domingo, 10 de octubre de 2010

Un colegio militar le cambió la vida, pero gracias a la disciplina militar de su trabajo alcanzó el Nobel


Vargas Llosa revela la clave de su obra y su amor al Perú que lo hizo triunfador

NÉSTOR A. SCAMARONE M.

Me decía un taxista: “Mire señor, me siento como si hubiéramos ganado el mundial de fútbol”. Y es que desde el peruano más humilde al más encumbrado todos expresan un sentimiento indescriptible de alegría y orgullo de ser peruano, sobre todo en estos tiempos en que el Perú está alcanzando espacios de desarrollo muy destacados dentro del contexto mundial.
Los peruanos estamos descubriendo nuestros propios valores, esto se reafirma en toda su dimensión cuando el propio Mario Vargas Llosa desde el instituto Cervantes, en Nueva York, donde se encontró con la prensa del mundo, declaró: “Yo le puedo agradecer a mi país ser un escritor. El Perú me ha dado las experiencias básicas de todo lo que he escrito. Yo soy peruano. Lo que hago y digo expresa el país en que nací, el país en que viví las experiencias fundamentales que marcan a un ser humano: la infancia y la juventud, de tal manera que el Perú soy yo”.
Por otra parte, recordó que la escritura seguirá con él: “No voy a dejar de escribir. Es mi manera de vivir, lo que organiza mi vida, me da sustento y es también una forma de goce y de placer que me ha dado la literatura. Es el reconocimiento a una de las lenguas más importantes en el mundo de hoy, uno de los grandes vehículos de la comunicación, de la creación cultural, literaria, artística”. El comité que entrega el galardón dijo en un comunicado que Vargas Llosa recibió el premio “por su cartografía de estructuras de poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, sublevación y derrota”. A este respecto agregó el escritor: “Creo que es un premio literario y espero que me lo hayan dado por mi obra más que por mis opiniones políticas. Ahora si mis opiniones políticas en defensa de la democracia, en defensa de la libertad, en contra de las dictaduras, han sido tomadas en cuenta, pues en buena hora”.

En el Perú la reacción a la noticia fue casi inmediata y el presidente Alan García catalogó el premio como un “acto de justicia” a sus 50 años de trabajo. “El mundo reconoce la inteligencia y la voluntad libertaria y democrática de Vargas Llosa y es un acto de justicia enorme que en verdad esperábamos desde nuestra juventud”, afirmó. Vargas Llosa fue protagonista de una de las rivalidades más famosas en el mundo literario. En 1976 golpeó en público a su amigo y colega colombiano Gabriel García Márquez. Dejaron de hablarse y el motivo de la pelea fue un misterio durante décadas. Un fotógrafo que tomó una foto al colombiano -con el ojo negro- escribió sobre el incidente en el 2007 y sugirió que estaba relacionado con la esposa de Vargas Llosa. Tenía 14 años cuando entró al colegio que le cambiaría la vida. Su padre lo metió a la fuerza al internado del colegio militar Leoncio Prado de Lima (donde nos forjamos muchísimos peruanos, como el suscrito). Quería que la disciplina marcial terminara para siempre con las aspiraciones literarias de Mario Vargas Llosa. Craso error. Ahí su hijo leería a Alejandro Dumas y Víctor Hugo, iniciaría una carrera literaria y, más importante, conocería “el verdadero Perú”.

