sábado, 6 de noviembre de 2010

Miguel Grau, el Caballero de los Mares, en una animación en YouTube



Lima (Peru.com).- En el marco de la campaña "Construyendo Nuestros Valores", una animación que resume la gesta heroica de Miguel Grau Seminario fue difundida a través de YouTube.
Se trata de un trabajo hecho por Paco Gavidia, que resulta muy atractiva e interesante para no olvidar al héroe peruano, quien dio la vida en el monitor Huáscar durante la Guerra del Pacífico.
"Grau nos enseñó el amor a la patria. Por su generosidad al salvar a los soldados enemigos, nuestro compatriota peruano se ganó el apelativo de Caballero de los Mares. Un gran ejemplo", se lee en la sumilla del video.

Fuente: Periodismoenlinea.com

Vóley: Mundial de Japón 2010 – Perú vs Corea del Sur (en vivo y en directo)

Hora del partido:
8:30 pm

OPCIÓN 1

OPCIÓN 2 (BUENA SEÑAL!)


(entra al link y ve el partido)


Correa ratifica en Chile validez de tratados marítimos con Perú

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ratificó hoy la validez de los tratados que su país, Perú y Chile suscribieron en 1952 y 1954 acerca de los límites marítimos y reiteró también la importancia que tiene para Quito mantener óptimas relaciones con sus "vecinos y amigos".

Ecuador "tiene una cartografía marítima basada en los tratados de 1952 y 1954, pero cuida las relaciones con países amigos y vecinos", dijo el mandatario en la austral ciudad chilena de Punta Arenas, donde aún espera una posibilidad de viajar a la Antártida junto a su homólogo chileno, Sebastián Piñera.

Ambos tenían previsto viajar al Continente Blanco a primera hora del sábado, pero lo impidió el mal tiempo, aunque como dijo Piñera, se espera una eventual "ventana meteorológica" que permita cumplir el viaje durante este sábado.

Piñera y Correa encabezaron hoy en Punta Arenas la firma de una Declaración de Intenciones sobre actividades logísticas y científicas en la Antártica, acto que originalmente estaba previsto que se concretara en el territorio antártico.

Tras la ceremonia, Correa fue preguntado por la posición de Ecuador frente al litigio que Perú entabló en el Tribunal Internacional de La Haya, en busca de que se modifiquen a su favor sus límites marítimos con Chile, con el argumento de que nunca han sido fijados antes.

Chile sostiene que los límites sí fueron fijados en los tratados de 1952 y 1954, suscritos también por Ecuador y que Lima, en su demanda, consideró sólo acuerdos pesqueros.

La visita de Correa a Chile se concreta a pocos días de que Perú entregue al tribunal de La Haya su réplica a la "contramemoria" presentada por Chile a su demanda.

"Obviamente seguimos (la situación) con interés. Nos sentimos involucrados, porque es tratado trilateral, pero hay que ver también las partes positivas", dijo el presidente ecuatoriano, que valoró que el litigio se lleve en instancias jurídicas.

"Hace pocos años, una situación como esta en Latinoamérica habría podido provocar conflicto, es un paso adelante (la vía jurídica); hay que ser optimistas que los conflictos se procesen adecuadamente y que se llegue a una feliz solución", añadió.

Por su parte, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, señaló que su país tiene una ruta definida para tratar el tema, cuyas prioridades principales son mantener las relaciones con Chile y Perú en los mejores términos y mantener "los principios y criterios que hemos mantenido durante décadas respecto de los tratados de 1952 y 1954.

Patiño conformó además que Ecuador oficializará en Naciones Unidas una cartografía publicada el pasado agosto basada en esos tratados tripartitos, aunque advirtió que el momento de hacerlo lo definirán "el presidente (Rafael) Correa y el gobierno nacional".

El canciller chileno, Alfredo Moreno, consideró en tanto que la carta náutica ecuatoriana "tiene un tremendo valor de clarificación", pero subrayó que "hacia adelante tienen que dar los pasos que estimen convenientes en la forma que estimen conveniente. Es un tema que corresponde a Ecuador, remarcó.

