viernes, 8 de octubre de 2010

Miguel Grau Seminario enseñó al mundo que la Patria se defiende con la propia vida

MIGUEL GRAU

El máximo héroe de la Marina de Guerra del Perú, nació en Piura el 27 de julio de 1834, fruto del matrimonio conformado por don Manuel Grau y Berrío y de la dama Luisa Seminario del Castillo. Los primeros años de su infancia transcurrieron en el puerto de Paita, quedando cautivado desde muy pequeño con la grandeza del mar, tanto así que con sólo nueve años de edad tuvo su primera experiencia navegando a bordo de un bergantín, el “Tescua”, pero la travesía no culmina a causa de un naufragio.

Era marzo de 1843. Retorna a Paita, siempre con su pertinaz obsesión de seguir viajando. Hay otra oportunidad para hacerlo, y de nuevo invoca a su padre para que le diera permiso, al ver la insistencia y arrojo del hijo accede; y, cuando ha cumplido diez años, emprende su segundo viaje a bordo de la goleta “Florita”, y pronto a latitudes distintas y lejanas.

Con estos viajes inaugurales, Grau inicia su carrera en el mar, iniciándose como grumete. Pasarían diez años, durante los cuales cubre su niñez y adolescencia, tiempo en que navega en diez barcos de distinta bandera, en los cuales acumula valiosas experiencias que más tarde serían base fundamental para su vida profesional.

El 18 de agosto de 1853, postula al servicio naval, tenía tan sólo 19 años de edad y ya había navegado más de 102 mil millas náuticas, distancia equivalente a 4.7 veces la circunferencia de la tierra, según estudios realizados por la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú.

Su primer embarque lo realizó a bordo del vapor “Rímac”, luego en el pailebote “Vigilante”, por pocos días en el “Izcuchaca” y en 1856 fue transferido al vapor “Apurímac”. En la vida civil, Grau inicia una segunda etapa de su carrera mercante y más tarde, en 1863 se reincorpora a la Armada Nacional y es ascendido a Teniente Segundo. Tres meses después, asciende a Teniente Primero.

Y, luego como Capitán de Corbeta es enviado a Europa y de allí viene comandando la famosa corbeta Unión, a cuyo mando le corresponde participar en el combate de Abtao (7 de febrero de 1866) contra la Escuadra española, como corolario de los incidentes surgidos con la Madre Patria. Se retira por segunda vez de la Armada, obteniendo el mando del buque mercante “Puno”, de la compañía inglesa.

A fines de 1867, el Capitán de Fragata Miguel Grau regresa al servicio como Comandante del Huáscar y podemos decir que, con cortos intervalos, identifica su carrera naval con la del inmortal monitor cuyo mando tuvo cerca de nueve años. Teniendo ya el rango de Capitán de Navío fue nombrado como Comandante General de la Escuadra, Comandante General de la Marina y, es elegido Diputado por la Provincia de Paita.

La personalidad de Grau queda destacada en todo momento, presentándose sin mancha ni tacha alguna ante el veredicto de la Historia y su memoria es una fuente inagotable de elevación, de grandes pensamientos y valores. También se le considera como ejemplo sin igual en el hogar que comparte con Doña Dolores Cavero y Núñez.

El 5 de abril de 1879, Chile nos declara la guerra, viéndose envueltos el Perú y Bolivia aliados en una contienda que ensombreció los cielos de América. La única Escuadra de los aliados era la peruana, aventajada por la chilena en número de barcos, en poder naval y en modernidad de elementos.

Ante esta situación, el Capitán de Navío Miguel Grau obtuvo el nombramiento de Comandante General de la Primera División Naval, formada por el blindado Independencia y el monitor Huáscar: Grau izó su insignia en éste último, por el cariño que le tenía.

Hasta octubre de 1879 sucede un intenso período bélico en el mar, el cual atrae la admiración de las gentes y presenta a Grau, ante la conciencia universal, como uno de los marinos más valientes y más intrépidos de la época.

