jueves, 30 de diciembre de 2010

Inversión peruana en Chile sigue en aumento, destaca embajador Pareja

Al margen del diferendo marítimo, la inversión de Perú en Chile “sigue en aumento” y se registra una importante presencia de capitales nacionales, particularmente en el sector gastronómico, por el boom de la cocina peruana, afirmó el embajador de Lima en Santiago, Carlos Pareja.

Sostuvo que las inversiones peruanas en Chile continúan en aumento y la Cámara de Comercio Chileno-Peruana estima que alcanzarán la suma total de 2,500 millones de dólares, sobre todo luego de la compra de los activos de Lafarge Chile, Cementera Melón, por el Grupo Brescia en julio de 2009, inversión que ha sido muy bien recibida en el país del sur.

Destacó que en los últimos años las vinculaciones económicas y comerciales entre Perú y Chile han continuado su constante crecimiento y diversificación, con lo cual los flujos de inversiones entre los dos países han alcanzado cifras récord.

Puso en relieve que este fortalecimiento de la relación económica y comercial se produce más allá de las diferencias que existen en torno al tema marítimo y que se encuentra en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

“Indudablemente, el tema del boom de la gastronomía peruana ha adquirido en los últimos años una gran notoriedad y ha implicado una interesante inversión peruana en el área de servicios, debiéndose destacar la apertura de diversos restaurantes de comida peruana que son ampliamente reconocidos y considerados los mejores en el país sureño”, declaró a la Agencia Andina.

El diplomático resaltó que la relación económica comercial ha evolucionado positivamente en los últimos años, encontrando en este nuevo contexto de la relación bilateral un impulso mucho mayor.

“Tanto los gobiernos como los sectores empresariales han fortalecido sus lazos y se encuentran plenamente comprometidos a que las inversiones, el comercio y, en general, la integración económica se acrecienten y continúen siendo un motor fundamental en el estrechamiento de nuestros lazos.”

El embajador Pareja recordó que hace pocos días visitó Chile el ministro de Economía peruano, Ismael Benavides, invitado por su homólogo chileno, Felipe Larraín, con quien dialogó sobre la manera de construir mayores vinculaciones en aquellas áreas en las que nuestras economías son complementarias.

Refirió que en el encuentro estuvo también presente el ministro de Economía de Colombia, con quien discutieron las opciones que se manejan para enfrentar la devaluación del dólar frente a las monedas locales.

“La dinámica de la inversión peruana sigue en aumento, y apreciamos la presencia de inversiones de grupos como Klenzo-Sapolio, Movieland, City Toys, entre otros.”

Mencionó que recientemente anunció que el Grupo Graña y Montero adquirió de las compañías chilenas Enersis y Chilectra, por un valor de 20 millones de dólares, la totalidad de sus acciones en la empresa Compañía Americana de Multiservicios (CAM), que ofrece productos y servicios en las diferentes fases del ciclo eléctrico, desde la provisión y logística de materiales, hasta la construcción y puesta en marcha de obras eléctricas.

Una historia de espias: el Coronel Italo Seccattore, el agente chileno de la DINA y el CNI

Coronel (r) Ítalo Seccattore creó sistema de “archivo” para ambos servicios

El asombroso historial del Coronel Italo Seccattore, asesor de Izurieta, en la DINA y la CNI

El oficial, contratado este año en Defensa, “sondeó” al químico de la DINA, Eugenio Berríos, para comprobar la existencia del gas Sarín. Lo hizo por orden del entonces director de la CNI, Odlanier Mena, a quien el Mamo Contreras quiso envenenar. Años más tarde sería el agente de control de la ex colaboradora de la DINA Luz Arce, enviándola a Uruguay con identidad falsa. El subsecretario Izurieta indicó que su vínculo laboral termina este viernes. Y agregó que es un profesional muy capaz que no está condenado por ningún tribunal por casos de violaciones de derechos humanos, “por lo que tiene derecho al trabajo”.

por JORGE MOLINA SANHUEZA

documentos relacionados

temas relacionados

En el Ministerio de Defensa casi nadie lo conoce. Muy pocos saben quién fue durante su vida militar. Y es que Italo Seccattore, uno de los asesores del subsecretario de Defensa, Óscar Izurieta, es un hombre que guarda muchos secretos.

