jueves, 5 de mayo de 2011

General del Ejército vinculado al fujmorismo maneja night club - prostíbulo en Puente Piedra

Lima (Peru.com).- El jefe de la Dirección de Bienestar del Ejército, general EP Roger Zevallos Rodríguez (53), inauguró en el 2009 “el más grande night club de todo Lima”, como se autodenomina, llamado ‘Divas Club’, ubicado en la calle Las Vegas 221, cerca al óvalo de Puente Piedra.

Según la revista ‘Caretas’, el local es administrado por la empresa Las Divas Espectáculo S.A.C, cuyo representante legal es Roger Zevallos Rodríguez (25), hijo del militar, quien es conocido por sus compañeros de armas como ‘Chuck Norris’, por su duro estilo de impartir órdenes.
Justificar a ambos lados
Sin embargo, fuentes de la Municipalidad de Puente Piedra dijeron a la revista que fue el propio general Zevallos quien tramitó el permiso y la licencia de funcionamiento del nigth club en el 2009.

‘Divas Club’ tiene licencia municipal para operar como restaurante, bar y cantina, pero en la práctica funciona como un prostíbulo, según corroboró un reportero de ‘Caretas’ que acudió a dicho local el pasado Jueves Santo.

El nigth club es un complejo de tres pisos que cuenta con discoteca, hotel y estacionamiento privado. Está dividido en dos zonas: el salón principal, donde se ubican la barra y un escenario para shows de striptease y desnudos, y un ambiente contiguo para los shows privados.

El costo del shows privados es de 35 soles e incluye baile erótico. Si el cliente busca servicio sexual deberá pagar entre 120 a 200 soles, dependiente de la dama. Son unas 30 chicas, cuyas edades fluctúan entre los 18 y 30 años. Una discreta escalera conduce al hotel ubicado en el segundo piso del establecimiento.

Personal de ‘Divas Club’ dijo al medio impreso que el general Zevallos acude periódicamente al establecimiento para “supervisar cómo van las cosas”.
Foto: Cortesía de 'Caretas'

¿Qué es la economía nacional de mercado?


Sin dudas que el título del presente artículo debe ser la interrogante más recurrente e inserta entre los periodistas, analistas y en la mayoría de la población. Es indudable también que una gran mayoría de medios y analistas han optado por el camino de satanizar a raja tabla el concepto de economía nacional de mercado. Así en base a medias verdades y desde sus respectivas trincheras han optado de forma irresponsable por confundir, generar pánico y miedo en la población. Sendas portadas, titulares y editoriales son muestra de ello.

A modo de promover el ejercicio democrático de la deliberación de ideas y sobretodo de resguardar un ambiente de calma, certidumbre y confianza en el país es que a continuación mostramos un ilustrativo artículo de Santiago Roca. Él es Profesor Principal de Escuela de Administración de Negocios (ESAN), una de las instituciones, sino la más importante en la formación de empresarios del país y su opinión respecto a este tema amerita una debida atención.

La economía nacional de Mercado
Definición e Historia del Concepto
Por: Santiago Roca, Profesor Principal, Universidad ESAN

El plan de gobierno de Gana Perú dice expresamente que de llegar al poder, impulsaría lo que se denomina la economía nacional de mercado. Pero, ¿qué es la economía nacional de mercado? ¿es este un nuevo término inventado por economistas peruanos iluminados? ¿cómo se intersectan en este concepto la conducción estratégica de la nación, la coherencia en el manejo macroeconómico, la apertura al mundo, la inversión y el desarrollo de las capacidades productivas y tecnológicas y la inclusión y solidaridad con los menos dotados y favorecidos?

Algunos colegas, mostrando en algunos casos mala intención y en otros ignorancia de los términos y de la historia económica de los países desarrollados, pretenden atribuir a una economía nacional de mercado todos los males que uno pudiera imaginar: el cierre del país al mundo, el regreso de la inflación, la mala administración de las finanzas públicas y de la cuentas monetarias, la implementación de un tipo de cambio fijo, el control de los precios, la estatización de las empresas privadas, el no respeto a la inversión, ni al trabajo, ni a las propiedades y recursos propios.