Fue tan fuerte el paso por ese colegio que, 12 años después, Vargas Llosa usaría la experiencia para escribir “La ciudad y los perros”, la novela que lo situó en el mapa de la literatura hispanoamericana e impulsó, además, el boom latinoamericano. Probablemente fue bajo la disciplina militar que el escritor peruano forjó el temple que lo llevó a ganar el Premio Nobel de Literatura. El escritor peruano fue uno de los protagonistas del llamado “boom latinoamericano” de la literatura junto con grandes figuras, como García Márquez, el argentino Julio Cortázar o los mexicanos Carlos Fuentes y Juan Rulfo. No podemos olvidar que por la década de 1950 el entonces futuro autor de “La casa verde”, “Conversación en la catedral” o “La fiesta del chivo” era izquierdista. Quienes lo conocen de entonces dicen que más que marxista era un liberal radical, en el sentido revolucionario y progresista de esos años. Lo cierto es que incluso fue miembro de una célula clandestina del Partido Comunista y admiró y defendió la revolución cubana como prácticamente toda la intelectualidad latinoamericana de esas épocas. La ruptura se produjo en la década de 1970. En medio del despegue del “boom”, dejó atrás “todo lo que significa dogma y exclusivismo ideológico”. Criticó y sigue criticando a Cuba y Chávez, consideró al socialismo enemigo de la libertad y abrió su mente a ideas liberales de derecha. Los amigos se alejaron y de la época data el derechazo a la mandíbula que lo enemistó por siempre con el colombiano Gabriel García Márquez, quien lo antecedió en 28 años en el Nobel. Si bien el escritor ha recibido todos los premios literarios de habla hispana y otros, este premio distingue en Mario Vargas Llosa a un escritor poseído por una rara forma de vocación, un artista disciplinado y tenaz que desde muy joven despertó el asombro de sus colegas por la entrega apasionada y absoluta con la que se volcó a la tarea de escribir. Ya lo había señalado su primer editor internacional Carlos Barral, en un texto de 1967: “Yo creo que (Vargas Llosa) es un escritor determinado por una forma de vocación poco común en nuestro tiempo”. Carlos Fuentes, más irónico, lo llamaba “el cadete” y para el escritor chileno Jorge Edwards, quien lo conoció en 1962 en París, era un “forzado de la literatura”, “el hijo predilecto de Flaubert”, el novelista francés que desde mediados del siglo XIX simboliza al creador metódico que nada le debe a la inspiración de las musas. Gustave Flaubert ha sido desde siempre el escritor favorito de Vargas Llosa, su modelo y maestro. A él le dedicó un ensayo devoto (La orgía perpetua, 1975) y a él retornaba en los momentos de desazón creativa. En 1962, con el dinero ganado con sus primeros libros, compró una edición en 13 tomos de la correspondencia del autor francés, que desde entonces juzga” el mejor amigo para una vocación literaria que se inicia, el ejemplo más provechoso con que puede contar un escritor joven en el destino que ha elegido”.

Afirma que leer en las cartas de Flaubert el tortuoso alumbramiento de clásicos como Madame Bovary (1857), “ese proceso en el que la constancia y la convicción juegan un papel tan importantes”, puede ser “un magnífico aliciente para un escritor, un antídoto poderoso contra el desaliento”. Entre sus novelas destacan: “El desafío” (1957), “Los jefes” (1959), “La ciudad y los perros” (1962), “La casa verde” (1966), que le valió el premio Rómulo Gallegos; “Los cachorros” (1967), “Conversación en La Catedral” (1969), “Pan taleón y las visitadoras” (1973), “La tía Julia y el escribidor” (1977), “La guerra del fin del mundo” (1981), “La señorita de Tacna” (Teatro, 1981), “Kathie y el hipopótamo” (Teatro, 1983), “Historia de Mayta” (1984), “¿Quién mató a Palomino Molero?” y “Lituma en los Andes” (1993), que le valió el Premio Planeta, “La fiesta del Chivo” (2000), “Travesuras de la niña mala” (2006) y “El sueño del celta” (a publicarse en noviembre). En el rubro de ensayos, tenemos: “García Márquez: historia de un deicidio” (1971), “La orgía perpetua: Flaubert y Madame Bovary” (1975), “Entre Sartre y Camus” (1981), “La utopía arcaica”, sobre José María Arguedas (1996), “Cartas a un joven novelista” (1997) y “El lenguaje de la pasión” (2001), entre otros. La obra de Vargas Llosa en todos los campos del ser humano no ha terminado, incluso creemos que seguirá creciendo indefinidamente. Muy bien “peruano Mario”, el Perú te lo agradecerá por siempre.

Vóley: Final de la Copa Unique – Perú vs República Dominicana (en vivo y en directo)


Lourdes: FS presiona para que eventual triunfo del PPC sea considerado fraude

Afirma que no permitirá ninguna hipótesis maliciosa contra el PPC
La lideresa del PPC-Unidad Nacional, Lourdes Flores, indicó que se está creando “una suerte de condicionamiento” como una forma de presión en torno al proceso de resolución de actas que definirán si ella es la próxima alcaldesa de Lima o su contendora, Susana Villarán.
“No me parece correcto que se esté ejerciendo una presión. O sea, que se considere fraude si por alguna razón terminamos teniendo razón. Eso no es correcto, ni justo, ni limpio”, dijo.
Flores Nano indicó que la elección ha entrado en una etapa donde hay mucho por discutirse. En tal sentido, señaló, después de sostener reuniones celebratorias con los candidatos del PPC que ganaron en sus respectivos distritos, que no se puede presumir con antelación que exista fraude si, “tras el análisis de cada acta”, el PPC resulta favorecido. Asimismo, dijo que no permitirá “ni siquiera como una hipótesis maliciosa” que se presuma o piense que su partido, el PPC, se “vaya a prestar a algo que no sea la limpieza y corrección en un proceso”. La aspirante edil restó credibilidad a los análisis estadísticos que proyectan el triunfo de Fuerza Social en las municipales ya que, según señaló, hay distritos en Lima donde su candidatura obtuvo un apoyo importante. “De modo que salvar unos votos o unas actas, porque así corresponde legalmente, puede darnos una diferencia muy importante. Este es un mundo bastante más complicado, dejemos que las autoridades den su palabra”, concluyó. “La verdad yo misma a estas alturas no me atrevo a hacer un pronóstico, creo que hay posibilidades que pueda hacernos el resultado favorable, creo que hay posibilidades que el resultado pueda sernos adverso, lo que el Jurado (Nacional de Elecciones) decida, yo lo acataré sin duda alguna”, indicó.