Seccattore ingresó a la Escuela Militar en 1960. Doce años más tarde ya era ingeniero politécnico con especialidad en electrónica. El golpe militar de 1973 lo pasó en el Regimiento de Telecomunicaciones. Hasta ese momento, era una carrera alejada de cualquier vaivén de inteligencia o espionaje.

Sin embargo, cuando se creó la DINA en 1974, a Seccattore le correspondió una labor no menor: crear el sistema informático para el archivo de antecedentes del servicio represivo, según el sitio memoria viva y el libro “Donde están”. Efectuó esta labor antes de que se comprara la tecnología definitiva a la empresa Comdat.

La DINA tenía dos sistemas de ingreso: uno con las listas de detenidos en el tiempo y otro con las listas de detenidos desaparecidos. Parte de su labor también era otorgar cédulas de identidad y pasaportes falsos a los agentes.

Hay que recordar que la mayoría de casos de detenidos desaparecidos fue obra del organismo dirigido por el general (R) Manuel Contreras, según está acreditado en el Informe Rettig.

Este diario consultó al subsecretario Izurieta por la contratación. Al respecto este explicó que “mientras alguien no esté condenado o procesado por los tribunales, tiene el derecho al trabajo, porque si no le creemos al sistema judicial ¿entonces qué hacemos?”.

“Ítalo Seccattore es un coronel en retiro del Ejército que trabaja desde mediados de año contra proyectos y gana $ 1 millón. Por esa plata no consigo a nadie. Es un ingeniero con estudios en el extranjero. Este año no tenía plata para pagar un sueldo de mercado y él es un profesional de muy buen nivel. Además su contrato termina este viernes. Así que para el otro año contrataré otras personas, porque ahora tengo presupuesto”, dijo Izurieta a este diario.

En todo caso, no es la única contratación. También recibió sueldo el general Orlando Carter, yerno del “mamo” Contreras.

MISIÓN SECRETA

Una vez que la DINA se disolvió en 1977, Seccattore pasó a trabajar en su continuadora: la Central Nacional de Informaciones (CNI), donde también creó el sistema informático para el procesamiento de información sobre los opositores a Pinochet.

Cuando la Comisión Rettig comenzó a funcionar durante el gobierno de Aylwin, Seccattore reapareció en la vida de Arce. En la oportunidad le recomendó que no dijera nada de lo que sabía. Sin duda una amenaza velada.

El primer director de la CNI fue el entonces general Odlanier Mena, enemigo acérrimo de Contreras. Este último, de hecho, quiso asesinarlo a través de un veneno, según declaró el ex agente de laDINA Michael Townley.

Mena sabía de las intenciones de “El Mamo”, por lo que le ordenó a Seccattore “sondear” al creador de las pócimas letales de la DINA: el químico Eugenio Berríos.

De acuerdo a varios testimonios que obran en el proceso que sustanció el ministro Alejandro Madrid por el homicidio de Berríos ocurrido en Uruguay, Seccattore concurrió hasta la panadería que gerenciaba el científico en calle Carmen. Allí Berríos le reveló la existencia del gas Sarín y otros venenos que se fabricaron en la calle de Vía Naranja, en Lo Curro, cuartel de la DINA donde se planeó el atentado al ex canciller de la UP, Orlando Letelier. De hecho, el Sarín fue una de las alternativas que se barajaron para asesinarlo, aunque finalmente se prefirió una bomba, la que explotó en septiembre de 1976 en Washington.