El documento suscrito hoy por ambos Gobiernos en Punta Arenas refleja la voluntad de Chile y Ecuador por negociar un "Convenio Específico sobre Actividades Logísticas y Científicas en la Antártica", que complemente y profundice el "Convenio de Cooperación Antártica" suscrito en 2004.

Entre las áreas a negociar en ese futuro acuerdo, están el intercambio de investigadores en las respectivas bases, el estudio de energías alternativas e impartir cursos de formación en materias antárticas, informaron fuentes oficiales chilenas.

Chile ha apoyado a Ecuador desde sus primeras campañas antárticas, en los años 90 y tiene interés en entregar valor agregado a la cooperación bilateral, actualmente centrada en el ámbito logístico, desarrollando proyectos científicos conjuntos que signifiquen proyección antártica, precisaron.

Los mandatarios tenían previsto visitar, en la isla Rey Jorge, de las Shetland del Sur, la base chilena "Eduardo Frei Montalva" y en la isla Greenwich, del mismo archipiélago, la estación científica ecuatoriana "Pedro Vicente Maldonado".

Piñera, optimista, lucía el gorro de piel utilizado en 1948 por Gabriel González Videla, el primer presidente chileno que visitó la Antártida. "Me lo facilitó su nieto", dijo el actual mandatario chileno. EFE

La Haya: Réplica a contramemoria chilena se presenta este martes

El canciller de la República José Antonio García Belaunde informó que este martes 9 de noviembre el Perú presentará ante la Corte Internacional de Justicia la Haya la réplica a la contramemoria chilena que refuta uno por uno cada argumento chileno.


El Perú interpuso la demanda ante la usurpación chilena de más de 40 mil kilómetros de mar peruano. Como se sabe, ese país intenta convertir en tratados de límites unos simples convenios de pesca.

García Belaunde indicó que el trabajo realizado por parte del Perú demuestra que el Derecho, la historia, la geografía e, incluso los documentos cartográficos dan la razón a la causa peruana.

Subrayó que la memoria es impecable, incluso en opinión de gente ajena que no participó en su elaboración, pero que sí la ha leído, como son los miembros de la Comisión Consultiva Especial.

“Lo importante es que la réplica a la contramemoria chilena que refuta uno por uno los argumentos chilenos, lo demás es accesorio”, dijo al ser preguntado por la estrategia chilena de buscar un acercamiento con el Ecuador, la cual, acotó, no tiene mucho que ver con lo que van a hacer los jueces de La Haya.

Perú se sitúa entre los primeros cinco mayores exportadores de América Latina


Lima, nov. 06 (ANDINA). El Perú se situó entre los primeros cinco mayores exportadores de América Latina en el 2009 y se ubicó en el puesto 42 a nivel mundial, según un ranking elaborado por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Los países que precedieron al Perú en América Latina en ventas al exterior, según el reporte Estadísticas Comerciales elaborado por la OMC, fueron México, Brasil, Chile y Argentina.

Las exportaciones peruanas sumaron 26,470 millones de dólares el 2009, y el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo estimó que las exportaciones peruanas totales crecerían hasta en 15 por ciento este año, sumando más de 30,000 millones de dólares al cierre del 2010, lideradas por los envíos de productos tradicionales y agrícolas.

El pasado mes de setiembre, Perú exportó por 3,228 millones de dólares , 29.7 por ciento

más en relación al monto obtenido en similar mes del año pasado, lo que representó un nuevo récord histórico.

Según el ranking de la OMC, México es el que mejor posición tiene a nivel mundial entre los países de la región, como uno de los mayores exportadores del mundo, al situarse en el puesto décimo, seguido de Brasil que está posicionado en el lugar 18, Chile en el 27, Argentina en el 28 y Perú en el 42.

México regreso al top ten de los líderes exportadores a nivel mundial, pese a que ese año sus ventas hacia el exterior tuvieron un fuerte desplome, a consecuencia, igualmente, de la recesión global que impactó a su principal socio comercial Estados Unidos.