Desde el 21 de mayo de 1879, fecha del triunfo del Combate de Iquique, el Huáscar quedó solo, como el único buque de guerra capaz de enfrentar al enemigo, pues, en dicho encuentro mientras hundía con su espolón a la Esmeralda, se perdió la Independencia. Pese a tal desgracia y reducida nuestra Escuadra a un blindado, bombardea las fortificaciones de las costas chilenas, apresa buques adversarios, se bate con limpia hidalguía ante poderosas unidades.

Sus correrías impiden que el territorio peruano sea invadido, porque Grau, protegía al Perú haciendo, en forma admirable, el papel de toda una Escuadra la cual realiza el milagro de la guerra naval del Pacífico. Para vencer a este débil pero titánico monitor, fue recurso del adversario reunir todo su poderío naval a fin de darle caza constante.

Como tenía que ocurrir, ante tanta audacia en aguas enemigas, y ante preparativos y el clamor público de su país, la escuadra adversaria se concentra en Punta Angamos, el 8 de octubre de 1879, avanzando sus poderosos barcos desde distintas direcciones. La distancia se acorta y ocho poderosos navíos cierran un cerco de muerte alrededor del hasta entonces, invulnerable monitor.

Miguel Grau y sus oficiales estaban en sus puestos, listos a fin de consumar el holocausto ante el altar de la Patria. El Almirante Grau mientras dirigía el combate desde su torre de mando, fue entonces que las poderosas andanadas del enemigo sembraron la muerte y la destrucción sobre la cubierta del Huáscar, rindiendo su vida el Héroe con su cuerpo destrozado y volado en pedazos. El mando del monitor fue tomado por orden jerárquico y uno a uno cayeron derribados por el fuego enemigo.

Para los peruanos, Miguel Grau siempre será el Caballero de los Mares, el egregio marino más de América y El Peruano del Milenio.

Poder Naval para garantizar la Soberanía Nacional


Nuestro país tiene una privilegiada geografía que ha permitido la vinculación del hombre peruano con el océano Pacífico, la cuenca Amazónica y el lago navegable más alto del mundo: el gigantesco Titicaca
. Por estas importantes vías de comunicación navegan embarcaciones de diferentes banderas realizando un intercambio comercial y cultura de vital importancia para el desarrollo del país.

En consecuencia, corresponde a la Marina de Guerra del Perú garantizar la seguridad en estas áreas de importancia estratégica, para lo cual cuenta con un Poder Naval constituido por sus fuerzas operativas sobre la base de dos pilares fundamentales: el primero es la Comandancia General de Operaciones del Pacífico, que tiene a su cargo la Fuerza de Superficie, la Fuerza de Submarinos, la Fuerza de Aviación Naval, la Fuerza de Infantería de Marina y la Fuerza de Operaciones Especiales.

El segundo pilar es la Comandancia General de Operaciones de la Amazonía, que tiene a su cargo la División de Cañoneras, el Batallón de Infantería de Selva Nro. 1 y el Destacamento Aeronaval.

Fuerza de Superficie

Símbolo del Poder Naval desde los aurorales años de la Independencia del Perú y cuya cumbre más alta en su vasta trayectoria la alcanzó en la Campaña del Pacífico, en combates memorables como los de Iquique y Angamos. La Fuerza de Superficie surgió el 17 de marzo de 1821 cuando se captura el pailebote “Sacramento”, nave española en la que flamea por primera vez el Pabellón Nacional.

La Fuerza de Superficie, está conformada por unidades de combate de diverso tonelaje y capacidad, así como unidades de superficie de apoyo logístico. Esta flota, resguarda permanentemente los intereses marítimos y estratégicos en nuestro mar.

En los últimos años la Fuerza de Superficie se ha potenciado al incorporar cuatro nuevas unidades y modernizar las ya existentes. Las Fragatas BAP Aguirre (FM 55) y BAP Palacios (FM 56), incorporadas a la Marina de Guerra del Perú, en el año 2005. Igualmente, las Fragatas BAP Bolognesi (FM 57) y el BAP Quiñones (FM 58) se incorporaron en el 2006 y 2007 respectivamente.