Paradójicamente, el concepto de economía nacional de mercado es el que ha llevado al progreso a los principales países desarrollados en el mundo. En términos generales y simples se refiere a las habilidades y capacidades de una nación para – en condiciones de mercados abiertos – producir, distribuir y servir bienes en la economía en competencia con otros bienes y servicios producidos en otros países, haciéndolo de una manera que origine mejoras en los niveles de vida para los de adentro (mayores salarios, utilidades, rentas y recaudación). No se trata de ser más competitivo reduciendo los salarios o las utilidades o el pago de impuestos, sino haciendo que los pagos a los factores que todos los nacionales tenemos mejoren en forma constante y progresiva.

Los ingleses que por ejemplo a fines del siglo XV eran pobres, en 100 años aumentaron su competitividad, se apropiaron de las rentas y se volvieron ricos. Aprendieron que no era el laissez faire sino el dedicarse al “buen” y no al “mal” comercio, lo que les traía más riqueza. La lista de buenas y malas actividades en los libros de texto de la época es muy ilustrativa. En el siglo XIX en los Estados Unidos se elaboró el concepto de “capacidad productiva” parecido al concepto de “poder productivo nacional” que se usaba en Alemania. Algunas actividades económicas tenían más poder productivo que otras y en función a ellas crecieron y mejoraron sus niveles de vida. Para Friedrich List, los economistas ingleses de su época (no los del Siglo XVI, XVII) fracasaron en distinguir el interés universal del interés nacional: predicaban una economía cosmopolita en vez de un “sistema de política económica nacional”. Los países deben construir “poder productivo nacional”: la unificación de Alemania y la construcción de los ferrocarriles son un ejemplo de ello. Por último el Japón, a fines del Siglo XIX y mediados del XX, influenciado más bien por Schumpeter, discípulo de List, en vez de buscar competitividad en sus bajos costos de mano de obra, opta por políticas e industrias de mayor valor agregado y tecnología.

La economía nacional de mercado que propone Gana Perú – sin haber participado en su redacción y elaboración – trata creo justamente de esta orientación. No se trata de repetir las experiencias de los países hoy desarrollados, sino de encontrar las fuerzas que hagan que los peruanos: los que tienen solo su trabajo, o capital o tierras u otros factores de producción, puedan elevar sus niveles de vida en relación a los de afuera; y aquellos que no poseen factores en su haber, construyan sobre las oportunidades que el Estado debe generar con los impuestos que todos pagamos. Seguiremos en este tema para responder a las preguntas arriba señaladas en otra oportunidad.

OPERACION “JERONIMO” QUE LIQUIDO A BIN LADEN: INCERTIDUMBRES EN LA CIA Y CONTRADICCIONES DEL GOBIERNO EN EL MAYOR LOGRO DE OBAMA EN POLITICA EXTERIOR

Sombras sobre la operación que liquidó a Bin Laden

El exlider de Al Qaeda ni iba armado ni utilizó a una mujer como escudo humano, según reconocieron ayer la CIA y la Casa Blanca.-Ex altos cargos de la Administración Bush atribuyen el éxito de la operación a técnicas de interrogatorio como el 'waterboarding'

EL PAÍS - Madrid - 04/05/2011

La operación de comandos que acabó con la vida de Osama Bin Laden el pasado lunes en Pakistán ha sido un éxito militar sin apenas resquicios y en el plano político ha supuesto un logro sin precedentes para la presidencia de Barack Obama. Pero según pasan las horas, se van conociendo más detalles que ponen de relieve serias contradicciones entre los miembros del Gobierno estadounidense a la hora de relatar lo acaecido en esos 40 minutos de operación. La propia Casa Blanca ha sembrado las dudas en las últimas horas al adornar con nuevos detalles el relato de los hechos. Además, el supuesto uso de torturas para recopilar pistas sobre el paradero de Bin Laden, práctica reconocida anoche por el director de la CIA, Leon Panetta, pone en cuestión la política antiterrorista de Obama.