De esta manera, México se ubicó por debajo de la Unión Europea, China, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Canadá, Rusia y Singapur.

La “independiente” Mercedes Aráoz



por Herbert Mujica Rojas


No sé si la señora Mercedes Aráoz será de izquierda o de derecha, categorías, manoseadas hasta el hartazgo en nuestra adocenada política criolla. También estoy huérfano del conocimiento si el mohín de usar los términos de manera oprobiosa (“barrunto” en lugar de barrio), le granjeará simpatías electorales. La pregunta de fondo, al margen de su simpatía, carisma u oportunismo, es el cuestion.


ciertamente que la señora Aráoz mantiene un desprecio notable por la historia, más de una vez, frente a la difícil vecindad que mantiene la nación con Chile, ella ha propugnado el olvido de los hechos de 1879 en nombre de una supuesta modernidad. ¡Como si los pueblos pudieran edificar su horizonte sobre la nada o encima de la garrulería ignara de que son dueñas algunas lenguaraces. ¿Concíbese al Perú sin el pasado imperial y geopolíticamente rector del imperio de los Incas? ¿no hay acaso desde el temprano 1836 que repitióse aciagamente en 1879, motivos para pensar que la fractura nacional psicológica estacionó allí y en esos sucesos, una marca a sangre y fuego?

También sé que la señora Aráoz manifestó que peligraba el TLC con Gringolandia si se tocaba su sacrosanta redacción olvidadiza de muchos intereses nacionales. Aunque hoy pretenda liberarse de lo que le corresponde en el doloroso tema de Bagua, sus testimonios la sindican como fabricante de un chantaje subliminal empujando la ortodoxia del gobierno peruano como ocurrió meses atrás. ¿Ha visto usted, alguna vez a un burócrata admitir con humildad, sus culpas y crímenes? ¿Por causa de qué habría de ser ésta, una excepción?

Perú ha tomado conocimiento que un puñado de fraudulentos nacidos de un “congreso” a mano alzada, ha ungido a Mercedes Aráoz como su “candidata presidencial” y adicionan el apellido de “independiente”. El club de compadres, en connivencia con los miedos de comunicación, los “hacedores” de opinión y las gavillas que viven perennemente del Estado y de sus diferentes gobiernos, ha perpetrado un genuino caballazo* para, ¡miseria humana!, conseguir unas cuantas curules. La angurria trocó en política de Estado y usan a la señora Aráoz de proa para sus hambres pirañescos.

No ignoro que Mercedes Aráoz es una tecnócrata fiel al modelo de exportación primaria, de propinas mineras y de estabilidad jurídica que apalea trabajadores pero se lleva el dinero que estos generan por montones, a sitios y lugares de ultramar. Desde el titularato de Economía, doña Mercedes, fue una disciplinada e inflexible cancerbera de la pulquérrima gestión económica de un gobierno feraz en la producción de los TLC. ¿Alguien ha escuchado que la Aráoz haya protestado o dicho siquiera un ¡ay! sobre los importadores de cereales que pagan al Canadá por productos de primera (dentro de ese TLC) y reciben migajas de tercera? ¿Sospecharía usted de cualquier actitud cuestionadora o protestante de doña Mercedes con cualquiera de los países que tienen con Perú la cabecera de playa llamada TLC? ¡Bah!

¿Cuál es la independencia de Mercedes Aráoz? ¿es libre de la influencia voluntarista, estruendosa, electoralista, del presidente Alan García? ¿Que no sabe Aráoz que aquél practica la tesis del limón exprimido y tira las cáscaras de sus “amigos” una vez que no los necesita?

¿Es independiente doña Mercedes de su ciencia tecnocrática que considera al ser humano un guarismo en la monstruosa máquina de producción que abastece las faltriqueras de las multinacionales que cambian de dueños como de camisa? Ella se siente —y es— parte de ese mundo frío que escruta contabilidades y que asigna comisiones de trabajo para evitar cualquier cambio salvo el azul maravilloso que enriquece no al pueblo del Perú sino a los amos lejanísimos que premian muy bien a sus alfiles urbi et orbi.

