). Además, en esta empresa aparecieron colocados otros dieciocho funcionarios japoneses.

Augusto Miyagusuku, presidente de la citada compañía y exvecino de Fujimori, y su hermano compraron, como testaferros del dictador, tierras del Proyecto Chavimochic por un millón quinientos mil dólares.

Utilizaron en la adquisición el producto de las coimas recibidas en "Popular y Porvenir" por los seguros de armas y aeronaves.

La conducta racista del animal Fujimori quedó confirmada con las declaraciones que éste formulara al Neue Kronen Zeitung de Viena, el 5 de octubre de 1996. En esa oportunidad, el dictador mostró su desconocimiento y total grado de ignorancia sobre el Perú.

En esa misma ocasión Fujimori explicó que su modelo político-económico venía dado por los países del sudeste asiatico. (Como se sabe, la mayoría de los países de esa área son gobernados por regímenes autoritarios, apoyados por la dupla Estados Unidos-Japón.)

Usando como fuente el Diario Oficial El Peruano, publicamos la nómina de algunos de los principales funcionarios japoneses de la dictadura Fujimori.

01. Fujimor Kenya, dictador.

02. Fujimori Inomoto, asesor y supervisor del Gobierno, hermano del dictador.

03. Fujimori Keiko, presidenta de la Fundación por los Niños del Perú, hija y cómplice del dictador.

04. Fujimori Rosa, hermana del dictador, envuelta a través de la ONG Apenkai en el tráfico de las donaciones de bienes usados. (En el negociado, la súbdita japonesa Fujimori estuvo asociada con sus connacionales Pedro Fujimori, Juana Fujimori, Clorinda Ebisui y Olga Kanashiro.)

05. Aritomi Shinto Víctor, exembajador extraordinario y plenipotenciario de la dictadura en el Japón.

06. Kamiya Teruya José, secretario general de la Presidencia de la República.

07. Kawamura Juan, presidente de Petróleos del Perú.

08. Kohoyogawa Sato, responsable de OTEPSA, empresa encargada del cómputo de votos en las elecciones presidenciales y municipales.

09. Matayoshi José, director general de la Dirección General de Migraciones y Naturalización del Ministerio del Interior.

10. Nakamura Sukamoto Marcelo, jefe de la Dirección contra el Terrorismo(Dincote).

11. Nakandakari Kanashiro Juan, general (r) de la Policía, Jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

12. Bracamonte Aoki Edgar, director de Control de Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil.

13. Escarcena Ichikawa Luis, edecán FAP del dictador y piloto del avión
presidencial capturado con 174 kg. de cocaína.

14. Higaona Carmen, Superintendente Nacional de Aduanas.

15. Chong Yamasato Enrique, gerente general del Congreso de la República.

16. Yagui Tomona Alberto, presidente de la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores (CONASEV).

17. Saito Carlos, gerente general del Banco de la Nación.

18. Miyagusuku Miyagui Augusto, Presidente del Directorio de Popular y Porvenir.

19. Masuda Matsuura Rodolfo, viceministro de Agricultura, miembro de la Junta Nacional del Algodón.

20. Mitsumasu Abe Ernesto, representante de la dictadura ante el Banco
Interamericano de Desarrollo, Director del Banco de la Nación.

21. Furukawa Kinumatshu Fernando, director de la Agencia Peruana de Noticias y Publicidad, S. A. (Andina), asesor del despacho ministerial del organismo central del Ministerio de Educación.

22. Fukuyama Soyama Andrés, presidente del Consejo de Supervigilancia de Fundaciones, representante del viceministro de Justicia y asesor de la alta dirección del Ministerio de Justicia.

23. Kishimoto Higa Luis, presidente del Banco de Materiales, miembro de CORDE Callao, Administrador del Fondo Nacional de la Vivienda, Director del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa y de Salud (INFES).

Vea el partido de voley por la III Copa Latina entre Perú vs Tailandia EN VIVO Y EN DIRECTO


Vea el paritdo por la Final de la UEFA Champions League 2010-2011 entre Barcelona vs Manchester United EN VIVO Y EN DIRECTO