Mientras, señaló, su equipo de personeros trabaja en la revisión de las actas impugnadas por la ONPE, y espera que el proceso de revisión de las referidas actas no sea un proceso eterno, pero que se conozca la verdad. “No adelantamos nada, no decimos nada, que se cuenten los votos con todo rigor, que se analicen las observaciones en los Jurados (Electorales Especiales) y que salga la verdad, la que corresponde con toda tranquilidad dentro de la mayor velocidad que corresponde”, dijo.

Elecciones del 2011 De otro lado, anunció que el PPC ya comienza a preparar su cronograma de trabajo con miras a las elecciones presidenciales y parlamentarias del próximo año. Sostuvo que mientras espera en forma “serena” y “objetiva” los resultados finales de los comicios municipales de Lima, su partido ya prepara una agenda proyectada a los comicios del próximo año. “Que no le quepa duda a nadie, en las próximas elecciones, el PPC será una fuerza vigente, activa y muy importante, para trabajar por el destino del país”, señaló en declaraciones a RPP.

Perú cuenta con mayor cartera de microcréditos en América Latina y el Caribe, según BID

El Perú cuenta con la mayor cartera de microcréditos, dirigidos a las micro y pequeñas empresas (mypes), entre los países de América Latina y el Caribe al sumar un total de 3,217 millones 881,231 dólares, informó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Según el informe "Microfinanzas en América Latina y el Caribe: El sector en cifras", elaborado por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del BID, el crédito promedio de microfinanzas en el Perú asciende a 1,724 dólares.

En materia de cartera de microcréditos, el Perú es seguido de lejos por Ecuador con 1,704 millones 75,216 dólares y Colombia con 1,393 millones 56,370 dólares.

El informe del Fomin, que reúne información al 2009, señala que existen más de 700 instituciones de microfinanzas que operan en América Latina y el Caribe, las cuales dieron préstamos a 10.5 millones de clientes con un total de 12,300 millones de dólares.

“Esto refleja un significativo crecimiento en el sector, considerando que en el año 2001, el número estimado de clientes de microcrédito no llegaba a los dos millones y su cartera apenas superaba los 1,000 millones de dólares”, agregó.

Por otro lado, México y Perú tienen el mayor número de clientes para las microfinanzas, con 2.3 millones y 1.9 millones de clientes respectivamente.

El documento precisa que en el Perú existen un millón 866,098 clientes de microfinanzas, los cuales recibieron sus créditos de un total de 59 instituciones especializadas.

La mayor cantidad de instituciones de microfinanzas están en Brasil con un total de 158 pero su número de clientes apenas llega a 995,835 personas y su cartera de créditos es de 745 millones 285,427 dólares.

El Fomin indicó que los países andinos de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú tienen el 60 por ciento de la cartera de microcrédito en la región y cerca del 50 por ciento de los clientes.

“A pesar del crecimiento sostenido del sector de microfinanzas en América Latina y el Caribe, el nivel de penetración es muy desigual”, comentó.

Detalló que países como Nicaragua, Bolivia, El Salvador y Ecuador presentan niveles estimados de penetración mayores al 30 por ciento, mientras que países como Venezuela, Argentina, Uruguay y Brasil, presentan niveles inferiores al cinco por ciento.

En el caso del Perú, el nivel de penetración de las microfinanzas está en 28.8 por ciento, cifra que supera a países como México (22.6 por ciento) Guatemala (19.2 por ciento), Costa Rica (17.7 por ciento), Colombia (16 por ciento) y Chile (15.4 por ciento).

Titicaca: Descubren gigantescos geoglifos que compiten con las líneas de Nazca



Las líneas de Nazca dejarían de ser el único atractivo turístico sudamericano para visitar desde el aire tras el descubrimiento, por parte de la investigadora italiana Amelia Carolina Sparavigna, de una asombrosa red de geoglifos en la zona del Titicaca.


La doctora Sparavigna, investigadora del Departamento de Física del Politécnico de Turín, Italia, explica que localizó a través de imágenes satelitales de Google Earth formas de aves diseñadas en una red de andenes, que fueron muros pétreos incaicos de contención construidos en las pendientes con fines agrícolas y un estudiado sistema de drenaje.