Con la información obtenida de boca de Berríos, Seccattore volvió donde Odlanier Mena y le informó verbalmente. Pero no fue lo único. Le relató además que el Sarín había sido usado en animales, como también para asesinar a los detenidos en Peldehue, según versa la declaración que prestó ante el ministro Madrid en abril de 2003 y que revela El Mostrador.

Mena, en tanto, en uno de sus testimonio judiciales, aseguró que toda la información recabada por Seccattore la envío en una carta secreta a Augusto Pinochet.

EL AGENTE DE CONTROL

Durante sus años en la CNI, además, Seccattore era el agente de control de la colaboradora de la DINA, Luz Arce.

En su libro autobiográfico, “El Infierno”, Arce relata cómo le ordenó radicarse en Uruguay –orden que cumplió- con la identidad falsa de Mariana del Carmen Burgos Jiménez, para luego hacerse amante del militar argentino Emilio Massera, intento conocido como “Operación Celeste”.

“Las órdenes desde Chile me las daba Ítalo. Recuerdo que cuando aún estaba en Borgoño me fue a ver Odlanier Mena, para transmitirme instrucciones, dándome sugerencias tales como que me convirtiera en amante de Massera en Argentina”.

Al mismo tiempo cuando la Comisión Rettig comenzó a funcionar durante el gobierno de Aylwin, Seccattore reapareció en la vida de Arce. En la oportunidad le recomendó que no dijera nada de lo que sabía. Sin duda una amenaza velada.

En su currículum Seccattore también exhibe otros trabajos, como la Dirección de Inteligencia del Ejército; viajó a España a realizar un curso de energía nuclear, volviendo a Chile a fines de 1975 donde asumió el cargo de jefe de proyecto del Complejo de Lo Aguirre; pasó a retiro en 1990 habiendo sido por casi tres años subsecretario de Telecomunicaciones en el régimen militar.

Quienes lo conocen, aseguran que es un profesional muy capaz y que donde ha trabajado, siempre ha mostrado buenos resultados.

“LABORES ACCIDENTALES”

Seccattore nunca ha sido procesado ni condenado en ninguna causa por violaciones de derechos humanos. Intentos por encausarlo han existido varios, como en 1992 cuando Patricia Barceló lo reconoció como el oficial que la obligó a presenciar torturas en un cuartel de la DINA. En la oportunidad, el libelo estaba destinado a establecer la desaparición del militante del MIR, Alfonso Chanfreau. En todo caso, no llegó a puerto.

Si el currículum de Seccattore es asombroso, más particular aún es la descripción que aparece en la página de transparencia de la cartera: “Desempeñar labores accidentales y no habituales del servicio, para participar en la concepción y diseño de un sistema de ciencia y tecnología, orientado al desarrollo de capacidades de la fuerza, en el contexto de las políticas impartidas sobre el tema por la Subsecretaría de Defensa, con especial énfasis en el diseño del modelo metodológico para el área”.

Perú-Chile: previo acuerdo; ni permiso o autorización



sebastian_pinera_17.jpgpor Herbert Mujica Rojas

Sostuvo —y así lo consigna El Mercurio en su edición del domingo 26— el presidente chileno Sebastián Piñera Echenique: “Le hemos planteado (a Bolivia) que tenemos la mejor disposición para buscar soluciones a los problemas, pero que tenemos restricciones”, tras agregar que es altamente inconveniente toda fórmula que signifique “dividir el territorio chileno”.

En otro párrafo se anota que: “Una reciente versión de prensa señaló que el gobierno de la presidente Michelle Bachelet (2006-2010), antecesora de Piñera, llegó a definir un corredor en el norte chileno por el cual Bolivia recuperaría su acceso al Pacífico.