¿Qué sabe doña Mercedes Aráoz del Apra, de su fundador, Haya de la Torre, de la epopeya en que decenios de hombres y mujeres transitaron por el oscuro túnel de encierro, destierro y entierro, vivando a su movimiento y peleando por la democracia del Perú? ¿Creerá aquella que los gorilas politicantes que la han ungido como su “candidata” la aprecian o estiman? No parece tonta y sí, en cambio, inteligente. Entonces ¿debemos suponer que le da crédito al mentiroso genético más eximio ambiente por estas tierras?

Ni ideológica o doctrinariamente, doña Mercedes Aráoz es independiente o libre. Pertenece al sistema que ella asume como el más correcto, el mismo que proclama ¡azúcar caro y cholo barato! Nunca se le ocurriría gritar que la patria se defiende y no se vende, por su ubicación en el espectro político que la tiene como parte fundamental de cualquier gobierno de opresión claudicante y anémica defensa de la soberanía espiritual o histórica de la patria.

El mundo globalizado tiene a sus cipayos y servidores. Importa poco el método que empleen para perpetuar el injusto escalafón en que minorías microscópicas, anticholas y mediocres, deciden el destino del resto de los 28 millones de peruanos. A ese cónclave de goznes, sí pertenece, por decisión propia y formación, la señora Mercedes Aráoz. Como vemos, la tan cacareada independencia es tan genuina como las promesas que hacen no pocos delincuentes que viven de la cosa pública.

¿Sabrá, por último, cual es la fina línea que diferencia a un cómplice de un tonto útil?

¡Tomar a lo serio cosas del Perú! pregonaba la voz acerada de don Manuel González Prada.

Lea www.voltairenet.org/es
hcmujica.blogspot.com
Skype: hmujica

*caballazo: peruanismo por imposición brutal.

La Procesión de la Bandera.- Episodio histórico del cautiverio de Tacna

Por: Federico Barreto

Tacna y Arica –lo mismo que Alsacia y Lorena– han sido teatro durante su largo cautiverio de episodios interesantísimos que han hecho proverbial en todas partes el patriotismo inextinguible de los hijos de aquellas provincias. Desgraciadamente, en el Perú no ha habido un escritor que —a semejanza de Alfonso Daudet en Francia— haya eternizado esos sucesos en el libro, para ejemplo de las generaciones venideras y también para honra y gloria del país.

Procesión de la Bandera, 28 de julio de 1901

Yo, que he nacido en Tacna y que he pasado allí mi niñez y parte de mi juventud, he sido testigo presencial de esos episodios que recuerdo siempre con orgullo. Un compañero de labores periodísticas me pide que narre alguna de estas anécdotas, y accedo a la demanda, a sabiendas de que mi relato no producirá en el ánimo de las personas que lo lean la honda impresión que sacudió mi espíritu cuando vi desarrollarse ante mis ojos la inesperada y conmovedora escena que voy a referir.

Ocurrió el caso en 1901. Era por entonces Intendente accidental de Tacna el general don Salvador Vergara, hombre impresionable y receloso que, durante su breve administración mantuvo siempre sobre las armas, lista para cualquier evento, a la guarnición militar que se hallaba a sus órdenes, como si esperara que un enemigo invisible atacara la plaza de un momento a otro.

Una institución tacneña muy antigua y muy prestigiosa, la Sociedad de Auxilios Mutuos “El Porvenir”, quiso un día hacer bendecir en la iglesia parroquial un magnífico estandarte de seda, bordado con oro; pero, como en aquellos días habían prohibido las autoridades chilenas exhibir banderas peruanas en la ciudad, fue menester enviar una comisión de socios a la intendencia a recabar el permiso correspondiente. La negativa del general Vergara fue rotunda.

—No quiero banderas en las calles— dijo—. Provocan manifestaciones patrióticas, y esas manifestaciones dan origen a contramanifestaciones que ponen en peligro el orden público.