El área en cuestión es de unas 120 mil hectáreas. "En realidad, algunas de las formas de terreno cercanas al lago Titicaca son notabilísimas, tienen un claro significado simbólico y se las puede considerar geoglifos", explicó la investigadora a Con Nuestro Perú

Se trata de "un maravilloso ejemplo de forma de terreno resultado de una red verdaderamente gigantesca de terraplenes: esta red cubre un total de 120 000 hectáreas de terreno cercano al lago Titicaca, lo que emerge como fruto de un esfuerzo agrícola casi inimaginable de las antiguas poblaciones de los Andes", indica.

Imágenes satelitales
Ver imagen 1
Ver imagen 2, ave
Ver imagen 3
Ver imagen 4
Ver imagen 5, colibrí



"Los restos de campos prehistóricos de cultivo elevados proporcionan, entonces, indicios de impresionantes capacidades de ingeniería de los pueblos que vivieron allí en tiempos prehispánicos", señaló la Dra Sparavigna a Con Nuestro Perú.

Dra. Amelia Carolina Sparavigna


La estudiosa explicó que se encontraba analizando zonas de elevación de terrenos en el Titicaca, pero se dio con una gran red de trabajos realizados en la tierra cerca del lago que constituyen un esfuerzo agrícola casi inimaginable para mejorar las condiciones del suelo.

Se puede apreciar pendientes de colinas cruzadas con paredes de terrazas y superficies cubiertas de trabajo en el terreno. "¡Algunas de las formas son geoglifos!", exclamó la doctora Sparavigna y agrega que representan animales cuyos ojos son estanques. Por su inmenso tamaño, la mejor forma de graficarlos es a través de imágenes satelitales.

La doctora Sparavigna indica que estos antiguos geoglifos están sujetos a un proceso natural de erosión, pero es preocupante para su conservación la acción de los modernos métodos de agricultura.

Estando estos geoglifos ubicados en zonas peruanas y bolivianas, sería necesario un esfuerzo binacional para preservar este notabilísimo legado prehispánico.

¿Cómo pudieron los antiguos peruanos realizar estos diseños, visibles sólo desde el aire?

Ver el artículo completo en español y en inglés.

Miguel Grau: sigamos su ejemplo

Gran Almirante Grau, un ejemplo de vida por seguir


Por Alfredo Palacios Dongo


Con ocasión de celebrarse el 8 de octubre el 131.° aniversario del Glorioso Combate Naval de Angamos, los peruanos debemos reflexionar sobre el profundo legado que nos ha dejado el gran Almirante Miguel Grau en todos los campos de la vida humana. En la Escuela Naval existe un fragmento óseo de la pierna derecha de nuestro héroe depositada dentro de un cenotafio que se encuentra bajo la permanente custodia de los cadetes; encima de este se erige una grandiosa efigie del Gran Almirante y en el frontispicio de la cripta la leyenda “Cadetes Navales seguid su ejemplo”, la que es aplicable también a todos los peruanos.


Miguel Grau nos ha legado un conjunto de valores que debemos imitar. Fue un hombre trabajador, honesto, respetuoso y solidario que amaba al Perú. La vigencia de su trayectoria y el reflejo de su vida dan consistencia y coherencia a sus acciones. Poseedor de firmes convicciones éticas que como expresión natural resaltan el valor, destreza y humildad. En su vida política fue un demócrata a carta cabal; en el golpe de Estado de los hermanos Gutiérrez luchó en favor del orden constitucional. Asimismo, como diputado de la República tuvo una foja pública digna e impecable, resaltando su honestidad y lealtad con sus principios.

Como Comandante General de la Marina en mayo de 1877 presentó al gobierno la “Memoria de Marina”, en la que expone la mala situación operativa de nuestros buques, solicitando la adquisición de nuevos unidades y armamento para repotenciar la escuadra. Sin embargo, en sesión del Congreso del 11 de setiembre de dicho año, la cámara de diputados tomó conocimiento del documento y lo archivó. Un año y medio después, el 5 de abril de 1879, Chile nos declaró la guerra.

A través de la eterna vida de su muerte en defensa de la Patria, su noción y actitud frente al deber se basó en una ética esencial que no constituyó el cumplimiento de una obligación, sino la realización de una exigencia de su propio espíritu. Nos dejó un profundo ejemplo de heroísmo cuando a pesar que tenía que enfrentarse a una escuadra chilena de ocho acorazados, con profunda convicción de entrega para con su Patria, nos transmitiera un profundo mensaje: “Os puedo asegurar que si el Huáscar no regresa victorioso, yo tampoco he de regresar”.

Todos los peruanos deberíamos inspirarnos en el ejemplo de vida del Gran Almirante Miguel Grau, el “Peruano del Milenio”, en sus valores, su sacrificio y su amor a la Patria, pero especialmente los actores políticos que guían los destinos de nuestra Nación, deberían predicar con sus actos siguiendo los valores que nos legara nuestro máximo héroe nacional. Expreso, 08.10.2010