La delicada situación geopolítica obliga a subrayar con energía pertinente que ¡ninguno de los candidatos a la presidencia del Perú! pareciera tener los reflejos rápidos para plantear ante la opinión pública cuál será su accionar en relaciones exteriores. Si el contencioso en La Haya con Chile es el principal tema a tratarse durante la próxima administración, resulta mucho más incomprensible este silencio —como todas las mudeces— insondable, mediocre, elusivo, pusilánime. ¿O creerán los postulantes que pueden pasarse cinco años sin liderar al país en el álgido capítulo que ha significado siempre la difícil vecindad con Chile? ¡No hablemos de los vendepatrias y tecnócratas a los que da lo mismo quiénes sean sus patrones sino de aquellos a los que el deber impone respuestas de Estado ¡para asuntos de Estado!

Recuento imprescindible

En Perú-Chile: un poco de historia (14-5-2004) http://www.voltairenet.org/article120900.html
se consignan los siguientes párrafos ilustrativos:

“El 3 de junio de 1929, es decir, hace casi 75 años, Perú y Chile firmaron el Tratado y Protocolo Complementario para resolver la cuestión de Tacna y Arica. En el artículo primero del Protocolo se dice: “Los Gobiernos del Perú y de Chile no podrán, sin previo acuerdo entre ellos, ceder a una tercera potencia la totalidad o parte de los territorios que, en conformidad con el Tratado de esta misma fecha quedan bajo sus respectivas soberanías, ni podrán sin ese requisito, construir, a través de ellos, nuevas líneas férreas internacionales.”

Quiere decir que cualquier decisión sobre un milímetro de Arica tendrá que ser con previo acuerdo sobre los términos, alcances, duración y formas en que esta eventualidad pudiera tener ocurrencia. No es que Chile presente al Perú decisiones tomadas con terceros países, sino que un trato antelado, enhebrado en sinergia tiene que incluir la decisión soberana de ambos países: Perú y Chile, ningún otro. Por tanto, desde 1929, nada ha ocurrido sin que nuestros países hayan dado su consentimiento o negativa expresos.

Para el ilustre diplomático e historiador, Félix C. Calderón, en su obra El Tratado de 1929: La otra historia, refiriéndose a las modalidades de servidumbre en el artículo 1º del Protocolo, escribe: “Cómo puede apreciarse, ella consiste en la autolimitación que ambos países se han impuesto respecto a la suerte de Tacna y Arica, después de la entrada en vigor del Tratado de 1929” (p.290).

Es más, precisa Calderón que “De origen chileno e incluida a insistencia de ese país (el artículo 1º del Protocolo), lo que se persiguió con esa cláusula fue frustrar cualquier eventual arreglo peruano-boliviano en detrimento de Arica. Stricto sensu, esta limitación debió haberse aplicado solamente a Chile, como resultado de la cesión territorial de Arica que hizo el Perú. Lo curioso del caso es que habría sido la libre disponibilidad del Perú sobre Tacna, sobre todo en lo que se refiere a la construcción de una nueva vía férrea hacia La Paz, lo que habría querido restringir Chile. Y para ello no se le ocurrió nada mejor a la Cancillería de La Moneda que recurrir al texto del artículo sexto del Tratado boliviano-chileno de 10 de agosto de 1866, tal como lo recordara Culbertson” (p. 290, op. cit).

En la p. 237 de Posición Internacional del Perú, Alberto Ulloa Sotomayor, sostiene: “Resuelta la cuestión de Tacna y Arica sin la participación de Bolivia, el interés y juego de Chile son y tienen que ser claros en el sentido de orientar hacia el Perú la aspiración portuaria boliviana. Satisfacerla a costa nuestra significaría vencer y debilitar nuevamente al Perú, émulo permanente de Chile en el Sur del Pacífico; crear una separación abismal entre el Perú y Bolivia por un tiempo cuya extensión estaría en razón directa de tan monstruosa injusticia; crearle al Perú un nuevo competidor político y económico, en mejores condiciones geográficas y necesariamente subordinado o sometido a Chile, ya que no podría ser amigo el Perú y ya que necesitaría apoyar en una amistad con aquél la garantía de continuidad en una posesión írrita de la que el Perú haría todos los esfuerzos posibles por expulsarla”.