Localizador de la residencia donde se escondía Osama Bin Laden

Paquistaníes subidos a bordo de un camión que transporta los restos de un helicóptero del ejército de EEUU que se estrelló durante la operación.- MD NADEEM (EFE)

Osama Bin Laden


Estados Unidos mata a Osama Bin Laden

Según la última versión oficial, ofrecida por el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, el exlíder de Al Qaeda ni estaba armado ni empleó como escudo humano a una mujer cuando el comando de fuerzas especiales le disparó en la cabeza y en el pecho en su escondite de Abbottabad. Este relato contradice en parte la primera versión ofrecida por el principal asesor de seguridad del presidente, John Brennan, quien aseguró que Bin Laden "estuvo implicado en el tiroteo".

La pregunta que muchos se hacen ahora es por qué el comando optó por matar al terrorista internacional en vez de detenerlo. "Se resistió. El personal estadounidense en el terreno se manejó con la máxima profesionalidad y [Bin Laden] fue abatido en la operación por la resistencia que opuso", explicó Carney, quien añadió que el hecho de estuviera desarmado no modifica la calificación de resistencia, ya que "existen muchos modos de resistencia que esgrimir un arma".

En paralelo a estas declaraciones, el director de la CIA despejó anoche cualquier duda sobre la misión específica de los militares. "Teníamos autorización para matarlo, eso estaba claro. Pero también, si en el enfrentamiento [Bin Laden] de repente levantaba los brazos y se rendía, para capturarlo, si se hubiera dado la oportunidad. Pero eso no sucedió", explicó Panetta en declaraciones a la televisión NBC.

Estas últimas revelaciones han puesto a la Administración Obama a la defensiva y a la opinión pública ante la tesitura de si Washington exageró en un primer momento los elementos que rodearon la arriesgada operación terrestre con meros fines propagandísticos, informa The Washington Post.

Sin garantías de la presencia de Osama

Al mismo tiempo, detalles adicionales revelan que el asalto estuvo plagado de incertidumbres hasta el último momento. Panetta, que supervisó todo el operativo, ha reconocido que la inteligencia estadounidense nunca obtuvo fotografías ni recopiló otras pruebas que garantizaran que Bin Laden vivía dentro del complejo residencial atacado. Panetta ha asegurado a la revista Time que solo existía entre un 60 y un 80% de probabilidades de que Bin Laden se encontrara en la casa. "La verdad es que podríamos haber entrado allí y no haber encontrado a Bin Laden", ha admitido Panetta en otra entrevista con PBS NewsHour.

Pero las declaraciones más espinosas de Panetta fueron las relativas a la tortura, al asegurar que quizá ahora haya cuestiones "que deben someterse a debate". Quizá el modo en como se consiguió la información que ayudó a capturar al líder del terrorismo yihadista. Según sus declaraciones, la información obtenida de los detenidos en las cárceles secretas de la CIA, entre ellas Guantánamo, mediante la polémica técnica de asfixia simulada ayudó a trazar el plan que acabó con la vida de Bin Laden. Aunque en la entrevista, Panetta reconoce, que las claves que llevaron a los servicios de espionaje a hallar el escondite del líder de Al Qaeda procedieron de "muchas fuentes de información", y no sólo de ésta.

Preguntado por si en esas "técnicas de interrogación coercitivas" se incluía la asfixia simulada, el director de la CIA, que próximamente tomará el relevo a Robert Gates al frente del Departamento de Defensa, respondió: "Correcto".

Pese a todos estos riesgos, el presidente Obama decidió seguir adelante con la operación, porque al menos, según ha explicado el jefe de la CIA, valdría para obtener más información sobre el paradero del hombre más buscado del planeta. Obama arriesgó. Y esta vez, tras 10 años de operaciones frustradas, acertó.