Fuerza de Submarinos

Igualmente, nuestra Fuerza de Submarinos, la más antigua de América nos permite liderar el desarrollo operativo regional y contribuir activamente a la formación de profesionales de excelencia, tanto nacionales, como de marinas amigas. La Fuerza de Submarinos, creada el 19 de agosto de 1911, es la más antigua y poderosa de América Latina y al contar con submarinos de excelentes características operativas, constituyen la base de nuestra capacidad y tradición submarinista. El próximo año, conmemorará el primer Centenario de su creación.

Fuerza de Aviación Naval

Una vasta trayectoria profesional califica a la Fuerza de Aviación Naval, que ha cumplido 90 años y hoy, está inmersa en la realización de un plan de amplia modernización. Nuestra Aviación Naval, posee aeronaves y personal calificado, siempre alertas para cumplir permanentes misiones de inteligencia, vigilancia, reconocimiento marítimo, así como transporte y apoyo logístico, y se encuentra siempre lista para actuar en las áreas de su competencia en el marco operativo que demandaría las acciones navales modernas.

Es importante referir, que el 4 de junio de este año, provenientes de Holanda, arribaron a la Fuerza de Aviación Naval dos Fokker F-60, los mismos que fueron incorporados al Escuadrón Aeronaval Nro. 11. La adquisición de ambas unidades, está enmarcada en el plan del Núcleo Básico de Defensa para reforzar la capacidad de exploración marítima en beneficio de la Marina de Guerra del Perú y, por ende, del Estado peruano.

Fuerza de Infantería de Marina

En el encuentro tierra-mar, nuestra Infantería de Marina, está conceptualizada con unidades de despliegue rápido, compuesta con personal altamente capacitado, entrenado y equipado para cumplir roles multipropósito, en todo tipo de terreno, la experiencia de participación en la restitución de la seguridad interna del país ha generado también personal con experiencia de combate que hacen de ellos profesionales eficazmente preparados para el cumplimiento de la misión.

Fuerza de Operaciones Especiales

Otro componente operativo, lo constituye la Fuerza de Operaciones Especiales constituida por profesionales de elite con alta experiencia combativa, entrenados para realizar operaciones eficaces y contundentes en mar, aire y tierra. Su temple se resume en una frase: el hombre es el arma.

En el Oriente, es preponderante la acción de la Comandancia General de Operaciones de la Amazonía en su condición de órgano de línea operativo.

Cuenta para su misión con la flotilla de Unidades Fluviales, el Batallón de Infantería de Selva N° 1, el Grupo de Operaciones Especiales Nor Oriente y el Escuadrón Aeronaval de la Amazonía que velan por los intereses fluviales y estratégicos, en la amplitud de esta región.

El Combate de Angamos y la independencia energética

Gloria eterna para don Miguel Grau


Por Jorge Manco Zaconetti (Investigador UNMSM y Consultor)


"Sin Grau en la Punta de Angamos, sin Bolognesi en el Morro de Arica ¿Tendríamos derecho de llamarnos nación?..." Manuel Gonzáles Prada
Cuando estamos en víspera de cada 8 de Octubre me invade un sentimiento de frustración por un lado, al constatar que la clase política desde el presidente Alan García, sus ministros, congresistas y empresarios no han aprendido las lecciones de la historia; y de esperanza de otro lado, pues la inmolación de don Miguel Grau Seminario, de oficiales y marinería en el Combate de Angamos constituye un ejemplo, un paradigma por seguir en la forja de la peruanidad. Esta es una tarea pendiente, inconclusa todavía, donde las fuerzas armadas tienen un rol fundamental.

El ilustre historiador tacneño Jorge Basadre escribía que la historia del Perú Republicano está caracterizada por la tensión de las fuerzas sociales centrífugas, con mutilaciones, autonomías y separatismos regionales muchas veces alentadas por países vecinos, y por fuerzas centrípetas que fortalecen la hegemonía del estado central, con gobiernos autoritarios que agudizan el centralismo limeño ahogando las provincias.

