viernes, 25 de febrero de 2011

Descentralizado 2011: Universitario de Deportes vs Universidad San Martin [¡EN VIVO - EN DIRECTO!]


Toledista Rospigliosi informante USA

CESAR BENAVIDES CAVERO (*)

El otrora ex ministro del Interior Fernando Rospigliosi del hoy candidato Alejandro Toledo a las elecciones presidenciales, ha aparecido en todas las portadas periodísticas como el “informante de la embajada norteamericana” o mejor dicho, el soplón o felipillo incaico para los gringos, gente que aparentemente él detesta, dizque por ser estos los mercantilistas y opresores de las sociedades latinoamericanas y del mundo entero.

Lo grave de esta situación es que él acepta que lo afirmado en los cables es verdad y que él y su partner Rubén Vargas, ex director de la Oficina de Defensa Nacional, son los protagonistas del insólito pedido a los consejeros políticos de la embajada de USA que deberían iniciar una campaña “sucia” en contra del candidato nacionalista Ollanta Humala el 18 de noviembre del 2005.
Con la finalidad de detener la influencia de Hugo Chávez en la campaña electoral de aquella época, se cuida de no involucrar al hoy candidato Toledo, al decir que este último no sabía nada y ellos fueron por su propia cuenta y riesgo. Sin embargo, es sabido y conocido que ambos ladinos colaboran directa e indirectamente en el Plan de Gobierno del sátrapa Toledo. Hasta aquí todo quedaría en un asunto doméstico en nuestro país, pero si analizamos un poco más, veremos cómo es la relación de estos camaleónicos zurdozos a quienes el liberalismo yanqui les apesta. Debemos de investigar más allá porque hasta donde conocemos estos “caviarongos” comandados por el inefable Rospigliosi hasta han sido becados por el Centro de Estudios Hemisféricos para la Defensa del gobierno norteamericano para realizar estudios de estrategia para la defensa continental.

Se han infiltrado hasta en los servicios de inteligencia del Perú por haber sido su jefe máximo en algún momento. Aquí tenemos dos ejemplos, el cuestionado Rospigliosi y el ciudadano Rubén Vargas. Nadie con dos dedos de frente les va a creer que no obtienen nada a cambio de algo (dan información falsa o verdadera), sino que debe existir alguna manera de coerción sobre el candidato “amigo” al que apoyan. Hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir a nuestro próximo gobernante y no lo decimos por embarrar a algún candidato y pretender favorecer a otro. Somos ajenos a la “politicastrería” peruana, y lo que único que hacen es ensuciar la política en nuestro país con la complacencia del gobierno Norteamericano; porque hasta donde sabemos limpian al que quieren y ensucian al que no quieren. Para esto utilizan las medias verdades y la política del ministro de Joseph Goebbels: “miente, miente que algo queda”. Con estas afirmaciones no pretendemos desestabilizar el proceso electoral de nuestro país, sino que estamos informando a la ciudadanía cómo actúan otros gobiernos (USA) inmiscuyéndose en la política interna de nuestro país, manipulando la información, juegan con la población; y, por ello, mucho les interesa que nuestros ciudadanos sigan en la pobreza cultural y social en la que casi todos los gobernantes nos han dejado. (*) Director de Conferencias e Informática Jurídica del CAL e integrante del Instituto Peruano de Criminalística y Pericias

LAS COJUDECES DE TOLEDO

LAS REVUELTAS EN LAS NACIONES ARABES SE ESTAN PRODUCIENDO EN PAISES DISFUNCIONALES A LOS INTERESES ESTRATEGICOS DE LA ALIANZA OCCIDENTAL

Gobernabilidad y Democracia a la medida en los países árabes

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Si los programas de las agencias internacionales para el desarrollo que operan en los países árabes fueran revisados por expertos internacionales neutrales de verdad, encontraríamos evidencias de la persistente y sofisticada intervención extranjera para cambiar régimen político.