Debate sobre el uso de la tortura

¿Fueron los brutales interrogatorios a detenidos determinantes para recopilar los datos que condujeron a la CIA hasta el refugio de Bin Laden?. La pregunta se la hace hoy el diario The New York Times cuando se cumplen dos días de la muerte del terrorista más buscado de la historia en una operación relámpago llevada a cabo por un comando de fuerzas especiales de la Armada de EE UU y en pleno debate sobre el empleo de la tortura en los interrogatorios a sospechosos de terrorismo.

Varios exresponsables del anterior Gobierno del presidente republicano George W. Bush han visto en la muerte de Bin Laden la ocasión perfecta para reivindicar la política de las conocidas como "técnicas de interrogatorio mejoradas", como el waterboarding o ahogamiento simulado, para obtener información de los detenidos. Entre ellos está John Yoo, un exresponsable del Departamento de Justicia y que en su día escribió los memorandos secretos en los que se justificaba el uso de estos interrogatorios brutales. "El presidente Obama puede reivindicar, con todo derecho, el éxito alcanzado hoy", escribe Yoo este lunes en la publicación National Review, "pero se lo debe a las duras decisiones tomadas en su día por la Administración Bush."

Pero si se analiza en detalle los interrogatorios a prisioneros, como The New York Times asegura que ha hecho, se llega a la conclusión de que las técnicas agresivas para obtener información privilegiada jugaron un pequeño papel a la hora de identificar al mensajero de confianza de Bin Laden, el kuwaití Abu Ahmad, clave para dar con el paradero del responsable del peor ataque contra EE UU desde la II Guerra Mundial.

Un detenido, que aparentemente fue objeto de algún interrogatorio puntual con dureza, ofreció una descripción crucial del correo de Bin Laden, según responsables de esos interrogatorios. Pero dos prisioneros que sufrieron en sus carnes las técnicas más agresivas -uno de ellos es Khalid Shaikh Mohammed, al que se le sometió a waterboarding hasta en 183 ocasiones- mintió y confundió a los servicios de inteligencia estadounidenses sobre la identidad del hombre de confianza del líder de Al Qaeda.

La discusión sobre el entramado de inteligencia que culminó en la localización de Osama ha reabierto un viejo debate en la política estadounidense sobre el uso de la tortura que ya acaparó todos los focos durante la presidencia de George W. Buh a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Tanto el exmandatario como muchos de sus antiguos colaboradores han argumentado durante años que el uso de la fuerza era necesario para persuadir a los detenidos de Al Qaeda y que confesaran. Uno de los pilares de la campaña que aupó a Barack Obama a la presidencia fue su frontal oposición a la tortura, que, en palabras del propio Obama, contradecía los principios de la Constitución estadounidense a cambio de muy poco o nada.

Glenn L. Carle, un agente retirado de la CIA que participó en interrogatorios a detenidos en 2002, ha asegurado, en conversación telefónica con el diario neoyorquino, que las técnicas coercitivas "no proporcionaron información útil, significativa ni fidedigna". Este antiguo funcionario ha admitido que algunos de sus colegas defienden las medidas pero que "todos estaban profundamente preocupados y la mayoría sentía que era un técnica antiamericana y que no funcionaba".

"La conclusión es la siguiente: si hubiéramos obtenido alguna prueba determinante gracias al empleo del waterboarding en 2003, habríamos capturado a Osama Bin Laden en 2003", ha resumido por su parte Tommy Vietor, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, un órgano consultivo que depende directamente de la presidencia. "Nos llevó años de trabajo de recolección y análisis de múltiples fuentes para identificar el campamento, y llegar a la conclusión de que Bin Laden vivía allí", ha asegurado este responsable.

Mientras, miembros del Ejecutivo de Obama, todavía embarcados en la euforia, intentan sortear una lucha partidista entre demócratas y republicanos sobre la tortura que puede acabar por minar el máximo logro hasta la fecha de Obama en política exterior.