En este juego de tensiones centrífugas y centrípetas las fuerzas armadas y policiales del Perú garantizan la unidad y la seguridad no solo territorial, sino el crecimiento económico de nuestro país. En tal sentido, un país tan rico en recursos naturales mineros, hidrocarburos, agua, como el Perú requiere de asegurar las fuentes de acumulación, de creación de riqueza, del comercio exterior, las fronteras. Para ello las fuerzas armadas debieran tener el presupuesto necesario para dotarlas de un carácter disuasivo pero también para enfrentar los nuevos fenómenos como el terrorismo internacional, el narcotráfico, la violencia urbana y la inseguridad ciudadana. Ello supone remuneraciones dignas tanto del personal activo como de retiro acorde a la responsabilidad, riesgo, y sacrificio.

Por tanto, para que la historia no se repita resulta ilustrativo revisar el cuaderno de Bitácora o el "Diario a Bordo" de don Miguel Grau Seminario donde son reiterados los reclamos por el abastecimiento, la logística, la falta de pago al personal, la carencia de una suficiente preparación en los artilleros por la ausencia de prácticas de tiro, la improvisación, las continuas deserciones etc.

Sin embargo, nuestro ilustre marino en ningún momento puso en duda el cumplimiento del deber, a pesar de la pérdida de la fragata "Independencia" la mejor nave de la flota nacional en el combate de Iquique. Por el contrario, la tragedia fortaleció su vocación en el cumplimiento de las tareas encomendadas, asestando los mayores golpes de sorpresa a los puertos y marina chilena, por más de seis meses.

Así, en el amanecer del 8 de Octubre 1879 frente a la Punta de Angamos se inició el combate que significó la captura del monitor Huáscar, que durante seis meses puso en jaque a la flota enemiga, pasando a la eternidad de la gloria su comandante Miguel Grau, sus oficiales y marinos. Sin embargo, debiera llamar la atención algunas cuestiones, pues hoy al igual que ayer, se debe destacar la importancia de la tecnología y del abastecimiento energético seguro y oportuno para tener una Marina de Guerra moderna y de carácter disuasivo, poderosa, que resguarde la soberanía en el Mar Territorial.

En principio, se debe reconocer que desde el punto de vista tecnológico la misma concepción del monitor como buque de guerra era ya obsoleta en 1879. Es más, el Huáscar construido en los astilleros ingleses en 1864, que poseía un peso de 1,100 toneladas, con una potencia de 300 caballos de fuerza y una armadura de cuatro pulgadas, fue concebido como un modelo de prueba en la Guerra Civil Norteamericana. Es decir, era inferior en calidad, movilidad y potencia a las fragatas blindadas y a los acorazados chilenos como el "Blanco Encalada" y "Cochrane" que se caracterizaron por su mayor peso superior a las 3,650 toneladas con un blindaje de 9 pulgadas y dos hélices que le permitían una superior maniobrabilidad marinera, por no mencionar a los otros buques que participaron.

Por ello, que nuestro liberal y globalizado antimilitarismo no repita los errores históricos del llamado “civilismo” de don Manuel Pardo que a inicios de esa década sabiendo que nuestro vecino empobrecido y endeudado había mandado a construir en los astilleros ingleses ambos acorazados, se ufanaba de tener los mejores blindados en una supuesta alianza con Bolivia y Argentina. ¡Nunca se debe olvidar que los estados no tienen amigos sino intereses!

LA ENERGÍA MUEVE AL MUNDO

La importancia de la energía lo demuestra la lectura del citado cuaderno de bitácora cuando escribe nuestro héroe el 15 de junio "A los capitanes de puerto de Arica y Pisagua" que "Es de la mayor importancia que el carbón con que se provea a los buques sea de la mejor calidad, so pena de no alcanzar con él la presión suficiente para el andar que se necesita en las expediciones". Nuestro héroe hacia referencia a la necesidad de contar con el carbón del país de Gales y/o Cardiff, "que tiene la cualidad de hacer poco humo" y que le permitía desarrollar la máxima velocidad posible de 12 millas por hora. Lamentablemente en la mañana del 8 de Octubre, el Huáscar no contaba con dicho combustible y no pudo evadir el cerco de las naves enemigas.