El integérrimo patriota Alfonso Benavides Correa afirma en su libro Por la patria libre y la justicia social, en la p. 64: “Chile se luce muy generoso con el territorio de Arica, que fue exclusivamente peruano hasta el 3 de junio de 1929 en que el Perú se la cedió a Chile con reservas de dominio, pero se cuida de no hacerle ningún ofrecimiento por los territorios que a Bolivia le pertenecieron hasta el 20 de octubre de 1904 en que, de sur a norte, Bolivia tuvo como puertos propios Antofagasta, Mejillones, Cobija y Tocopilla. ....Chile no le ofrece a Bolivia ninguno de estos puertos porque desde 1879, le ofreció Tacna y Arica a Bolivia, o únicamente Arica o una fracción de Arica, que no pertenecía a Bolivia sino al Perú que se proyectaba desmembrar, como canje por Atacama que Chile le sustrajo a Bolivia y como póliza de seguro de Tarapacá que Chile le arrebató al Perú”.

Es decir

Chile puede conversar con Bolivia y llevar a cabo entrambas naciones cuanto esté en sus intereses bilaterales. Eso es lícito.

Chile ha dicho que tienen restricciones a su salida al mar “siempre que no esto no implique la división del territorio”. Si esto se aplica para el país del sur, con la misma razón y en virtud del Tratado y Protocolo Complementario del 3 de junio de 1929, también rige para Perú y por la señalada razón que Perú posee soberanía restringida y servidumbres en Arica, territorio –a la par que Tacna- que requiere de un previo acuerdo entre Perú y Chile para cualquier cesión de los mismos a una tercera potencia.

No es que Chile, en virtud de sus acuerdos bilaterales con otra nación, pueda venir a plantearle a Perú un hecho consumado, una decisión adoptada, sobre la que exista la perentoriedad de absolución de consulta. ¡No! Mucho antes que eso, en trato bilateral y bajo el mandato pétreo, expreso e ineludible del Tratado de 1929, Perú y Chile deben manejar un previo acuerdo. En rigor en igualdad de condiciones jurídicas y con prescindencia, absoluta, de cualquier otro Estado.

Veamos

La nación del sur advierte que su país no admite la división de su territorio. Muy bien, el razonamiento es el mismo para Perú que no ha encontrado desde 1929 razón valedera para que una tercera nación ocupe territorio que nunca ha sido ni histórica ni sociológicamente de su posesión. Sabido es que un corredor no podría expandirse hacia el sur sino al norte creando una fuente de conflicto de insospechables consecuencias.

Perú y Bolivia

Perú apoya a Bolivia en su derecho a salir al Océano Pacífico y reafirma su pétreo respaldo incólume al Tratado de 1929 que establece la ocupación chilena definitiva de Arica y el retorno de Tacna al regazo patrio.

Subrayemos, además, que Perú ha renovado el trato en Ilo a favor, con dificultades y perfeccionamientos sin duda, de Bolivia, hecho que no puede comprobarse en ninguna parte del extensísimo litoral chileno. ¡Ni siquiera en los territorios Antofagasta, Mejillones, Cobija y Tocopilla, que les fueron arrebatados a Bolivia! Perú en la guerra de rapiña de 1879 no usurpó territorio de nadie, ocurrió todo lo contrario: le fueron arrebatados Tarapacá y Arica.

¿Hasta cuándo?


Es difícil saber cuánto durará la insólita abulia de los candidatos de tocar un tema que requiere de definiciones valientes y de acuerdo al derecho, en consonancia con la historia y bajo la premisa que nunca antes tuvo Perú la oportunidad de darse su gran respuesta integral desde 1879. ¿Y son aquellos los que van a reclamar votos de respaldo? ¡Pues háganlo en el análisis de los grandes temas de la agenda nacional! ¿Quién se atreve a afirmar que uno —acaso el más importante-—sea éste?