BIN LADEN, HITLER, LENIN Y EL CHE GUEVARA: EL PODER SIMBOLICO DE LOS SANTUARIOS

Bin Laden, Hitler, Lenin y Guevara: el poder de los santuarios

Jon Kelly

Según el gobierno de EE.UU., Bin Laden fue sepultado en el Mar Arábigo.

El cuerpo de Osama bin Laden fue sepultado en el mar para negarles a sus seguidores un santuario, según se ha informado. Pero ¿por qué las tumbas de los líderes importan tanto?

Para un hombre que había sido el más buscado del mundo, fue un lugar de descanso final profundamente mediocre.

Contenido relacionado

Su cadáver fue lanzado al océano desde un portaaviones de Estados Unidos y los funcionarios de ese país se han esforzado en insistir en que el proceso se llevó a cabo en "estricta conformidad con los preceptos y las prácticas islámicas".

Pero el propósito de su sepultura marina era clara: asegurarse de que no habría ninguna tumba que se convirtiera en santuario para sus seguidores y en herramienta de reclutamiento para el islamismo extremista.

Es un motivo con claros antecedentes históricos. Los regímenes victoriosos, sobre todo cuando se enfrentan a movimientos ideológicos con líderes carismáticos, a menudo se han mostrado ansiosos de negarles a sus enemigos derrotados un punto de encuentro, un lugar donde los simpatizantes puedan reunirse para venerar a sus muertos.

Hitler y Ernesto "Che" Guevara

El cadáver parcialmente cremado de Adolfo Hitler fue desenterrado por las fuerzas soviéticas invasoras de su sepultura inicial en Berlín, la capital alemana, antes de ser trasladado en varias ocasiones.

Casa de Hitler en los Alpes

La casa de Hitler en los Alpes fue demolida.

Su destino final es un misterio y algunos alegan que su cráneo y su mandíbula fueron llevados a Moscú, la capital de la ex Unión Soviética.

La casa del dictador en los Alpes bávaros, conocida como Berghof, fue demolida en la década de 1950 por el gobierno de Alemania Occidental, que temía que se convirtiera en un punto focal para los neo-nazis.

Otros líderes nazis ejecutados por los aliados después de los juicios de Nuremberg fueron cremados y sus cenizas fueron esparcidas en el río Conwentzbach para frustrar cualquier intento por parte de posibles simpatizantes de conmemorarlos.

En el otro extremo del espectro político, el cuerpo del revolucionario argentino Ernesto "Che" Guevara fue fotografiado someramente por los enemigos que lo mataron en Bolivia antes de enterrarlo en una tumba sin nombre. Sus adversarios quizás anticipaban el culto que inspiraría.

El Madhi, Lenin y Stalin

El destino de Bin Laden hace eco de cómo el imperio británico trató a otro musulmán insurgente, Ahmad Muhammad, conocido como El Mahdi, cuya tumba fue destruida en Sudán para evitar convertirla en un punto de encuentro para sus seguidores.

Ahmad Muhammad, conocido como el Mahdi

La tumba de El Mahdi fue destruida por los británicos pero sus seguidores la reconstruyeron, sin él dentro.

El Mahdi obtuvo victorias militares contra los británicos, incluida la masacre de la guarnición de Jartum, antes de morir de tifus. Sus seguidores fueron aplastados por los británicos, su tumba fue destruida y sus huesos fueron arrojados al río.

El esfuerzo consciente de algunos para evitar levantarles santuarios a sus enemigos se contrapone a la voluntad de los regímenes ideológicos de crearles santuarios a sus héroes.

La muestra pública del cadáver embalsamado de Vladimir Ilich Lenin, mucho después de su muerte, en un mausoleo de la Plaza Roja de Moscú, puede haber tenido la intención de representar la persistencia de la mitología de la fundación de la Unión Soviética.

Pero esto significaba que, por extensión, el destino de los restos de José Stalin -que al principio aparecían junto a los de Lenin, su predecesor, y luego fueron retirados durante el deshielo iniciado por Nikita Jruschov- simboliza el proceso por el cual disminuyó su reputación.