Y no hubo medio de hacerle variar la resolución.

Días después, ya en vísperas del 28 de julio, la Sociedad “El Porvenir”, que deseaba celebrar de alguna manera el Día de la Patria, volvió a solicitar el permiso deseado, y el Intendente volvió a denegarlo.

—Lleven el estandarte a la iglesia en una caja— dijo— y en la misma forma vuelvan con él al local de la Sociedad. Así nos ahorraremos un conflicto.

Insistió la comisión, alegando que en Tacna todas las colectividades extranjeras, incluso la china enarbolaban su bandera cuando les placía y que no era justo que, sólo los peruanos, que estaban en suelo propio, se viesen privados de esta libertad.

Una idea extraña, sabe Dios de qué alcances posteriores, debió cruzar en ese momento por el cerebro del general Vergara, pues, cambiando repentinamente de tono, dijo:

—Tienen ustedes el permiso que solicitan; pero con la condición de que me garanticen, bajo responsabilidad personal, que al conducir la bandera por las calles, el pueblo peruano no hará manifestación alguna de carácter patriótico. Exijo, desde luego, de un modo concreto, que no haya aclamaciones, ni vivas, ni el más leve grito que signifique, ni remotamente, una provocación para el elemento chileno.

Los miembros de la comisión se miraron un tanto desconcertados, estimando, sin duda, demasiado aventurado el compromiso que se les imponía; pero, resueltos a todo, lo aceptaron, poniendo así, en grave riesgo su responsabilidad.

—Está bien, señor intendente— dijo uno de ellos hablando por todos—. No se oirá un solo grito en las calles durante la procesión del estandarte.

Al día siguiente los diarios peruanos, a la vez que daban a conocer al público el grave compromiso contraído por la comisión, recomendaban eficazmente a los hijos del lugar que el día de la fiesta honraran con su actitud la palabra empeñada al mandatario de la provincia.

Los aprestos para la gran ceremonia, que debía realizarse una semana después, en el Día de la Patria, comenzaron desde luego con toda actividad en medio de la más intensa expectación pública.

La institución encargada de organizar el programa —conocedora del carácter altivo y rebelde de la gente de Tacna— abrigaba el íntimo temor de que la fiesta acabara en tragedia. Un viva al Perú, contestado con un viva a Chile, podía convertir las calles de la ciudad en un campo de batalla. En medio de esta incertidumbre, llegó, por fin el 28 de julio.

En las primeras horas de la mañana, más de ochocientos miembros de la Sociedad “El Porvenir” condujeron a la iglesia de San Ramón —la principal de Tacna— el estandarte que había de bendecirse. Esta traslación se realizó, intencionalmente, por calles poco concurridas, a fin de evitar, en lo posible, que la hermosa bandera fuese conocida por el vecindario antes de la ceremonia.

Comenzó ésta a las diez con el concurso de casi la totalidad de la población peruana.

Las tres naves del templo estaban materialmente repletas de gente. Afuera, en el atrio y en las calles adyacentes, una multitud incontable aguardaba, impaciente el fin de la fiesta religiosa para escoltar la bandera del cautiverio.

En el altar mayor oficiaba, auxiliado por dos diáconos, el cura vicario de la parroquia, doctor Alejandro Manrique –antecesor del célebre cura Andía– que poco después sacrificó su vida en servicio de la Patria.

Bendíjose el estandarte; cantóse un Tedéum solemne, y en seguida el vicario subió al púlpito y habló a la enorme concurrencia, exhortándola a mantener siempre latente en el alma el amor a Dios y a la Patria; a soportar con entereza las amarguras del cautiverio y a confiar sin desmayo en las reparaciones justicieras del porvenir.

Esta oración, intitulada “La Cruz y la Bandera”, conmovió intensamente al auditorio.

Terminada la ceremonia, la concurrencia comenzó a abandonar el templo y a engrosar el inmenso gentío que se agitaba, imponente, en los alrededores.

