lunes, 4 de octubre de 2010

Eventual triunfo de Villarán NO será de la izquierda

En caso de confirmarse las proyecciones oficiales y de las encuestadoras que la sitúan como la próxima alcaldesa de Lima, Susana Villarán no podrá gobernar Lima si no se aparta del comunismo extremista que ingresaría al Concejo Metropolitano, al cual no le debe nada porque los ciudadanos que votaron por ella no lo hicieron porque sea izquierdista.

Así lo manifestó el congresista Carlos Bruce, en el sentido de que no se puede asumir que el 38% de votos válidos obtenidos correspondan a limeños que simpatizan con el marxismo o el socialismo, sino a electores que se han sentido identificados con su persona. Dijo que, si bien el resultado final será ajustado, un eventual gobierno de Fuerza Social debería definir sus acciones.

“Tengo entendido que fue una alianza estratégica con Patria Roja por si no le aceptaban la inscripción, y por eso ellos iban en la lista de regidores que ahora ingresará a la Municipalidad, pero ella haría mucho bien en deslindar. No es que Lima haya dicho voy a votar por la izquierda, porque cosechó los votos que iban con Kouri, que no tiene nada que ver con la izquierda”, indicó.

Aliados se dispersarán

Bruce destacó que, en caso de que Villarán se aparte de los representantes del marxismo, obtendría el apoyo de todos los sectores democráticos, especialmente de Perú Posible, en vista de que es urgente mejorar la administración edil, así como el caos vehicular y la inseguridad ciudadana.

Por su parte, Víctor García Belaunde aseguró que la alta votación de la ex ministra de la Mujer no corresponde a un resurgimiento del izquierdismo en Lima, y que más bien los elementos comunistas que llegarán a la Municipalidad de Lima terminarán fracasando.

“El que prácticamente sea la ganadora, no beneficia necesariamente a la izquierda. Estos sectores políticos siempre han estado unidos en el llano pero cuando suben al poder se dispersan. No es un triunfo con futuro”, comentó.

Asimismo, consideró que Lourdes Flores y el PPC han quedado mal parados frente a una combinación de movimientos dispersos, ya que –más allá de ganar o perder las elecciones en Lima– han tenido todas las facilidades para derrotar a Villarán, más allá de que a ella también la apoyaron sectores empresariales.

Advierten que radicales mueven rumor de fraude para movilizarse

En las últimas horas, allegados de Susana Villarán empezaron a denunciar un eventual fraude electoral si finalmente Lourdes Flores gana oficialmente la Alcaldía de Lima, a fin de tener una justificación para acciones radicales, como tomar las calles y causar disturbios, alertó el congresista Rolando Sousa.

“Después del debate se avizoraba que iba a ser una victoria ajustada, pero ahora salen a decir que se les quiere robar votos porque se están impugnando mesas y presentando tachas. Eso siempre hay en toda elección. Es algo irresponsable, que significa que no saben perder o quieren tener un pretexto para sus acciones de fuerza”, señaló.

El legislador afirmó que la ONPE ha demostrado capacidad e independencia en los últimos procesos, donde incluso ha habido resultados muy apretados, y finalmente ninguno de los partidos o movimientos que perdieron cuestionaron sus cálculos finales.

“En el mitin de la Plaza San Martín han estado gritando ‘el pueblo unido jamás será vencido’, como proclamaban estos señores de la izquierda radical. Entre la gente hemos visto personajes de la izquierda histórica, que nunca ha visto con buenos ojos la inversión privada. Vemos a los internos de Villarán, del ala radical del Sutep conocidos por sus acciones radicales, que ya están preparando el ambiente para generar el caos”, añadió Sousa.

Asimismo, dijo que ha habido diversos factores para que Susana Villarán y Lourdes Flores terminen peleando voto a voto en las urnas y en los cómputos, y que la labor de los personeros es legítima.