Mussolini y Franco

Para el catedrático Michael Cox, del departamento de Relaciones Internacionales de la London School of Economics, en el Reino Unido, el fin marino de Bin Laden va más allá de las circunstancias específicas del mundo después del 11 de septiembre de 2001.

Mussolini y Hitler

Mussolini terminó en una cripta pero de Hitler se desconoce el paradero.

En su opinión, la mitología de muchas ideologías revolucionarias depende tanto de la veneración de los héroes caídos que sus oponentes siempre intentan frenar cualquier atractivo emocional.

"No es algo específicamente islámico. Hay una cuestión más amplia sobre el papel de los mártires en cualquier tipo de lucha, no sólo en términos de la iconografía, sino también en cómo el martirio se utiliza como un medio para continuar la lucha. Los mártires ayudan a crear nuevos adeptos", señala.

En efecto, un fuerte indicativo del poder de los santuarios son las batallas que se libran por ellos mucho después de la muerte de sus ocupantes.

El cadáver del líder italiano Benito Mussolini fue, sucesivamente, colgado de ganchos de carne por partisanos victoriosos, enterrado en una tumba anónima, desenterrado por fascistas leales a él, re-capturado por las autoridades y finalmente enterrado de nuevo en una cripta, años después de su muerte.

Del mismo modo, el Valle de los Caídos, cerca de Madrid, que alberga la tumba de Francisco Franco y fue construida en parte por presos republicanos, divide a muchos españoles hasta nuestros días según las líneas de la guerra civil.

Inmortalidad

¿Podría el lugar de la muerte de Bin Laden convertirse en "su" santuario?

Dando sepultura a Bin Laden en el mar, las autoridades estadounidenses pretendían evitar que su lugar de reposo se convirtiera en un lugar de peregrinación.

Sin embargo, algunos creen que ese papel podría ser representado por el sitio donde el fundador de al-Qaeda fue abatido.

"Probablemente Pakistán destruirá la casa en la que vivió Bin Laden. ¿Pero qué harán con el suelo sobre el que estuvo?", escribió el periodista Jon Lee Anderson en su blog en la revista New Yorker.

Por esta razón, considera el historiador Laurence Rees, autor de "A puerta cerrada. Historia oculta de la Segunda Guerra Mundial", el santuario de cualquier líder político tiene la intención de proporcionarle cierto tipo de inmortalidad.

Los dictadores mismos, observa, tienden a darle una gran importancia a dejar atrás un recuerdo permanente de sí mismos.

"Hitler no creía en la vida después de la muerte, pero sí creía que seguiría viviendo a través de lo que había logrado", dice.

"Él se imaginaba que estaría en una especie de sarcófago gigante y que, incluso después de la muerte, seguiría físicamente ahí, pero la derrota le negó eso", añade.

Teorías de conspiración

Por supuesto, la misma falta de un monumento permanente o, de hecho, de un cadáver, hizo que las teorías de conspiración sobre el destino de Bin Laden florecieran casi tan pronto como se anunció su muerte.

"No es algo específicamente islámico. Hay una cuestión más amplia sobre el papel de los mártires en cualquier tipo de lucha, no sólo en términos de la iconografía, sino también en cómo el martirio se utiliza como un medio para continuar la lucha. Los mártires ayudan a crear nuevos adeptos"

Michael Cox, London School of Economics

Tampoco ha sido el líder de al-Qaeda el único difunto cuya falta de un santuario ha dado lugar a tales sospechas. Las especulaciones sobre el destino de Hitler, en particular, se convirtieron en un subgénero de la conspiración especialmente resistente.

David Aaronovitch, un columnista del periódico británico The Times que se dedicó a desacreditar ese tipo de especulaciones en su libro "Historias del vudú: El papel de las teorías de la conspiración en la formación de la historia moderna", cree que este fenómeno se deriva de una proclividad humana profundamente arraigada.

"Tan pronto como escuché la noticia, yo sabía que -como dos y dos son cuatro- habría teorías de conspiración diciendo que no era Bin Laden", dice.