Al último, cuando ya no quedaba nadie en el interior de la iglesia, apareció en la puerta, sostenida en alto, hermosa y resplandeciente como nunca, la bandera blanca y roja del Perú…

Y entonces, en aquel instante solemne, ocurrió allí, en la calle llena de sol y apretada de hombres, mujeres y niños, de toda condición social, algo inesperado y grandioso; algo que no olvidaré nunca; algo que me hizo experimentar una de las emociones más hondas de mi vida.

Apareció el estandarte en la puerta del templo, y las diez mil personas congregadas en el atrio y en las calles inmediatas se agitaron un momento y luego, sin previo acuerdo, como impulsadas por una sola e irresistible voluntad, cayeron, a la vez, de rodillas extendiendo los brazos hacia la enseña bendita de la Patria.

No se oyó una exclamación, ni una sola exclamación, ni el grito más insignificante, Sellados todos los labios por un compromiso de honor, permanecieron mudos. Y en medio de aquel silencio extraño y enorme que infundía asombro y causaba admiración, la bandera, levantada muy arriba, muy arriba, avanzó lentamente por en medio de aquel océano de cabezas descubiertas.

Y pasó la bandera y detrás de ella, como enorme escolta, avanzó el pueblo entero, y aquella procesión sin músicas ni aclamaciones —siempre en silencio, siempre majestuosa— recorrió, imponiendo respeto, y casi miedo, los jirones más céntricos de la ciudad cautiva.

En una bocacalle, un antiguo soldado del Campo de la Alianza, un hombre del pueblo invalidado por un casco de metralla, se abrió paso, como pudo, por entre la compacta muchedumbre, y aproximándose al estandarte, besó con unción religiosa los flecos de oro de la enseña gloriosa. Y un enjambre de niños imitó luego al viejo soldado. Y ante aquel espectáculo, a la vez sencillo y sublime, hube de apretar los ojos para contener las lágrimas.

Al paso del cortejo —en el cual el gentío parecía transfigurado por el dolor y el patriotismo— los transeúntes se descubrían pálidos de emoción, y hasta los oficiales y soldados chilenos, visiblemente impresionados, levantaban maquinalmente la mano a la altura de sus gorras prusianas en actitud de hacer el saludo militar.

Hace largos años que presencié este episodio. En el tiempo trascurrido hasta ahora, sucesos de toda índole han impresionado fuertemente mi espíritu; pero ninguno —lo repito— ha dejado huella más honda que éste en mi corazón.

Ahora, al evocarlo después de tanto tiempo, pasan por mi memoria otras cien anécdotas patrióticas ocurridas en nuestras provincias irredentas, y mi ánimo se conforta y crece mi confianza en la salvación de esos pueblos, dignos mil veces de un gran porvenir, y siento orgullo, grande y legítimo orgullo de haber nacido en Tacna.

Nota: La histórica Bandera de la Procesión se encuentra actualmente en Lima, en poder del Dr. Artidoro Espejo, ex presidente de la Sociedad Tacneña “El Porvenir”.

Fuente: Revista Variedades, Edición del Centenario de la Independencia, Año XVII, No. 700, Lima, Perú, 30 de julio de 1921.
Visite:http://cavb.blogspot.com/

Costa Rica y Nicaragua en disputa fronteriza

Una noticia poco difundida en el Perú es la queja ante la OEA del gobierno de Costa Rica contra el de Nicaragua, por trabajos de dragado que ejecutan los nicaragüenses en el delta del río San Juan, en dirección al mar Caribe, que forma parte de la frontera entre los dos países.


Costa Rica denuncia que al realizar el dragado los nicaragüenses se están apoderando de una extensión de territorio denominada “isla Calero”. La diplomacia del gobierno de Nicaragua responde afirmando, en primer lugar, que este caso debe tratarse en forma bilateral y no en la OEA, que no tiene facultades para definir asuntos de límites1; además —sostienen los nicaragüenses— si Costa Rica desea llevar el caso de manera no bilateral, queda para ambos países recurrir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Problemas e historia
Costa Rica presenta su reclamo porque el dragado nicaragüense —que hace variar el nivel de las aguas que van a Costa Rica— afecta el turismo y la pesca. Considerando que Costa Rica es un país que no tiene fuerza armada, parecería que los nicaragüenses, que han enviado un destacamento militar a la zona de trabajo, están imponiéndose por la fuerza2.