En el mismo sentido el 27 de junio respecto el pedido al Comandante General de las Baterías y Director de Marina sobre diversos artículos navales que se necesitaban. Así, escribía: “En el cargo de la máquina se ha hecho un gran consumo de aceite; a más del empleado funcionando la máquina se gastan diariamente hasta cinco galones en la limpieza de calderos y demás trabajos de la máquina. Todo el kerosene que existía a bordo en los distintos cargos, se empleó durante el último viaje como combustible para remediar en parte la pésima calidad del carbón embarcado en Pisagua; así dicho artículo tiene que reponerse”.

Si bien la superioridad de la flota chilena era tan abrumadora y la dependencia energética tan fuerte, que Miguel Grau sabía de antemano que su última salida era una cita con la muerte. La importancia de la energía lo demuestra la lectura del citado cuaderno de bitácora cuando escribe el 1 de agosto al Comandante General de las Baterías y Director de Marina: “No puedo dejar de manifestar a US., la conveniencia del uso de carbón de Cardiff de buena calidad y del que haga poco humo, para las expediciones que generalmente desempeña este buque; pues el que últimamente ha venido consumiendo lo produce tan denso, que hace al buque muy visible en determinadas circunstancias”.

Igualmente, eran continuas sus demandas por contar con las balas aceradas "Pallicer" fabricadas en los Estados Unidos, pues eran las únicas que podrían perforar el grueso blindaje de los acorazados chilenos, en razón que las balas disparadas por los cañones de 300 libras del Huáscar rebotaban sin hacer el menor daño. Así, lo ponía de manifiesto el 1 de setiembre, cuando promovido al grado de Contralmirante, condecorado con inútiles medallas y premiado con joyas, le confesaba a su paisano y amigo Lizardo Montero "Todo esto está muy bien; pero ¿Cuándo llegan las granadas Pallicer para mi buque?”.

Siempre ha sido crónica la debilidad fiscal del Estado para atender las demandas civiles y militares. Es más, la Guerra del Guano y Salitre ilustra la falencia fiscal. Así, con fecha del 11 de setiembre, es decir a menos de un mes de su inmolación, dirigía al Comandante General de las Baterías y Director de Marina el siguiente pedido: “Tengo el honor de elevar a US. Un pedido… Por los documentos adjuntos vendrá US. En conocimiento de que la guarnición del buque de mi mando, (el Huáscar), se le adeuda alcances y socorros correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto del presente año, y de que los individuos que la componen se encuentran faltos de algunas prendas de vestuario. Con este motivo, tengo el honor de dirigirme a US. A fin de que se digne recabar la orden respectiva para el abono de lo que se les adeuda, así como para que se les provea de dichas prendas”.

Por último, en comunicación del 18 de setiembre escribía al Comandante General de Marina “Careciendo de las municiones necesarias para los rifles, ametralladoras y revólveres del monitor de mi mando, tengo el honor de adjuntar a US. un pedido por dichos proyectiles(……) Sírvase tomar en consideración la necesidad del pedido, y recabar la orden respectiva para su entrega, suplicándole se digne remitirlas a este puerto en primera oportunidad”.

EPILOGO

Se debe aprender las lecciones de la historia para no repetir los errores del pasado. De allí que solamente unas fuerzas armadas y policiales sólidas, solventes, disuasivas podrán asegurar el crecimiento económico en los próximos años. Por ello, no se debieran perder de vista los grandes objetivos estratégicos del Perú en el siglo XXI y el nuevo papel de las Fuerzas Armadas.