"Es un error suponer que las teorías de conspiración surgen debido a algo tan concreto como las evidencias. Se trata de un deseo de que haya una historia diferente".

"Impulso emocional"

Pero igualmente, indica Aaronovitch, está profundamente arraigada la necesidad de marcar el fallecimiento de un miembro de la tribu a que uno pertenece.

Seguidores de Bin Laden

El lugar donde murió Bin Laden podría adquirir un valor simbólico para muchos de sus seguidores.

Según él, a su vez, esto significa que el propio hecho de negarle esos rituales a un opositor refleja un impulso emocional no reconocido.

"Los ritos de sepultura tienen mucho de psicología profunda", dice.

"Hay una especie de satisfacción que creo que los estadounidenses no reconocen, ahora que pueden decir 'lanzamos a Osama bin Laden al mar'", explica.

Las coordenadas exactas del lugar donde Bin Laden fue sepultado tal vez nunca se lleguen a saber y este hecho da una idea de su trascendencia tanto en la vida como en la muerte.

DIPLOMATICO MANUEL RODRIGUEZ CUADROS: TRATADO DE LIMITES MARITIMOS CON ECUADOR FORTALECE LA POSICION PERUANA EN LA HAYA

MANUEL RODRIGUEZ CUADROS: TRATADO CON ECUADOR FORTALECE POSICION PERUANA EN LA HAYA

Manuel Rodríguez Cuadros: Tratado con Ecuador fortalece posición peruana en La Haya



El Tratado de Límites entre el Perú y Ecuador fortalece nuestra posición ante la Corte Internacional de La Haya, pues refuerza la tesis de que los convenios de 1952 y 1954 no pueden ser considerados limítrofes, como lo plantea Chile, declaró el embajador Manuel Rodríguez Cuadros, considerado una autoridad en la materia e impulsor de la presentación de la demanda en ese tribunal.
Explícitamente Ecuador ha reconocido esta posición pues, de lo contrario, no hubiera sido necesario firmar un acuerdo, y ese es un punto a favor de Perú en el juicio internacional, añadió.
El hecho que se haya apelado al artículo cuarto de la Declaración de Santiago de 1952 para firmar el nuevo tratado, obedece a que el Perú siempre dijo que ese documento no es acuerdo de límites con Chile, pero sí contiene un criterio delimitador con Ecuador, que ahora ha sido ejecutado, anotó.
Al destacar que este tratado tiene una especial importancia para la defensa del límite marítimo de Perú en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, explicó que el capítulo cuarto crea una excepción para establecer un método de delimitación por el paralelo, solo en el caso de un país que tenga islas frente a sus costas y eso solo ocurre con Ecuador.
“(Este acuerdo) guarda la soberanía ecuatoriana sobre el Golfo de Guayaquil. El Perú históricamente ha reconocido esta soberanía ecuatoriana, pero por primera vez en la historia, Perú firma un tratado de límites que deja todas las aguas del golfo como aguas internas del Ecuador”, refirió.
Rodríguez Cuadros señaló que con el acuerdo los dos países han ganado.

