miércoles, 22 de septiembre de 2010

Villarán se victimiza por volantes



Representantes de la candidata a la alcaldía de Lima Susana Villarán salieron a victimizar su movimiento por unos volantes donde protestan por luna persunta guerra sucia y llaman "camarada" a Villarán.


“Por una Educación popular sin revanchismo ni exclusiones. Este 3 de octubre apoya a la verdadera izquierda popular y revolucionaria. No a la guerra sucia reaccionaria y fascista. Sí a un nuevo gobierno municipal popular progresista, clasista y antiimperialista”, dice el volante repartido en diversos distritos, que coloca los logotipos del Movimiento Nueva Izquierda, Patria Roja y el Sutep.

Pero, ¿cuál es la novedad, si ese es el lenguaje usual de estos grupos? Al contrario, sí parece ser un volante difundido por los simpatizantes de Villarán, porque no colocan palabras más fuertes todavía, como "lucha de clases", lo cual fue ya criticado. El autor se cuidó de no emplear la cuestionada frasesita.

Por otro lado, no es ninguna novedad que esos movimientos acompañan a Susana Villarán. Y si la llaman camarada, eso es lo normal en la mayor parte de grupos izquierdistas y comunistas, pues entre ellos es común utilizar el apelativo camarada a todo aquel que participa de sus reuniones, inclusive sin ser afiliado a sus grupos.

Por lo demás, "fascista", "reaccionario", "clasista", "antiimperialista", "popular", "progresista", son vocablos que abundan en el discurso de esos grupos.

De modo que resulta ridículo el escándalo armado por el señor Nílver López, quien pretende engañar a todos con el papel de víctimas.

Por otro lado, el hecho de que supriman todas esas palabras, frases y proclamas de un momento a otro, no implica que esos grupos abdiquen de su ideología. Seguirán pensando lo mismo, nadie cambia de ideología de la noche a la mañana, como si se tratara de un vestido. Y para demostración tenemos que el señor Nílver López no ha aceptado que se cambien las alusiones a la "lucha de clases" y frases similares que figuran en los estatutos del Sutep. De modo que ¡a engañar a otros tontos!

Por último, la guerra sucia gigantesca que se advierte es contra Lourdes Flores, no contra Villarán, pues el Canal 2 ya invierte unas 70 horas atacándola, lo cual tiene un valor de muchos millones de soles.