Esta intervención se observa en el proyecto de promover gobernabilidad a escala global (1), que va a la par con el objetivo de democratizar con cierto grado de uniformidad a la occidental. Es para completar seguramente el viejo proyecto de Jacques Maisonrouge de la fábrica planetaria con su república planetaria. Un poco la nueva revolución francesa concebida por la IBM de los años 70.

La intención se ve cada vez más evidente a través de las energías políticas y los recursos desplegados para agitar a la población en una franja que va desde Argelia hasta Irán.

Ahora es Libia y la lista es larga.

Es como una suerte de matriz con un código base: donde se desarrollen los proyectos de Gobernabilidad, estarán los brotes de ruptura con sistemas políticos anquilosado. Aunque también son implantaciones de una antigua ciencia política.

Gran parte de estos regímenes fueron formados y mantenidos por la Alianza Transatlántica para la seguridad estratégica, como es el caso de Egipto, Bahrain, países del Golfo Pérsico.

Otros fueron concebidos y sustentados por esa perversa dinámica de contener la subjugación a la potencia extranjera con autonomías enajenadas de los consensos internacionales, o forzadas con nacionalismos exacerbados para conservar una precaria integridad territorial. Es el caso de Sudan, Tchad, Libia, Somalia y hasta Marruecos que rehusa a ceder territorio en el Sahara Occidental.

Nada de errado quizás con intervenir países para promover democracia y gobernabilidad y es muy probable que los libros de agencias oficiales como el Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, la Comunidad Europea, o no gubernamentales como Oxfam, Human Rights Watch, Amnesty, por nombrar a las mas protagónicas, sean transparentes.

Es sabido que los proyectos internacionales promover la Gobernabilidad, se realizan con la cooperación de las autoridades locales.

Todo hasta aquí va bien. El problema surge cuando estallan las revueltas sin liderazgos identificables de acuerdo a los códigos convencionales, y de pronto aparece una masa tan multicolor en lo político que llega a ser hasta aséptica en ese plano. La política sin partidos sustentada en poderes corporativos nuevos y viejos.

El mundo institucional que ha respaldado los proyectos de gobernalidad- por décadas en algunos casos-, puede palpar ahora los frutos, y con cierto grado de euforia plantea el resurgimiento de la revolución francesa en el mundo árabe, o la caida del muro de la guerra fría.

Esta visión encuentra el nicho ideal en las ediciones de diarios que han abogado por el intervencionismo directo en el mundo árabe como El País de España, The Guardian, The New York Times, Le Monde, en suma, las vocerias de las potencias coloniales.

Las revueltas en las naciones árabes, hasta el momento, con la excepción de Túnez, se estan produciendo en países disfuncionales a los intereses estratégicos de la alianza occidental. En este sentido son proyectos de fundar democracias a la medida porque el único poder estable y legítimo que los respalda es el ejército.

La revista Time es un puntal en esta visión del intervencionismo y aplaude la desestabilizacion que se avecina en la región, porque en el fondo el contenido de las democracias que se formen estará en la medida de lo que los ejércitos permitan.

El cercano oriente y el mundo árabe se apresta a presenciar el mundo de la fantasía en la ciencia política del viejo plan neoconservador de restaurar el control occidental absoluto de la región.(Ver Mearshheimer y Walt.The Israel Lobby.)

Las revueltas tienen como propósito traer dinero fresco para el nuevo ajuste global con una nueva reducción del tamaño del estado. Justo en el momento crucial en que se instala una crisis alimentaria por el alza de precios y otra crisis con los recursos hídricos debido a una casi total prescindencia del público en la formación de políticas públicas.

Lo que no se admite tampoco en el mundanal ruido de las vocerías corporativas, es el excesivo salvajismo del capital que se esconde detrás de la cortina mas impenetrable como es el de la innovación tecnológica.

http://www.argenpress.info/2011/02/egipto-y-la-revolucion-inducida.html

RIA NOVOSTI