ACUERDO DE LIMITES CON ECUADOR ES VITAL EN EL DIFERENDO CON CHILE

Acuerdo de límites con Ecuador es vital en el diferendo con Chile
Congresistas se comprometen a analizarlo y aprobarlo con premura.
Reconocimiento del paralelo geográfico de uso exclusivo en caso de la frontera norteña es clave en La Haya, destaca el ex canciller Rodríguez Cuadros. Ver notas diplomáticas idénticas
El acuerdo de Perú y Ecuador que establece el uso del paralelo geográfico como límite marítimo, en forma exclusiva, debido a la existencia de islas en la frontera común, es de vital importancia para nuestro país en el contencioso que mantiene con Chile en la Corte de La Haya, coincidieron expertos y congresistas de la República.
“En ese acuerdo el Ecuador conviene con el Perú que el artículo cuarto de la Declaración de Santiago se aplica solo al Perú y al Ecuador, y además establece un criterio de delimitación por el paralelo por la existencia de islas, sólo única y exclusivamente en el caso peruano-ecuatoriano”, explicó el ex canciller Manuel Rodríguez Cuadros, quien agregó que este criterio no aplica para la frontera con Chile donde no hay isla alguna.
La otra forma de demarcación marítima es por la línea bisectriz, como plantea el Perú ante la Corte de La Haya, al no existir un tratado de límites con Chile, destacó el embajador Hugo de Zela.
Según De Zela, las notas diplomáticas intercambiadas por las cancillerías de Perú y Ecuador implican el reconocimiento de la Carta Náutica presentada por el gobierno de Rafael Correa ante la ONU y podrían convertirse en el primer tratado de límites marítimos entre estos dos países. Reconocen también que los documentos que ambos suscribieron junto a Chile en 1952 y 1954 solo son acuerdos pesqueros y no de delimitación marítima como reclama Chile.

El ex canciller Luis Solari considera este acuerdo como un testimonio escrito de Ecuador que invalida la tesis de Chile de que ya existen acuerdos de límites marítimos con Perú. Por ello demandó su análisis y pronta aprobación en el Congreso, para su posterior ratificación por los gobiernos de Alan García y Rafael Correa.

Legisladores de diversas bancadas se pronunciaron a favor de la decisión de Perú y Ecuador de fijar su límite marítimo y adelantaron que respaldarán el acuerdo.

La Comisión de Relaciones Exteriores anunció que convocará a una sesión extraordinaria para analizar el acuerdo, informó el titular de ese grupo de trabajo, Hildebrando Tapia.

Daniel Abugattás, vocero de Gana Perú, dijo que la definición de límites marítimos entre el Perú y Ecuador es un gran logro que afianza la integración y fortalece la posición peruana. “Hay que darles los reconocimientos respectivos al canciller y al gobierno por este logro y también al gobierno de (Rafael) Correa, ya que se han establecido límites (marítimos) que son justos y adecuados para ambos países”, dijo.
“Haremos valer soberanía”

En Chile, el presidente de la República y varios parlamentarios criticaron la postura de Perú pero, a su vez, señalaron que esta beneficia a su país.

Según Sebastián Piñera, en una declaración pública, el reconocimiento del paralelo geográfico implica un vuelco sustancial de la posición peruana que, dijo, pone en duda los alcances de tratados suscritos por Perú, Ecuador y Chile.
“Seguiremos haciendo valer nuestros derechos soberanos, amparado en el derecho internacional y tratados vigentes”, advirtió. Eugenio Tuma, presidente de la Comisión de RREE del Senado, afirmó que el acuerdo debilita la posición de Perú porque, según él, reconoce los tratados del 52 y 54.
Según el senador Hernán Larraín, el gobierno de Alan García se ha metido un autogol. “Ha dado los argumentos finales que le faltaban a Chile para demostrar que los tratados de 1952 y 1954 existen para los tres países”, explicó.
Diego Ribadeneira, embajador de Ecuador en Lima, ratificó que su país será neutral en el litigio.“Perú y Chile deben dirimir sus problemas en La Haya, y Ecuador respetará la decisión”, indicó.
Alan García visitará Ecuador el 20 de mayo
El presidente Alan García visitará Quito el próximo 20 de mayo por invitación de su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, según informó el canciller Ricardo Patiño en rueda de prensa.
Antes, este viernes 6, el canciller García Belaunde acudirá a la reunión de la Subcomisión de Seguimiento a la Demanda Peruana en la Corte Internacional de Justicia para informar acerca del acuerdo logrado con Ecuador sobre delimitación marítima.

“Los peruanos deben estar informados de la trascendencia de estos acuerdos y de los pasos que se dan en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por ser este un tema de Estado”, comentó el presidente de esta subcomisión, Rafael Vásquez.

Bin Laden dead: video animation

Chat : Perúmilitar sin restricciones

CHAT PERUMILITAR