Lea www.voltairenet.org/es
hcmujica.blogspot.com
Skype: hmujica

Wikileaks revela pésima opinión de los EE. UU. sobre Piñera y Bachelet


sebastian_pinera_18.jpgEE. UU. habla con asco hacia Piñera: "maneja la política y sus negocios al límite de la ética y la ley"

Documentos de Wikileaks revelan la pésima imagen que tienen ante los Estados Unidos del presidente chileno Sebastián Piñera y de éste sobre su predecesora Michele Bachelet, según el diario El País.

En los informes se hace referencia a Piñera y "escándalos políticos y legales", a la vez que realizan una mala evaluación de Bachele hecha pr el mandatario.

Piñera en escándalos y a los chilenos no les importa


Un informe del 9 de octubre de 2009, escrito por la segunda funcionaria de la legación diplomática, Carol Urban, dice que "Piñera ha estado vinculado en el pasado a un número de cuestionables acciones sobre sus negocios, pero los votantes parecen relativamente desinteresados por estas acusaciones".

El cable también destaca que Piñera recibió la ayuda de la "prensa de Santiago, generalmente conservadora".

Empresas de Piñera crearon falsas ccompañías

El cable se refiere, además, al período de Piñera a cargo del Banco de Talca, en el cual Piñera habría dirigido maniobras que configurarían delitos: "Como muchos otros bancos de la época ―y no muy diferente de la reciente crisis financiera de Estados Unidos― el Banco de Talca concedió muchos créditos arriesgados, que inicialmente generaban apreciables beneficios, pero finalmente llevaron a la bancarrota. Sin embargo, Piñera y otros directivos del Talca fueron más allá de las típicas actuaciones inapropiadas de la época. Además de los créditos dudosos que aprobaron, también crearon docenas de falsas compañías, les concedieron créditos del banco y usaron esos fondos para comprar más acciones del banco", dice el informe.

Por no decir que es un delincuente, lo dicen indirectamente: "Piñera maneja tanto sus negocios como su política hasta los límites de la ley y la ética. Algunas de sus acciones, como prestar dinero a empresas ficticias, parecen cruzar claramente la línea de la incorrección legal. Otras veces, sin embargo, parece más una víctima de las circunstancias, de la negligencia o de la inmensa vastedad de su fortuna".

En marzo de 2008 el embajador Paul Simons y su consejero Juan A. Alsace visitaron a Piñera, que dijo de Bachelet: "es una buena mujer, pero mala presidenta".

En otro punto se revela la preocupación de Piñera por su imagen: "Quiere controlar cada detalle, desde el contenido de un discurso hasta la posición de las cámaras y las luces".

También se menciona que Piñera critica la actitud cercana de Bachelet con el presidente Hugo Chávez. Para Piñera, todas las posturas de Chávez son contrarias a los intereses chilenos.

Piñera manifiesta su rechazo a los grupos ambientalistas que buscan frenar proyectos hidroeléctricos en la Patagonia, en otro punto de un cable.

Piñera escondido


Según los documentos, se señala que en abril de 1982, cuando se ordenó judicialmente la detención de Piñera, y se menciona que huyó de la justicia y se escondió "por 24 días para evadir la formalización".

Piñera y las farmacias

No están ajenas las maniobras en los negocios de farmacia y Wikileaks revela que la embajada tomó nota de la colusión de precios entre las farmacias del país, en la que se involucró a Piñera por poseer acciones de una de esas cadenas.

Una parte del informe recuerda que se acusó a Piñera por no abstenerse de comprar acciones.

La embajada estadounidense incluso husmeó a la familia de Piñera, describen los roles y profesiones que cada uno tiene.