jueves, 21 de abril de 2011

El Comercio-Lan Chile despide periodistas de Canal N por no someterse al fujimorismo

Patricia Montero


El grupo El Comercio, que comprende además a Perú.21, El Trome, Gestión, Canal 4 y Canal N, entre otras empresas, despidió a dos periodistas que no se sometieron al fujimorismo, para adular a Keiko Fujimori y atacar a Ollanta Humala.

La verdad es que El Comercio (cuya socia Milagros Miró Quesada está casada con un chileno director de Lan Chile) defiende a Chile y a Lan Chile, que se verían afectados ante las propuestas de Gana Perú, de crear una línea aérea de bandera y dar más soberanía al Perú frente a las inversiones extranjeras.

Este es otro capítulo de despidos del grupo El Comercio contra periodistas independientes, en castigo por no someterse a una línea de ataque contra Ollanta Humala, tras la producida en Canal 4 (ver América TV despide a periodista por no someterse a campaña contra Humala).

Como el Perú está en segundo lugar para El Comercio, juega sus cartas a favor de Keiko Fujimori, posiblemente esperanzado en faenones que permitan ganancias a los chileno en perjucio del Perú. Leamos el informe de hoy del Diario 16:

¡Cisma en Canal N!

El despido de dos periodistas de Canal N fue una verdadera bomba que remeció las redacciones de todos los medios de comunicación. Ayer, la productora general de dicho canal, Patricia Montero, y el productor del noticiero `De 6 a 9' y jefe de Informaciones, José Jara, fueron despedidos, sin motivo alguno, dejando una enorme preocupación en el medio periodístico.

Hasta el cierre de esta edición Canal N no dio a conocer una explicación al respecto. Sin embargo, la razón de este descabezamiento se habría dado porque ambos periodistas eran un escollo para las reales pretensiones políticas que tiene el Grupo El Comercio (mandamás de la línea editorial de Canal N y América Televisión), que es la de apoyar a la lideresa de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, y atacar al candidato de Gana Perú, Ollanta Humala. Esta versión fue confirmada por periodistas de dicho medio, quienes prefirieron mantener sus nombres en el anonimato. "En las últimas semanas habían muchas presiones para que se ataque al candidato Ollanta Humala y se difundan notas y microondas a favor de Keiko Fujimori. Patty se resistía a parametrar la línea del canal e insistía en mantener la neutralidad. Con estos despidos, parece que la fujimorización del canal es un hecho", comentó un preocupado periodista.

Patricia Montero es una destacada e impecable periodista que laboró 12 años en Canal N, una de las fundadoras de dicho medio, que precisamente nació para luchar por la libertad de expresión y de prensa en pleno régimen autoritario de Alberto Fujimori.

Las redes

La noticia que se dio a conocer en la tarde de ayer, tuvo un gran impacto en las redes sociales, donde inmediatamente se enviaron mensajes de solidaridad para los dos periodistas.

Al respecto, la periodista Rosa María Palacios, a través del Twitter, indicó que estos despidos no son una buena señal para el periodismo en el país y señaló, incluso, que este panorama podría empeorarse.

"Patricia Montero, periodista muy importante de la historia de la libertad de expresión, no se irá en silencio ni por la puerta falsa", escribió Palacios, mensaje que repitió luego a través de su programa `Prensa Libre', en América Televisión.

Palacios recordó que Canal N se creó como una ventana de libertad "frente a la autocracia coimeadora de medios". "Después de hoy, más miedo me da Keiko que Ollanta (a pesar de que su plan sigue siendo pésimo para el país) y créanme que eso es mucho", escribió.

Por su parte, el periodista Augusto Álvarez Rodrich afirmó que con el despido de Patricia Montero, Canal N pierde mucho de decencia y capacidad periodística. Incluso dijo que Martha Meier (editora del diario El Comercio y personaje influyente en dicho grupo periodístico), "pudo haber aprendido algo de decencia y capacidad de Montero".

"Valgan verdades, El Comercio se ha puesto un kimono fujimorista que solo es superado hoy por Peru.21", señaló. Al respecto, el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) anunció que evaluará el tema y que luego se pronunciará.

La Cantuta en la Boca del Diablo [documental completo]

Para que lo veas completo, sin cortes y en el portal de videos más usado del planeta. El documental ‘La Cantuta: En la boca del diablo’, repartido gratis por el diario La República (Perú) este martes, se encuentra ya en YouTube para que lo vean todos, sin importar donde estén o tengan dinero (cuesta un sol con el periódico).

Dirigido por Amanda Gonzales, el documental nos muestra al renombrado periodista de investigación Edmundo Cruz ir tras los pasos del caso de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad Nacional Enrique Guzmám y Valle (La Cantuta), asesinados por el Grupo Colina en el año 1992, correspondiente al gobierno de Alberto Fujimori.

Mafia fujimorista "se levantó" el dinero del Fonavi



Dejaron a los fonavistas sin fondo de vivienda.


La presidenta de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Carmela Sifuentes, afirmó que la dictadura de Alberto Fujimori saqueó y liquidó el Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi), al utilizar los aportes de los trabajadores para desarrollar su política asistencialista. Además, dijo que Keiko Fujimori, al defender el modelo económico de su padre, significa un peligro para la clase trabajadora. “El gobierno de Alberto Fujimori fue el más nefasto para los trabajadores y tiene como una de sus perlas el incumplimiento de la devolución de los aportes al Fonavi, al darse leyes justamente para no resarcir aquellos aportes de los trabajadores”, comentó.

Fujimori malversó ese dinero en la realización de su programa asistencialista y, no cabe duda, para engordar su cuenta corriente”, dijo Sifuentes a LA PRIMERA. El Fonavi, organismo de carácter comunitario y social, fue creado en abril de 1979, por Decreto Ley 22591, con la finalidad de construir viviendas a través de la Empresa Nacional de Construcciones y Edificaciones (Enace) para los trabajadores públicos y privados que contribuían con 1% de su remuneración.

La finalidad estuvo bien orientada, pero durante el primer gobierno de Alan García, Enace era muy deficiente en su gestión, lo que empeoró con un aumento desmesurado de sus planillas y la corrupción que afectaba directamente los fondos recaudados.

El gobierno de Alberto Fujimori no hizo nada por reflotar ese importante fondo; por el contrario, desvió esos recursos para la implementación de proyectos sociales de distintos rubros, por lo que Fujimori decidió liquidarlo en agosto de 1998, mediante la Ley 26969.


Henry Campos
Redacción, La Primera