Costa Rica no acusa a su vecino del norte de desviar las aguas del río San Juan, lo que sí sería un asunto delicado; pero sucede que, sin desviar el curso del río, al limpiar y profundizar su cauce ya pasa menos agua al lado costarricense de la frontera, lo que para los costarricenses tiene un resultado semejante al de un desvío de aguas.

Por qué sucede
La frontera entre Costa Rica y Nicaragua ya fue fijada en el siglo XIX mediante los laudos arbitrales —aceptados por ambos países— de Cleveland y Alexander, que de manera muy detallada definen la línea fronteriza. Nunca hubo discrepancias, pero sí descuido de ambos países. Sucede que por falta de mantenimiento y limpieza, el cauce de los ríos fronterizos se ha llenado de arena y desechos y en partes ha perdido su navegabilidad. Además, en algunos lugares las aguas discurren por sitios que hoy no son los mismos que cuando se emitieron los mencionados laudos. Estas variaciones naturales favorecieron a Costa Rica, que se ha beneficiado años de la situación.

Como curiosidad histórica y política, debe mencionarse que la persona nombrada por el gobierno de Managua como responsable de los trabajos de dragado es el comandante guerrillero Edén Pastora, que entre 1977 y 1979 dejó su actividad de pescador de tiburones del lago Nicaragua para sumarse a la insurrección del pueblo nicaragüense contra la dictadura de Anastasio Somoza. Pues sucede que ahora, por la falta de dragado, ya no llegan a dicho lago ni tiburones ni peces sierra ni otras especies que migraban del mar Caribe al agua dulce del lago.

Lecciones
Nada de lo que está pasando entre los dos países centroamericanos sucedería si oportunamente se hubiera procedido al amojonamiento de la línea fronteriza, proceso que deja en el terreno o en el agua3 marcas físicas (hitos) incontrovertibles. En este punto es en el que discrepan los gobiernos de Nicaragua y Costa Rica; el primero reiteradamente exige al segundo proceder a la colocación de dichas marcas, algo en lo que los costarricenses caminan con pies de plomo. ¿Por qué?

La respuesta es que un proceso de marcación física debe hacerse a partir de documentos o instrumentos jurídicos aceptados por ambas partes —en este caso los laudos Cleveland y Alexander—, pero Costa Rica sabe que eso no le conviene; lo que quisiera (pero no se atreve a decirlo públicamente) es que las marcas se pongan siguiendo las variaciones naturales del río que se han producido en beneficio de Costa Rica a partir de la época en que se expidieron los mencionados laudos.

El gobierno sandinista de Nicaragua, respaldado en este caso por todos los partidos políticos, se mantiene firme en su decisión de seguir dragando el río, para facilitar la navegabilidad, lo que fomentará el turismo y permitirá que los peces del mar puedan llegar al lago Nicaragua (hoy dichos animales más entran a Costa Rica). Es irónico que Costa Rica se oponga al dragado del río San Juan, puesto que en 2009 la CIJ emitió un dictamen que establece que el río San Juan pertenece a Nicaragua, pero al mismo tiempo reconoce a Costa Rica el derecho de navegar. Si para poder navegar se necesita un río que fluya bien, que esté con su cauce profundizado, ¿por qué los costarricenses se oponen al dragado que les facilita la navegación?
_____________________

1 Es cierto. El caso que enfrenta a Chile y al Perú se está ventilando en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, no en la OEA.

2 La presencia de los soldados tiene el propósito de proteger a los trabajadoresdel dragado porque en la zona hay actividad de traficantes de drogas.

3 Mediante adecuados trabajos de ingeniería, hoy muy fáciles de hacer.