Al resultado del diferendo marítimo con Chile que depende de la Corte Internacional de La Haya, se debiera sumar la creciente importancia en la vida económica del mundo del Océano Pacífico, las megatendencias de la economía mundial, los nuevos países industrializados del Asia, el gas natural y su exportación, y por una cuestión elemental, la mayor proporción de nuestro comercio exterior es realizado por vía marítima. Es más, en las próximas dos décadas estaremos produciendo tanto cobre como Chile que necesitará incrementar sus reservas que no posee para mantener su liderazgo mundial cuprífero.

Por ello, necesitamos de una poderosa, moderna, eficiente Marina de Guerra y Mercante. Este sería el mejor tributo y homenaje a don Miguel Grau y a nuestros héroes navales. Pues como señala el sentido común, "es mejor tener un seguro, que necesitarlo y no tenerlo".

Por ello, para nuestros liberales criollos en el ejercicio de sus modelos económicos y en la teoría económica de la elección resulte razonable eliminar “el efecto espejo” en las pensiones de las fuerzas armadas y policiales, con el argumento que no existen recursos presupuestales suficientes. Sin embargo, una genuina reforma tributaria, donde el Estado participe equitativamente en la renta minera, petrolera, pesquera, cementera y en la abusiva rentabilidad financiera nos demostraría que existen los recursos económicos suficientes para incrementos decorosos en las remuneraciones no solamente de los miembros activos y en retiro de las fuerzas armadas sino también a maestros, médicos, enfermeras, y empleados públicos.

Visítenos en nuestra página web: www.mancozaconetti.com y en nuestros blogs: http://kuraka.blogspot.com y http://bitacorajmz.blogspot.com

El mensaje del almirante Miguel Grau Seminario


Dr. Luis Alberto Vílchez Lara


La Nación, en el mundo con una antigüedad superior a 14 mil años de presencia en nuestro Planeta como resultado de la unión de los pueblos por vínculos de sangre, idioma, religión, folklore y apego al suelo, al crear al Estado le otorgó a éste tres atributos sobre el territorio como son: el dominio, la soberanía y jurisdicción como Autoridad Suprema en la unidad o hecho geográfico que corresponde a una Republica, igualmente le encomendó cuatro tareas fundamentales siendo la primera la de procurar los medios que permiten alimentar al pueblo, en segundo término el relativo a la educación (cultura) así como la promoción y estimulación de las fuentes de trabajo para finalmente hacerlo responsable de la integridad territorial y seguridad de la Nación. Más para el logro de lo anteriormente citado era y es necesario el nacimiento y estimulación de las instituciones representativas del gobierno en el ejercicio del poder igualmente la consolidación de las tareas y obligaciones correspondientes al Interés Nacional, la Consolidación y Alcances de los Objetivos de la República, siendo necesario para ello la generación y desarrollo de una verdadera clase política dirigente gobernante, que para el caso del Perú, todavía a 189 años de vida política independiente hasta ahora no se consolida, por dicha causa la democracia conocida como el mejor sistema político vigente para los pueblos en el Perú es una mera formalidad, mas no una realidad en los hechos por la ausencia de la institucionalidad.

Concluida la información introductoria debemos ocuparnos brevemente del Conflicto del Pacifico Sur Oriental de 1879 que tuvo sus antecedentes en la década de los años 30 del citado siglo cuando Chile, combatió e hizo fracasar la Confederación Perú Boliviana siguiendo los designios de Diego Portales, que diseño el futuro del país vecino recurriendo a tres objetivos nacionales que fueron consolidados en el tiempo, estos fueron la lucha contra la Confederación citada anteriormente, Chile primera potencia en el Pacifico Sur Oriental y el expansionismo hacia el Norte y hacia el Sur.

