martes, 8 de marzo de 2011

Canciller Moreno sigue haciendo soñar a los chilenos con límites inexistentes


alfredo_moreno.jpgPero los cables de Wikileaks revelan temor de la cúpula de gobierno chilena de perder la demanda en La Haya

El canciller chileno Alfredo Moreno dijo ayer que el envío de la Carta Náutica ecuatoriana a la ONU refleja que Ecuador, Perú y Chile fijaron sus límites marítimos en los tratados de 1952 y 1954.

Como se sabe, el presidente ecuatoriano Rafael Correa anunció la víspera que la Carta Náutica, la cual fija todos los límites entre Ecuador y Perú, será enviada a las Naciones Unidas el miércoles, y que espera que el gobierno de Lima ratifique las fronteras establecidas en el documento.

"Chile, Ecuador y Perú han firmado tratados de límites en los años 52 y 54", reiteró Moreno. "Nos parece importante que esto se vaya desenvolviendo y se vaya clarificando", agregó.

Pero esos tratados fueron pesqueros y tan claro está que no hubo límites que recién en estos últimos años Ecuador y el Perú sostuvieron conversaciones para formalizar los límites marítimos entre ambos países, lo cual se ejecuta recién con la carta náutica ecuatoriana ante la ONU.

Chile pretende que los límites en la frontera sur del Perú sean tratados como en Ecuador, donde hay islas, por lo cual ambos países no tienen inconveniente en fijar el paralelo como límite, hecho que aclararon estos últimos años.

Este no es el caso en el mar peruano del sur, donde Chile no tiene islas, por lo cual, según se procede en similares casos en el ámbito internacional, el límite no es el paralelo, sino la línea equidistante.

En vista de la usurpación chilena del mar peruano al no reconocer la línea equidistante, el gobierno peruano demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en el año.

Cabe señalar que, según un cable de Wikileaks, se revela que, pese a que ante la opinión pública chilena el gobierno de Chile mantiene una actitud triunfalista sobre la demanda peruana interpuesta para recuperar el mar usurpado por Chile, ante los estadounidenses desnudan sus temores y se sienten perdedores (ver Wikileaks: Chile con miedo de perder en La Haya) .