martes, 10 de mayo de 2011

VIVA EL PERU CARAJO !!! PAUL MCCARTNEY más de 50,000 expectadores en CONCIERTO MONUMENTAL ATE LIMA PERÚ









Paul McCartney felicitó al Perú por su megadiversidad

PAUL MCCARTNEY CONCIERTO EN LIMA

Paul McCartney felicitó al Perú por tomar la decisión de proteger la naturaleza y las 54 millones de hectáreas de bosques naturales. Así se lo hizo conocer al ministro del Ambiente, Antonio Brack, tras ser condecorado con la Orden del Árbol de la Quina en mérito a sus esfuerzos por la preservación del medio ambiente.

Media hora antes del histórico concierto que ofreció el ex beatle en Lima, el ministro Brack Egg lo visitó en el estadio Monumental, minutos después que McCartney realizara la prueba de sonido y se preparaba para ofrecer el concierto de la víspera.

“Me dijo que el Perú es maravilloso, un país megadiverso, y nos felicita por haber tomado la decisión de proteger 54 millones de hectáreas de bosques. Quedó muy agradecido”, indicó el ministro a la Agencia Andina, quien dijo que McCartney era un hombre muy sencillo y que conocía a nuestro Perú.

El célebre músico, es un ícono mundial por sus diversas actividades desarrolladas en los ámbitos de la cultura y la preservación del medio ambiente.

La Orden del Árbol de la Quina, se le otorgó en mérito al compromiso demostrado permanentemente por el ex beatle con la defensa del medio ambiente.

Este galardón fue establecido recientemente por el Ministerio del Ambiente para reconocer los esfuerzos y logros de personalidades que luchan día a día por la defensa del ambiente y la conservación de la biodiversidad, así como de los recursos naturales.

El árbol de la quina es una especie peruana que contribuyó notablemente a la lucha contra la malaria, enfermedades como el cáncer y algunas asociadas al aparato digestivo.

Paul McCartney en Lima







Fujimori autorizó S/. 916 millones para operaciones secretas de Montesinos


Por Ángel Páez.

Firmó decretos supremos secretos que confirman transferencias ilegales de dinero.

Mientras aumentaban las denuncias de crímenes y corrupción contra el SIN y Montesinos, Fujimori aumentó los fondos para su asesor.

Decretos secretos firmados por Alberto Fujimori autorizando transferencias de dinero de los Ministerios de Economía, Defensa e Interior para financiar las actividades clandestinas del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), bajo control de Vladimiro Montesinos, desmienten la versión de la candidata presidencial Keiko Fujimori de que el ex asesor presidencial actuaba a espaldas de su padre.

Un peritaje contable ordenado por la Corte Suprema detectó que Fujimori dio luz verde al desvío de fondos para el SIN por 558,7 millones de soles durante los diez años de su gobierno, aparte del presupuesto propio que creció bastante: entre 1990 y 2000, el SIN amasó 377,3 millones de soles para “acciones reservadas” u “operaciones especiales”.

En total, con la venia de Fujimori, Montesinos tuvo a su disposición 916 millones de soles. Esto es casi 91,6 millones anuales o 7,6 millones mensuales.

El dinero lo recibía en efectivo y con conocimiento de Fujimori, pues el ex asesor le informaba personalmente los gastos.
Al comenzar su gobierno en 1990, el SIN disponía para “acciones reservadas” 196 mil 962 soles. En 1991 ascendió a 2,2 millones y en 1992 a 10,3 millones de soles.

Uña y carne
Estos dos últimos años son críticos porque fue el periodo en el que operó el Destacamento Colina, formado por agentes del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), que dependía de los altos mandos del instituto castrense, que a su vez estaban bajo dominio de Montesinos.

Aparte del presupuesto para operaciones secretas, de 1992 al 2000, por disposición de Fujimori, los Ministerios de Defensa y del Interior destinaron mensualmente fondos para “partidas reservadas” del SIN que gastaba Montesinos a su libre discreción.

En dicho periodo, ambos ministerios desviaron 189,7 millones de soles; casi 21 millones de soles anuales, o un millón 750 mil mensuales.
No obstante, la evidente participación del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) en los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta, entre 1991 y 1992, Fujimori engordó las arcas del SIN. El 22 de junio y el 30 de octubre de ese año dispuso, vía decretos, transferir al SIN un total de 7,2 millones de soles.

El 11 de enero de 1993, el jefe nominal del SIN, general EP Julio Salazar Monroe, solicitó a Fujimori más fondos para “operaciones de inteligencia”. Luego, el 30 de enero, el presidente autorizó entregar al SIN 20,7 millones de soles. Ya sabemos en qué terminaron las “operaciones especiales de inteligencia”.

De los 916 millones de soles que administró Montesinos con la venia de Fujimori, jamás rindió cuentas, según declaró a los tribunales el ex administrador del SIN, el coronel EP José Villalobos Candela.

El dinero lo retiraba Villalobos en soles, lo cambiaba a dólares y se lo entregaba a Montesinos en efectivo. Este no firmaba recibo.

Mientras aparecían más acusaciones de crímenes y corrupción contra el SIN, Fujimori aumentaba su presupuesto para operaciones clandestinas.

El argumento de Keiko de que Montesinos actuaba a espaldas de su padre no resiste ni la delicadeza de un haiku.

Cifras
196 mil soles tuvo a disposición el SIN en 1990 para sus “operaciones especiales”.
36 mills. alcanzó la partida para “operaciones especiales” del SIN en el 2000.

El SIN le daba efectivo a Fujimori
Todos los decretos supremos suscritos por Fujimori, con los que mandaba entregar fondos al SIN manejado por Montesinos, tenían la condición de “secreto”, para impedir la fiscalización de los montos despachos para “operaciones secretas”.