Mientras que Chile consolidó su clase política gobernante, en el Perú todavía es una meta por alcanzar, de allí las grandes diferencias, también debemos acordarnos que en 1873 tanto el Perú como Bolivia firmaron un Tratado de Defensa que Chile le dio una configuración de amenaza o agresión contra la supervivencia de dicho Estado (Argentina también fue invitada a firmarlo pero no lo hizo) después se lamentaría porque también sus vecinos trasandinos le cercenaron al País del Plata parte de la Patagonia, a Bolivia 128 mil Km2 y al Perú 64 mil Km2 ocupando nuestro territorio por cerca de cuatro años despojándonos de nuestro patrimonio que sería largo enumerar como siempre el Perú en 1879 como en el 2010 no estaba preparado para la Defensa Nacional siendo por lo tanto una guerra o agresión los sucesos acaecidos por la tenencia del salitre y otros recursos naturales que han hecho la grandeza de nuestro vecino como el cobre boliviano-peruano.

Producida la declaratoria de guerra por razón de tiempo nos ocuparemos del rol de Miguel Grau y el Huáscar, nave construida en Inglaterra sin mantenimiento al momento del conflicto, sin embargo tuvo en el almirante Miguel Grau, al hombre que se iba a inmortalizar al frente del monitor durante más de 6 meses donde su sola presencia en aguas chilenas producía pánico e impedía el desembarco y la ocupación del Perú, también es bueno reconocer que Inglaterra durante diez años armó a nuestro vecino así como habilito oficiales y elementos de tropa de alto nivel que condujeron a nuestros vecinos al triunfo, dejando para la posteridad la resistencia del Mariscal Andrés Avelino Cáceres, en la campaña de la Breña. Igualmente estrategas ingleses (inteligencia naval-diplomática), asesores de Chile se dedicaron a perseguir al Huáscar, destinando seis blindados en su búsqueda y captura hecho que ocurrió el 8 de Octubre de 1880 en Angamos.

Critican que el Gobierno muestre indiferencia ante muerte de militares

El presidente de la asociación Héroes por la Pacificación, que agrupa a los militares y policías que quedaron discapacitados en acción de armas, mayor EP (r) Raúl Díaz Marín, cuestionó que ningún representante del Gobierno haya recibido el féretro que contenía el cuerpo del joven capitán EP Illich Montesinos (31), quien cayó abatido en un enfrentamiento con terroristas en Junín.
El ataúd que contenía sus restos llegó el miércoles de Jaén a la sede de Aviación del Ejército, en Lima, y fue recibido por sus familiares, compañeros de trabajo y altos mandos militares, pero ni el ministro de Defensa, Jaime Thorne, ni algún representante del Ejecutivo se hizo presente.
En el lugar se realizó una misa y posteriormente el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Cuartel General del Ejército, en San Borja, para ser velado. Hasta dicho lugar llegó Díaz Marín junto con otros oficiales en retiro. A su salida demandó al Gobierno no ser indolente ante los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional que diariamente arriesgan su vida por mantener la seguridad del país. “Hemos estado hasta cerca del mediodía (del jueves) y tampoco se ha hecho presente ninguna autoridad del Gobierno o algún representante.

Eso es el colmo, porque se observa el desinterés del Ejecutivo hacia quienes diariamente arriesgan sus vidas. Expresamos nuestro absoluto rechazo a esta muestra de indolencia”, aseveró. Indicó que “el presidente Alan García debió hacerse presente, el ministro de Defensa debió ir a recibir el féretro, pero lamentablemente a ninguno les ha interesado hacerlo.

Esta indiferencia es solo una réplica de lo que vivimos todos los militares y policías. Arriesgamos nuestras vidas, algunos mueren y otros perdemos parte de ellas al quedar discapacitados y en vez de recibir el reconocimiento que merecemos somos olvidados, relegados”. Por ello espera que no solo se apruebe un incremento salarial y pensionario, sino también se respeten los derechos adquiridos. “¿Cómo le dirían a la familia de este capitán que no van a tener una pensión renovable? Que vaya el ministro y se lo diga para que vea qué es lo que le responden. Ojalá que se produzca el aumento, pero respetando los derechos adquiridos”, concluyó.

Vea el partido de voley por la Copa Unique entre Perú vs República Domincana (en vivo y en directo)


Vea el partido amistoso entre Peru vs Costa Rica (en vivo y en directo)