Montesinos ha declarado –y lo han confirmado sus secretarias Matilde Pinchi y María Angélica Arce– que parte de los fondos secretos que administraba el SIN se la daba mensualmente a Fujimori. Este guardaba el dinero en efectivo.

Montesinos ha manifestado que Alberto Fujimori usó ese dinero para financiar los estudios de sus hijos en EEUU.

La República.

No me den Chino que Mande


No me den chino que mande,
no me den blanco sin plata,
no me den negro elegante,
ni mujer hermosa, beata.

Esa fingida humildad con que el japonés obedece al punto desaparece si le dan autoridad: Exige puntualidad, apura al chico y al grande; no hay mirada que lo ablande ni sudor que lo doblegue... Aunque la hambruna me llegue no me den chino que mande. El rico venido a menos -llamado aquí "blanco pobre"- es un tipo sin un cobre que finge bolsillos llenos. Odia los bienes ajenos porque el ayuno lo mata. Al fin estira la pata recordando sus blasones... Si me han de mandar patrones, no me den blanco sin plata. El negro, futre palé, a su raza desestima, se hecha lo que gana encima y se luce en el "Café". Francamente, yo no sé, a que viene tal desplante: Si no usa desodorante ni le dura limpio cuello, así, con falso resuello, no me den negro elegante. No me den hombre que llore, ni me den mujer que jure, no me den chino que cure, ni médico que enamore. Soltera que descolore, ni casada siempre en bata; cura que dé serenata, ni estudiante con "bluyín". Ni fea con camarín, ni mujer hermosa, beata. Pero por lo que Dios más quiera, no me den chino que MANDE! (Nicomedes Santa Cruz)

La doble cara de Keiko Fujimori,sus mentiras y contradicciones

Sus contradicciones en varios temas demuestran su improvisación

Contradicciones sobre las sobreganancias mineras, la liberación de su padre y su relación con Montesinos.

Como su padre Alberto Fujimori y como su nuevo padrino, Alan García, la candidata Fujimorista ha cambiado su discurso y sus propuestas de la primera vuelta, en el afán de ganar votos, por lo que ha caído en flagrantes contradicciones que según analistas políticos agravan su falta de credibilidad.

La hija del condenado ha recurrido al conocido cuento electoral de prometer todo al pueblo peruano, sin importar contradecirse, para lograr su ansiado deseo de llegar a la presidencia. Sin duda que hay dos Keikos: una de la primera vuelta y otra de la segunda.

Sobreganancias
Fujimori desdeñó y se opuso en la primera vuelta a la propuesta de Gana Perú de establecer un impuesto a las sobreganancias mineras, la cual obviamente no figura en el programa de gobierno de Fuerza 2011.

Sin embargo, el último 26 de abril, después de pasar a la segunda vuelta, Fujimori sorprendió al anunciar que también piensa cobrar un impuesto a las sobreganancias mineras en un mitin realizado en Cajamarca, aunque sostuvo que lo haría sin afectar la inversión.

“He anunciado el impuesto a las sobreganancias, la minería está obteniendo muchísimos recursos y por eso es importante que se puedan compartir con los más pobres”, dijo, copiando hasta los argumentos de Ollanta Humala, ante unos sorprendidos periodistas que no se imaginaban oír esas palabras de la candidata favorita de los empresarios.

La liberación de su padre
En una declaración recogida por América Televisión, Keiko Fujimori aseguró que indultaría a su padre si llegaba al poder. “No pararemos hasta lograr la libertad de Alberto Fujimori”, señaló la candidata de Fuerza 2011, según se puede ver en un video del 7 de abril de 2009.

Sin embargo, poco después de la primera vuelta, Keiko Fujimori juró por Dios que no iba a liberar a su progenitor sentenciado a 25 años de prisión por violar los derechos humanos y corrupción. “Yo lo he repetido en varias oportunidades, no es mi intención, ni intención de la familia indultar a Alberto Fujimori, lo ratifico. Juro por Dios que no lo voy a indultar”, remarcó una vez más ante sorprendidos periodistas.

Sin embargo, el último sábado 7 de mayo, la lideresa de Fuerza 2011 dijo que de llegar al gobierno “seguirá peleando en el Poder Judicial la liberación de su padre” en una entrevista a Radio Capital. Esas declaraciones hicieron recordar la forma como Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos llegaron a someter al Poder Judicial durante la dictadura.

Montesinos
Al principio de la campaña electoral, la hija de Alberto Fujimori se declaró contraria a la influencia de Vladimiro Montesinos durante el régimen de su padre. No obstante en una entrevista para el programa Cuarto Poder, de América Televisión, prácticamente lo defendió. “No me consta que Montesinos haya cometido los crímenes de los que se le acusa”, refirió.

Keiko Fujimori también ha dicho que se opuso a la segunda reelección de su padre y que le aconsejó que no renunciara por vía fax como lo hizo. “Cuando tenía 24 años y era primera dama me opuse a la reelección de mi padre. Después le solicité que no renunciara desde Japón y me quedé en Perú”, dijo a la agencia Reuters.

Sin embargo, en un video del programa de televisión Punto Final, se ve a la primogénita del condenado, arengando y pidiendo el voto por su padre en la campaña del 2000. La mentira es evidente si se comparan ambas declaraciones y actitudes de la candidata de Fuerza 2011.

Todo ello hace recordar al dios romano Jano, quien tenía dos caras. Una que miraba al pasado y otra al presente. En este caso se trata de lo que podríamos denominar la doble cara de Keiko.

Llamil Vásquez
Redacción, La Primera